Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Sin ideas claras.

tabacalera-gijon-ks0b-624x385el-comercioLo peor que le puede pasar a la próxima corporación es que no tenga las ideas claras. Es decir, que se embarullen los proyectos a poner en marcha, o que, simplemente, en los ya existentes reine la confusión. Es lo que pasó en la actual legislatura con el edificio de Tabacalera. Una inversión global de 19,6 millones de euros que todavía no sabemos para qué va a servir. Se ha escuchado tanto acerca del futuro que le espera -hasta albergue para las charangas de carnaval- que uno no sabe ya a qué atenerse. Esto es, si tan histórico inmueble acabará convertido en una suerte de centro municipal, o será una especie de multiuso donde cabe de todo. No sé, pero el debate que tuvo lugar hace poco en la Casa del Chino de Cimavilla -organizado por la plataforma ciudadana creada al efecto- nos deja aún más inquietos. Todo ello, mientras las obras de consolidación tocan a su fin. O sea, al final vamos a tener un espacio de 11.800 metros cuadrados sin conocer su destino.

44791762-624x415Verán, en dicho debate estuvieron presentes ocho de los diez partidos que se presentan en Gijón. Y aunque faltó el PSOE por el fallecimiento de Pérez Rubalcaba, podemos decir que las propuestas de quienes aspiran a estar en el Consistorio son tan contradictorias que auguran lo peor. Vamos, de consenso para el siguiente mandato, nada de nada. Así, lo que se vio es que cada uno tiene su relleno particular para ocupar ese inmenso vacío. Desde espacios para la industria creativa, pasando por centros de innovación, equipamiento ciudadano y para la juventud o una residencia con «salas de lucidez». Al parecer, lugares que «sirven para el emprendimiento», según el candidato de Vox. Como ven, un batiburrillo de propuestas que se alejan y condenan a secundaria la que debería ser su idea principal: albergar el Museo de Gijón y contar nuestra historia. Tal parece, digo, que esto no tiene grandes defensores. Ojo, y si los hay, siempre es poniéndolo como segundo plato. Se hace un museo, pero, como es aburrido y obsoleto según algunos, se le tiene que añadir algo. La sola idea museística por sí no vale, sino que hay que meterla en una especie de cajón de sastre.

laboral-575x323A mí lo de la antigua fábrica de tabacos se me asemeja cada día más a lo que pasó con La Laboral. Cuando el Principado tomó el control de tan magnánimo edificio no sabía qué hacer con él. Bueno sí, de todo con tal de no dejar huella alguna de su pasado franquista. De ahí surgió lo de la pomposa «ciudad de la cultura» que, como saben, ha resultado ser un auténtico fiasco. Jamás se pensó que el monumento en sí, desdeñado por su vinculación con la dictadura, era capaz de atraer al visitante. Más bien, se quiso meter a calzador muchas cosas que han quedado en nada. Por ejemplo, el arruinado Centro de arte y Creación Industrial o un hotel de cinco estrellas que jamás se construyó.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


mayo 2019
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031