Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Panorama Vetustense

VIGA AZUL: REGALOS NAVIDEÑOS

Desde que empezó a rodar el balón, el Oviedo no renunció al partido, presionando al rival en su propio campo y jugando sin complejos ante el líder. Fue un primer tiempo de toma y daca donde los dos equipos tuvieron claras oportunidades de gol. Y, lo más importante de todo, conforme iban transcurriendo los minutos, en defensa no mostrábamos la vulnerabilidad acostumbrada. Pudo haber imprecisiones, pero no se incurría en despistes escandalosos.

Tras el descanso, ocurrió lo esperado. El Granada salió al campo con inequívoca voluntad de ir a por el partido. Hubo acoso y agobio, pero no tardamos en sacudirnos el dominio del rival y el Oviedo puso de manifiesto que no se conformaba con defenderse desesperadamente.

Diegui hizo alarde de un poderío físico importante. Carlos Martínez se mostraba más seguro y resolutivo que en partidos anteriores. Christian Fernández cumplió su misión sin protagonizar acciones que le pudiesen provocar la reacción de un colegiado que, en los partidos que arbitró al Oviedo, no destacó precisamente por su imparcialidad. Por su parte, Alanís, hasta los últimos minutos del encuentro, tuvo destellos de calidad no sólo defendiendo, sino también a la hora de pasar el balón. Fue una verdadera lástima que en el lance que supuso el gol del Granada la defensa estuviese desguarnecida. Y el centro del campo funcionaba, acaso con el factor negativo de que Folch aún no muestra el rendimiento de la temporada anterior.

Por su lado, Bárcenas e Ibra luchaban cuanto podían ante una defensa rival bien situada y con oficio. De hecho, el internacional panameño mandó un balón al palo justo antes de ser sustituido.

¿Qué fue lo que pasó en Los Cármenes? La respuesta es tan sencilla como amarga. Y es que, al final, les hicimos el regalo que supuso el gol. Esta vez, no se trató de una falta de concentración como aconteció en otros muchos partidos de la actual temporada; el busilis estuvo en otra cosa, en dejar desguarnecida la defensa.

Lo cierto es que queda un regusto amargo, en el sentido de que ya son muchos los encuentros en los que se desbarata todo el trabajo del equipo por fallos imperdonables.

Insisto: no se jugó mal, no faltó la lucha, ni siquiera el buen fútbol, que lo hubo a ráfagas, pero nos persiguen esas lagunas que nos cuestan goles y derrotas. Faltan esos reajustes, más que de tácticas, de mentalidad.

En todo caso, hora es de poner manos a la obra.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


diciembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Contenido Patrocinado