Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

El circo.

42820730-624x405-kf3f-u70827791884e7h-624x385el-comercioLos dos principales partidos nacionales han optado por candidatos que no son de Gijón. Me refiero a que en su apuesta local priman otras cosas al conocimiento del terreno. Dicho de otra forma: su vinculación con esta ciudad es escasa, casi inexistente en ambos casos. El que un candidato tenga poco roce con los ciudadanos que pretende gobernar -y más cuando hablamos a este nivel- tiene efectos perversos. Entre otros, que sus mensajes resultan etéreos. Es decir, no se pueden meter en honduras porque les pillan. «Quiero un Gijón», repiten una y otra vez, «integrador, solidario, próspero, avanzado…». Blablablá que serviría de igual manera en Cuenca. Ahora bien, si les preguntan por el estado de una calle en concreto, ¡peligro!, tendrán que utilizar el GPS porque no saben dónde está. Tanto en el PSOE como el PP pasa precisamente eso. Los primeros de la lista electoral, Ana González para los socialistas y Alberto López-Asenjo en los populares, son personas que para nada están inmersas en la vida social gijonesa. En el primer caso, porque su arraigo se encuentra en Oviedo. En el segundo, según manifestó, ya que «viene cuatro veces al año». Por tanto, no podemos decir que tienen en su cabeza nuestro trozo de paraíso natural. Más bien, lo contrario.

primarias-psoe-gijonTambién comparten, dicho sea de paso, que fueron fichajes discutidos a la hora de su elección. La primera fue designada por el «sanchismo» que reina en el PSOE frente a otras alternativas y el segundo, directamente nombrado por el presidente nacional, Pablo Casado. Diferencia sustancial entre los dos: el sistema de primarias. Mientras que González pasó por las urnas y fue ratificada por la militancia, con López-Asenjo se utilizó el dedazo y ahora vemos las consecuencias. Mientras que la polémica socialista acabó el mismo día en que las bases votaron, la guerra entre los populares ha convertido el partido en un auténtico volcán. Vean si no lo que pasó el fin de semana.

combo-gijon-pp-u701107595593q5d-u701107517150m8e-624x385el-comercio-elcomercioEl siempre tranquilo presidente del PP gijonés, Mariano Marín, hacía saltar esa falsa paz que se respiraba en Álvarez Garaya con una carta. En ella, ponía «chupa de dómine» al candidato. «Ni es de Gijón, ni vive en Gijón, ni ha desarrollado actividad política alguna en Asturias», decía. El motivo: la confección de las listas. Acusa a López-Asenjo de ir por libre, sin contar con la dirección. Los asignados para los puestos de salida -muy caros en estos comicios- no son afiliados, sino independientes fichados por él mismo. Éste a su vez, dice que Marín está nervioso por su futuro. No ve sitio en el Consistorio y por eso la pataleta. En cualquier caso, todo esto se hubiera evitado con unas primarias. Quien las hubiese ganado, sin duda, tendría toda la legitimidad del mundo. Como no se ha hecho así, observen el espectáculo que nos ofrece de nuevo el PP, digno del Circo del Sol que vendrá en agosto.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


abril 2019
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930