Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Panorama Vetustense

VIGA AZUL: TRISTE DERROTA

Había que contar con que la racha de imbatibilidad terminaría rompiendo Así sucedió en Mallorca. Pero lo triste del caso, más que la derrota en sí misma, fue cómo se produjo. Paradójicamente, jugando con menos defensas y con más efectivos en el centro del campo, fuimos menos ofensivos que nunca a lo largo de este 2019.

Del partido jugado en Mallorca, sólo encuentro dos cosas salvables: la actuación de Nereo Champagne, que evitó una derrota más abultada, así como el control defensivo en el primer tiempo. Todo lo demás, empezando por el dibujo táctico, salió mal. No es que la estrategia fuese mala en sí, sino que no funcionó.

Para empezar, si bien mostró el Oviedo en la primera parte solidez defensiva, hay que decir que no se tiró una sola vez a puesta con peligro en esos primeros 45 minutos. Para seguir, no se puede pasar por alto que fuimos incapaces de hilvanar jugadas de ataque, que muchos pases que se hacían desde el centro del campo fueron a parar a los pies de jugadores rivales.

Desde luego, Omar Ramos no tuvo su día. Y, en cuanto a Toché, se puede decir que apenas le llegaron balones. Tengo para mí que el mayor problema de los delanteros del Oviedo no reside en los atacantes, sino en lo desasistidos que están en la mayor parte de los partidos.

Tampoco se les puede negar a los jugadores su entrega y su lucha, algo que –perdón por la perogrullada- es imprescindible, pero, desde luego, insuficiente.

Por otra parte, si hay algo que se viene poniendo de manifiesto en los últimos partidos, es que Berjón no es la gran baza del equipo para inclinar los resultados a nuestro favor. En Mallorca, por poner el choque más reciente, no fue la solución. No le salieron bien ni los pases, ni las jugadas individuales, ni el único lanzamiento a puerta que hizo. Esa magia para inventar espacios en algunas de sus entregas, que tiene merecidamente acreditada, no la recuperó desde que salió de la lesión. Esperemos que vuelva pronto.

Luego, hay otra carencia que se puso continuamente de manifiesto en la triste derrota sufrida en Mallorca: la nula o escasa capacidad que tenemos desde el centro del campo para iniciar jugadas de ataque, de ese pase lejano en busca de un desmarque ambicioso con peligro de gol. Lo cierto es que se tiende mucho más al pase corto que, como dije antes, se estrelló demasiadas veces en los pies de los rivales que andaban por allí al quite. Triste derrota, no por el resultado en sí mismo, sino, sobre todo, por las carencias que se pusieron de relieve. Triste derrota también porque el partido de Mallorca recordó a aquellos encuentros decisivos que disputamos fuera de casa en la recta final de la temporada anterior, partidos en los que no dimos la talla, y no darla cuando toca invita poco a la esperanza.

No obstante, tampoco podemos incurrir en un pesimismo nada conveniente. Son muchas las opciones que hay para volver a levantar el vuelo. Sólo hace falta que sepamos estar a la altura.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


marzo 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031