Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Panorama Vetustense

SOBRE EL CESE DEL JEFE DE LA POLICÍA LOCAL DE OVIEDO

En modo alguno puede sorprender que el anterior Jefe de la policía local recurriese su cese, considerando que se habían vulnerado sus derechos, no sé si en la forma o en el fondo. Es obvio que para eso están los Tribunales de Justicia. Ahora bien, sin prejuicio de que pueda ser recurrida la sentencia que considera justificado el cese en cuestión, parecen difícilmente discutibles los planteamientos que esgrime el juez.

De entrada, la pérdida de confianza está meridianamente clara. Y, desde luego, hablamos de un cometido en el que no caben al respecto medias tintas. Por tanto, una vez más, la lógica más elemental no colisiona con la legalidad.

Y, más allá de lo que supone esta sentencia, lo cierto es que, entre las muchas cuestiones tan poco edificantes que salieron a la luz a lo largo de la actual Legislatura municipal, el llamado “caso enredadera” no hizo más que sumar bochorno a lo que vino aconteciendo en la política local de Oviedo en los últimos años, en ese Oviedo tan limpio que despertaba tamaña admiración entre los visitantes que nos obsequiaban con su presencia.

A los pufos de “Villa Magdalena” y del Calatrava, se sumaron también el llamado caso de las tarjetas bleau. Y, a tenor de lo que publicó EL COMERCIO, los sindicatos ponen de manifiesto el mal ambiente que impera en la policía local, donde las jerarquías no parecen estar muy claras. Si a todo ello añadimos que, antes del “caso enredadera” hubo un ex jefe de la policía local en prisión, resulta muy fácil imaginar que la atmósfera en el seno de la policía local tiene que estar inevitablemente enrarecida.

O sea, un antiguo jefe que estuvo en prisión, un comisario investigado en el caso del que venimos hablando y un jefe provisional condenado por injurias a una ex trabajadora del  servicio.

Desde luego, no va resultar nada fácil conseguir que reine el sosiego en la policía local. Pero, en todo caso, hay que intentarlo por todos los medios.

Se diría que, tras el cese de José Manuel López, el deterioro interno se vino incrementando. Recomponer la situación requiere algo más que buena voluntad, pero es ineludible.

Y, por otra parte, sería muy conveniente que, más allá de otras muchas consideraciones, la ciudadanía carbayona se preguntase cómo fue posible que se llegase a esta situación, que estalló hace poco, pero que tiene un mayor recorrido en el tiempo.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


febrero 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728