Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Cajastur, según Álvarez-Cascos.

A mí también me gustaría que una libreta de hace 50 años valiese ahora algo. Y que la hucha, una que daba la entidad para guardar pesetas, pudiese servir también para las nuevas generaciones. Pero, desgraciadamente, el mundo financiero ha cambiado por completo. Al igual que esa manera de ahorro ha quedado obsoleta –los jóvenes tienen cuentas en bancos por Internet- el modelo de cajas también. Recordemos que su proceso de reestructuración comenzó hace dos años. Con muchos altibajos y una falta de liderazgo claro por parte del Banco de España, pero de forma irreversible. Durante la burbuja inmobiliaria las cajas de ahorro dejaron de ser tales y se convirtieron de facto en bancos. Abrían sucursales a tutiplén por cualquier lugar y se metían en operaciones de alto riesgo. Todo ello aderezado por el componente político que las hacía, no sé, financiar el imposible aeropuerto de Ciudad Real a Caja Castilla La Mancha; o la ruinosa «Terra Mítica» en la CAM. Resumiendo, la mitad del sistema financiero estaba enfermo y había que salvarlo.

En este contexto, la propuesta de Álvarez-Cascos serviría si Cajastur viviese aislada del resto. No es el caso. La tormenta financiera de las cajas también le afecta. Volverse una fundación cuando el resto del sistema tiene modelo bancario, no sería aceptado por los mercados. Fíjense que todavía tiene que captar, para cumplir con los ratios de solvencia, un 20 por ciento de capital. Y, ¿cómo le vas a decir a un inversor que te dé su dinero cuando sigue en manos de los políticos? Aún hoy, pese a que hace un año se produjo una modificación de la Ley de Cajas, sigue habiendo un 40 por ciento de políticos en los Consejos de Administración. Eso, pensando que la nueva ley pretendía limitarlos al mínimo. Por tanto, introducir fórmulas de control político en un sistema que trata de evitarlos sería un paso atrás.

Yo no creo, tal y como dice Álvarez-Cascos, que el nuevo banco surgido de la fusión (Effibank) vaya a ser objeto de especulación o venta. Más bien, pienso que tratará de hacerse un mercado donde habrá menos competidores, pero más fuertes. A mí la propuesta de Cascos me parece que estaría bien si se hubiese hecho hace dos años. Justo cuando comenzó el proceso de reordenación y todavía el modelo estaba por definir. Ahora, sinceramente, ya es demasiado tarde.

Temas

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


junio 2011
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930