Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Pimpinela a tres.

unknownSí, la reunión que tuvo lugar entre los tres grupos de izquierda municipales para intentar sacar adelante una moción de censura, fue de lo más parecido a una canción del conocido dúo musical. Todo fueron reproches, dardos envenenados y ningún acuerdo entre PSOE, IU y Xixón Sí Puede (XSP). Vamos, una historia de desamor en toda regla. Lo mismo de siempre entre quienes no paran de intentar llegar a la alcaldía, eso sí, dándose de bruces otra vez contra la realidad. Veamos lo que sucedió. El pasado lunes, de forma sorprendente, IU presentó públicamente las propuestas que iban a llevar a la mesa de negociación. Mosqueo en XSP. Interpretaba la formación morada -para mí, con bastante razón- que eso debían de conocerlo antes los interlocutores. Si no, la verdad, es como si todo esto fuese un ejercicio de autobombo. Es decir, publicidad electoral pura y dura de cara a ir ganando posiciones. El miércoles por la mañana, día de la cita, presentó sus medidas el PSOE y sólo XSP las entregó poco antes de empezar. En definitiva, un mal comienzo.

A partir de ahí… el caos. Aquello de «La parte contratante de la parte contratante». Venga a darle vueltas a la noria durante dos horas y media. «Es difícil ponerse de acuerdo desde el insulto y la falta de respeto», decía el portavoz socialista, José María Pérez, a la hora de defender su candidatura. «¿Pretendéis crear una confluencia sobre la base de los “piropos” que nos echáis?», preguntaban desde IU a XSP. «Tengo guardados los libelos que el PSOE publicó estos años contra mí», sostenía Mario Suárez del Fueyo, portavoz de la formación morada, entre un mar de acusaciones. Todo esto para llegar a un final abrupto y completamente previsible: resulta imposible ponerse de acuerdo en quién debe de ser el próximo alcalde. Fíjense. Los socialistas creen que les pertenece por mayor número de concejales en el Consistorio. Podemos veta al PSOE y propone a IU. Aurelio Martín, portavoz de la coalición, se descarta para encabezar la moción. XSP tiene claro que el candidato tiene que salir de la confluencia de Unidos Podemos por mandato de su asamblea. En resumen, que encontrar a un «alcalde monigote» -así entiende Martín que debe ser la figura de nuestro primer edil- no resulta nada fácil. Los tres grupos están a partir un piñón en que hay que echar a Carmen Moriyón, pero no en quién debe ocupar su despacho. Fin de la historia. Otro fracaso en un nuevo intento que nunca debía de haberse producido. Con apenas nueve meses para ir a las urnas, resulta absurdo gobernar con un tripartito en Gijón. Y más, viendo cómo serían las relaciones entre sus socios. Pregunto, ¿ustedes creen que de este mal rollo saldría un gobierno municipal estable? Pues eso…

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031