Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Panorama Vetustense

VIGA AZUL: HUMILLACIÓN

Se sabía que el Zaragoza nos  pondría  las cosas muy difíciles, que resultaría muy costoso derrotar al equipo maño. Pero se contaba con que el Oviedo iba a estar a la altura de las circunstancias obligando al conjunto visitante a luchar sin tregua y a no confiarse en ningún momento del partido.  Pero, una vez más, las cosas distaron mucho de transcurrir como esperábamos.

Lo cierto es que, al margen del severo correctivo que supone el resultado, el conjunto maño fue claramente superior al Oviedo, hasta el extremo de que, en todas las líneas, nos superaron, hasta el extremo de que fueron muy peligrosos en sus contrataques, sin perder de vista que se defendieron bien y que, en el centro del campo, ganaron la partida prácticamente desde el principio.

Más allá de un partido que conviene olvidar cuanto antes, sacando el orgullo y la garra para los próximos encuentros, es necesario plantearse que la defensa está fallando no sólo por lo acontecido ayer frente al Zaragoza, sino también por los goles encajados en los partidos anteriores.

Cierto es que se reforzó el equipo, que hay jugadores que, hasta el choque contra el conjunto de la capital aragonesa, mostraron una calidad innegable. Pero ya es el momento de pensar en un equipo con las ideas claras, con sintonía entre sus jugadores, con coordinación entre las líneas.

Cierto es también que, con el resultado en contra, era obligado arriesgar y que, en este caso, la apuesta salió mal, pues al contrataque nos machacaron.

Habrá que pensar que fue un partido aciago, en el que todo salió mal, pero que el Oviedo sabrá reponerse de este mazazo, eso sí, reconociendo sin fisuras que el Zaragoza nos humilló.

Jugadas del Oviedo que terminaron casi siempre en los pies de los rivales, sin elaborar ataques que arrinconasen al contrario, sin mostrar solidez defensiva, sin verse un centro del campo que dirigiese la estrategia carbayona.

Tras el descanso, hubo unos primeros minutos, con la entrada de Folch que parecía que las cosas podían mejorar, pero aquello no fue más que un espejismo, espejismo que rompió en pedazos tras conseguir el Zaragoza su tercer gol.

Más que una cura de humildad, se nos vino encima una humillación en toda regla, y será necesario tomarse muy en serio el correctivo sufrido, para que no se repitan bochornos como los que hemos sufrido en el Carlos Tartiere ante el Zaragoza.

No nos escondamos, no caigamos en excusas fáciles. Hay que aprender  tras este partido, aprender provechosamente.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


septiembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930