Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Gastar sin parar.

parlamento-kkqf-u501879885824b2-624x385el-comercioEstamos igual que el año pasado. Me refiero a las condiciones para aprobar el presupuesto de 2019 que se empezará a negociar después del verano. Podemos volverá a ser clave en el mismo con sus tiras y aflojas, mientras que IU acabará llegando a un acuerdo con el gobierno. Eso sí, la diferencia con que nos encontramos ahora, para nuestra desgracia, es que estamos en año electoral. Es decir, que cada partido va a intentar arrimar el ascua a su sardina para obtener réditos en las urnas. Con lo cual, si ya fue imposible en 2018, imagínense lo que puede pasar: mucho ruido y sin cuentas otra vez.

Según parece, el partido morado quiere volver a sacar a la palestra la gratuidad de la red educativa de 0 a 3 años, un tema que es reiterativo con respecto a la negociación anterior. En su día, el gobierno de Javier Fernández dijo no, aunque esto terminará siendo una realidad tarde o temprano. La autonomía con una población más envejecida y menor tasa de natalidad, no puede ofrecer enseñanza gratuita en todos sus niveles menos en éste. Como digo, es algo que caerá por su propio peso. A partir de ahí, Podemos pide el incremento del personal de la sanidad para reducir las listas de espera, obviando que eso se puede lograr también con una mejora de la gestión. El sistema sanitario asturiano se lleva 1.671 millones de euros siendo ya el segundo que más invierte del país por habitante, no les cuento lo que puede pasar si empezamos a aumentar plantilla. Su mantenimiento acabará devorando todos los recursos que se generen.

Además, pide una «reestructuración del gasto público que evite el despilfarro». ¿Significa esto la contención del mismo en una autonomía que tiene una deuda que no para de crecer a diario? En absoluto, más bien lo contrario. Quitar de un lado para ponerlo en otro corregido y aumentado, puesto que lo que plantea Podemos es una ofensiva en el gasto social en toda regla. No olviden, repito, que hay cita electoral en mayo y favorecer al propio votante es lo que prevalece. ¿Se va a escuchar algo sobre inversión o reactivación económica? ¡Qué va!, sólo gastar y gastar como si el dinero cayera del cielo. Tal parece que el empleo y, por supuesto, la dinamización de una economía que no acaba de converger con España, importase lo más mínimo. Somos la comunidad con una menor tasa de actividad, o sea, donde menos gente trabaja. Sin embargo, esto no se traduce en medidas correctoras a través del presupuesto, sino al revés. A poco que nos descuidemos intentarán colar nuevos impuestos. Sea por las bolsas de los supermercados, en forma de fiscalidad verde o directamente a través del IRPF. Incentivos y beneficios al trabajo… nada de nada. Gastar sin parar… como si no hubiese mañana.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


agosto 2018
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Contenido Patrocinado