Los sucesos de Pozuelo de Alarcón. | RETORCIDA REALIDAD - Blogs elcomercio.es

Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Los sucesos de Pozuelo de Alarcón.

Seguramente, habrán visto que los medios andan destacando la batalla que se montó en Pozuelo de Alarcón. A la postre: un «macrobotellón» organizado en las fiestas patronales acabó con 10 policías heridos y 20 personas detenidas. Entre los desmanes que se produjeron podemos contar: pedradas a los agentes, intento de asalto a una comisaría, dos coches policiales quemados… En fin, a mí el suceso tampoco me escandalizó porque, al final, en esta sociedad, quien siembra vientos en forma de permisividad; acaba recogiendo tempestades. Ahora bien, lo que sí me deja un poco perplejo es que, todos los medios de comunicación en su análisis, resaltaron una y otra vez que Pozuelo era un municipio rico. Esto es, que no se trataba de ningún barrio marginal ni nada de eso, sino el municipio con más renta per cápita de España. Algunos, incluso, con cierta ironía lo denominaron la «Pijoborroka».

Pues bien, no se por qué desde la opinión pública acaba mostrándose incredulidad de que esto suceda en un barrio, digamos, bien. O dicho de otra forma: si llega a ser en uno marginal la noticia tendría cierta lógica y en éste no. Miren ustedes. Si algo así pasa en un barrio, llamémoslo, de clase baja; la policía les habría dado la del pulpo a los alborotadores. Vamos, que no se hubiesen dejado arrinconar como sucedió en Pozuelo. Recuerden que en la «Banlieue» de París, los graves altercados sucedieron por la muerte de un joven a manos de la policía. En cambio, aquí, al día siguiente, las familias de los detenidos ya tenían a la puerta de la comisaría un bufete de abogados. Dicho esto, en mi opinión, el meollo de la cuestión no se encuentra en la clase social, sino en el concepto de autoridad. Ahora, la policía, como antes los profesores, médicos, el salvamento de una playa o los propios padres; ya no es respetada porque los jóvenes, ricos o no, se pasan su autoridad por el forro. En una palabra: se la suda. Y por eso, en otro lugar, sucederá algo similar cualquier día. Si no, ya lo verán…


Temas

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


septiembre 2009
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930