Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Divide y vencerás.

20180802203347_casado-sanchez-efe_foto610x342Desde luego, no podemos olvidar que seguimos en campaña electoral. O dicho de otro modo: llevamos más dos meses donde todos los gestos y acciones políticas tienen el fin de conseguir votos. Ni siquiera después de haber pasado ya por las urnas el 28 de abril, debemos dejar de lado esta perspectiva. Se han solapado tanto unas elecciones con otras, que resulta imposible distinguir dónde empieza la política de verdad y dónde el postureo. Y dentro de esto último, sin duda, debemos enmarcar la ronda de contactos que ha protagonizado el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Llamando, claro, a quien le interesaba y dejando fuera a aquellos con los que no convenía verse ahora. Por ejemplo, los independentistas. Manejando en todo momento las piezas del tablero del ajedrez, para dejar claras las profundas heridas que los últimos comicios han dejado en sus rivales. Vean si no.

sanchez-rivera-kyhb-u80134765769o4c-624x385rcLa llamada a Ciudadanos y PP no tenía otro objeto que mostrar en público sus diferencias. Piensen que ninguno de los dos partidos, tiene previsto pactar nada con los socialistas y lo dijeron hasta la saciedad durante la última campaña. Sin embargo, Sánchez se debió divertir la tira viendo cómo entre ellos se tiraban los trastos a la cabeza, al disputarse el papel de líder de la oposición. Oigan, ¿qué es eso? ¿De qué vale pelear por ese absurdo título? Albert Rivera reivindicó esa «jefatura de la oposición» al quedarse muy cerca de los populares en porcentaje de voto, mientras que, Pablo Casado, sacó a relucir que tiene 9 diputados más. No contentos con esto, también se dedicaron a lanzarse dardos envenenados. Casado afirmó que apoyaría que Ciudadanos pactase con el PSOE, sabiendo de sobra que el coste para la formación naranja sería infinito. Por su parte, Rivera sostuvo que el PP «es un partido en descomposición». Lo dicho: Pedro Sánchez movió ficha para dividir una vez más a sus rivales de cara al 26 de mayo. Visto lo visto, no le ha salido del todo mal.

sanchez-iglesias-ktzc-u80149056920ujf-624x385rcPodemos ya habla de formar parte de un futuro Ejecutivo junto a los socialistas, para que se vayan borrando de la memoria los malos resultados. Recordemos que la formación morada perdió 29 escaños y 3,1 millones de votos en las recientes elecciones. La misma noche del domingo, Pablo Iglesias, por poco no dio los nombres de los ministros que pensaba nombrar. De hecho, pese a la profunda caída, nada se ha movido dentro de Podemos a la espera de esta alianza. Ahora bien, ya empieza el sector andaluz a protestar con lo de formar parte de un hipotético gobierno. Eso en los «anticapitalistas» levanta ampollas. De nuevo, los de Iglesias se van a presentar más divididos aún que en las generales. Las autonómicas y municipales representan también una prueba de fuego que hay que pasar. Como ven, Pedro Sánchez es el dueño y señor del tiempo electoral.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


mayo 2019
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031