Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Hartos de politequeo.

batet-1-kkhe-u27252303842ygm-228x141rcTal parece que eternizase en tener Gobierno se haya convertido en algo habitual. Después de las elecciones del 28 de abril, todo el mundo se felicitaba porque el panorama político había quedado despejado. Los 123 diputados del PSOE -la menor cifra de escaños conseguida en democracia para formar Ejecutivo- parecían suficientes, más que nada, porque casi doblaban a los de la siguiente formación, a la postre, el PP. Sin embargo, van a pasar tres meses desde los comicios y, seguramente, seguiremos igual. Esto es, con un Gobierno en funciones. Las posibilidades de que Pedro Sánchez sea investido los próximos 22 y 23 de julio son escasas. Está claro que no en la primera sesión que requiere de mayoría absoluta y, a día de hoy, tampoco en la segunda con una simple. En la época del denostado bipartidismo, apenas se tardaba un mes en nombrarlo. Así, le sucedió a Adolfo Suárez, Felipe González o José Luis Rodríguez Zapatero. Únicamente, José María Aznar, tardó dos en forjar los acuerdos necesarios. Ahora bien, ya en 2106 con Mariano Rajoy nos fuimos a cuatro meses. Por no hablar de 2015, donde no fue posible.

sanchez-iglesias-kvvc-u80593311371keh-624x385rcEl caso es que los partidos están a tirarse piedras. Es decir, a un juego de desgaste mutuo. El PSOE no quiere de ninguna manera como socio a Podemos en el Consejo de Ministros. Francamente, lo entiendo. Los de Pablo Iglesias quieren recuperar el protagonismo perdido en las urnas, mediante el acceso directo al poder. Imagínense a la actual portavoz gubernamental, Isabel Celaá, teniendo que justificar a los ministros de Iglesias. Justo lo que intenta forzar el bloque contrario: que Sánchez pacté con la formación morada y los independentistas, para echárselo en cara. Desde luego, el PP se encuentra en una posición cómoda con su negativa a abstenerse, pero no Ciudadanos. Partido al que le están soplando vientos de cara debido a su «no es no». La formación de Albert Rivera está tan tensionada que ni siquiera quiere entrevistarse con Sánchez en la ronda de contactos. Algo que resulta curioso -yo diría que estrambótico- desde el punto de vista institucional. Simplemente por cortesía parlamentaria, creo que Rivera debería de acudir por segunda vez.

cis_fotolead_648Así las cosas, puede que entremos en un escenario donde todo quede para septiembre. O sea, jugársela a ver quién aguanta más la presión de no tener que convocar unas elecciones que, sin duda, las carga el diablo. A priori y según la encuesta del CIS, saldría muy reforzado el PSOE. Mientras que el resto, de alguna manera, empeorarían o mantendrían los porcentajes de voto actuales. Eso siempre que el electorado se comporte de manera racional, que está por ver. Es tal el cansancio de comicios, el hartazgo de tanto politiqueo de bajo nivel; que podría suceder lo contrario. Una abstención muy alta y resultados sorpendentes.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


julio 2019
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031