Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

La Feria.

37046885-624x415La Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA) es el gran evento del verano gijonés y lo ha vuelto a demostrar. Durante dos semanas han pasado por el recinto ferial 717.869 personas, tal y como muestran los datos aportados a su cierre. Es decir, otra vez se ha vuelto a sobrepasar la barrera de las 700.000 personas, al igual que sucedió el año pasado. Ninguna otra cita organizada en esta ciudad, insisto, puede acercarse ni de lejos a lo que mueve la FIDMA en apenas quince días. Por mucho que algunos quieran reivindicarse como el motor del verano en Gijón -me refiero al supuesto millón de visitas que dice tener la Semana Negra- no hay color. Lo que produce, genera y atrae hace imposible su comparación. Los gijoneses, bien es cierto, a veces la minusvaloramos dándole una importancia menor de la que tiene. Sin embargo, acabamos sucumbiendo a su atractivo porque resulta algo ineludible y muy nuestro. Yo diría que un clásico que hemos estado viviendo desde pequeños. Para los de afuera, en cambio, es un evento del todo imprescindible y objeto de admiración. ¡Ojalá se la pudieran llevar consigo! El éxito de la FIDMA radica en que todos los años es igual y diferente a la vez. En esta edición, la vivacidad de una recuperación económica incipiente, se vio claramente reflejada en los estands. Con una oferta de 600 expositores que dieron trabajo a unas 6.000 personas, las ventas se multiplicaron por doquier. No he escuchado hasta ahora ni una sola queja a este respecto, sino todo lo contrario. Quien acude a la Feria sabe de sobra que público no le va a faltar y lo demás depende de su buen hacer.

Está claro que la 62 edición ha vuelto a ser sobresaliente, pese a no superar el récord de 2017 (721.337 visitantes). Lo cual, sin duda, no nos debe llevar a la confusión. La FIDMA goza de una salud excelente y ha puesto el listón muy alto. No resulta nada fácil superar año tras año semejante poder de convocatoria. Más bien, consolidar estas cifras es un gran logro a todas luces. Ahora, como siempre, lo que queda es ir preparando la siguiente. Y seguro que volverá de nuevo a batir récord ya que, como nos dice su actual director que se jubila, Álvaro Muniz, todo el mundo quiere repetir. Volver a estar presente el próximo agosto y si puede ser con más espacio. No podemos dejar de congratularnos porque cada vez vaya a más, en una ciudad donde tan necesitamos estamos de estas cosas. Pienso que hasta incluso el espíritu empresarial presente en el recinto ferial Luis Adaro nos debería de contagiar. La Feria es no sólo el gran evento de nuestro verano, como dije, sino un revulsivo para toda Asturias. Enhorabuena de nuevo por esta estupenda edición.
@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


agosto 2018
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Contenido Patrocinado