La cuota laica. | RETORCIDA REALIDAD - Blogs elcomercio.es

Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

La cuota laica.

35931062-624x409Imagínense la siguiente situación. Una persona no tiene ninguna creencia religiosa, ni tampoco profesa credo alguno. Un amigo (o familia) fallece y se celebra la ceremonia debido a que así era su deseo. Vamos a ver, ¿deja acaso de ser aconfesional por asistir al funeral? ¿Supone esto que está traicionando esas convicciones, o es una cuestión de simple educación y respeto hacia el ser querido? Una autoridad se ve obligada a asistir a una misa por una tragedia, ya sea por un accidente con víctimas o una desgracia cualquiera. ¿Veríamos normal que disculpase su asistencia, para salvaguardar la laicidad de la institución que representa? Un gobernante, a lo largo de su mandato, tiene que hacer muchas cosas que quizá no le gusten demasiado. Desde asistir a un partido de fútbol (aunque le importe un bledo el balompié), hasta eventos religiosos de cualquier índole (no sólo los católicos). Todo ello, porque, al final, siempre está representando a esa parte de la población que gobierna, lo quiera o no.

m1-44731548-575x323Sin embargo, esto no parece ser tenido en cuenta por nuestra alcaldesa, Ana González, en la tradicional bendición de las aguas que se celebra hoy ante el templo de San Pedro. González dice que quiere un Ayuntamiento laico y, por eso, excusa su presencia en el acto. Recordemos que este rito fue recuperado tras unos años de olvido por otra regidora socialista, Paz Fernández Felgueroso. También que lo celebró durante mucho tiempo un alcalde del PSOE, Vicente Álvarez Areces. Pregunto, ¿eran acaso estas corporaciones menos laicas que la actual? ¿Qué hay de malo en que nuestra primera edil acuda a este tipo de eventos? Pongamos otro caso que algún día se producirá en Gijón. La comunidad musulmana inaugura una mezquita e invita al Ayuntamiento a una ceremonia conmemorativa. ¿Qué se va a hacer? Decir que no para salvaguardar esa todopoderosa laicidad que ahora impera, o asistir ya que si no sería interpretado como una falta de tolerancia hacia ese colectivo. Se lo digo yo. Seguro que optarán por lo segundo, porque, claro, primarán ante todo los valores de fraternidad, que no se utilizan para la mayoría católica de esta ciudad.

ana-k1ob-u80634005512z8b-624x385el-comercioNo soy persona religiosa. En absoluto. Ahora bien, si fuese alcalde -que nunca lo seré- estaría presente en la bendición de la aguas sin ningún tipo de duda. Más que nada, ya que es una tradición que gusta a un buen número de gijoneses, a quien tendría el honor de acompañar. Y me daría igual que se montase una protesta (de tres o cuatro, por cierto) haciéndome de coro. Sé que es algo importante para muchos, bonito y que no hace ningún daño a nadie. Uy, pero con la ideología hemos topado. Algo que parece va a ser una constante durante toda esta legislatura de gobierno municipal. Tendremos una cuota feminista, otra progresista y también la laica. Cada una a su tiempo y en fuertes dosis.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


junio 2019
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930