Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

El optimismo antropológico.

47214826-624x415Nuestro presidente, Adrián Barbón, hace gala de un optimismo antropológico sin igual. Por donde quiera que va nos anima a olvidar ese mantra negativo de Asturias, mientras asegura que lo primero es que nos lo creamos. Es decir, que transformemos ese pesimismo del que solemos hacer gala, en una suerte de energía positiva para cambiar nuestro paraíso natural. Nada que objetar. Barbón es una persona joven y con ganas. Quiere hacer cosas y dar un impulso que, sin duda, se necesita. Sobre todo, para revertir una decadencia más que evidente, por otra situación donde se vean planes de futuro. No olviden que venimos de una parálisis casi total. Los sucesivos gobiernos de Javier Fernández se limitaron a hacer gestión, que no política, y poco más. O sea, pagar las nóminas de los funcionarios y mantener la administración en funcionamiento. Nada de proyectos o revulsivos contra los graves problemas que padecemos. Según parece, nuestro nuevo presidente pretende cambiar todo esto, lo cual, dicho sea de paso, no es en absoluto criticable, sino todo lo contrario.

concertacion-oviedo-kemd-u6097108236s8g-624x385el-comercioAhora bien, no se puede crear esa «nueva Asturias» con instrumentos viejos y obsoletos. Digo más, incluso fracasados porque han sido incapaces de invertir esa inercia negativa en la que estamos inmersos. Me refiero a la famosa concertación social. Un mecanismo «Made in Asturias» que nunca ha dado frutos. Recuerden que su máximo valedor, el presidente Vicente Álvarez Areces, la utilizó con denuedo. Sobre la mesa se ponían millones de euros (ficticios o reales) para que los agentes sociales dispusiesen a su antojo. Desde construir carreteras, cursos de formación a tutiplén, o el diseño de una política industrial. Una especie de gobierno, dentro del gobierno, eso sí, al que nadie había votado. Por su parte, Javier Fernández también la intentó poner en marcha. El problema estuvo en que no había un euro. Firmó acuerdos con mucha fanfarria, pero nunca se llegaron a cumplir. Es más, ni se hizo ningún tipo de seguimiento, ni se marcaron objetivos de control. Lo importante, a la postre, era la foto y punto.

barbon-sindicatos-fade-kpkf-u8092363715813-624x385el-comercioAdrián Barbón nos habla de una nueva concertación social. De hecho, ya se ha reunido con patronal y sindicatos para fijar las bases. A la vuelta del verano, se sentarán para fijar las prioridades inversoras del Gobierno asturiano en los próximos cuatro años. Algo que de antemano ya choca bastante. Inversión y Principado son casi antónimos. Por lo menos, hasta ahora. Desconozco de dónde va a sacar unos recursos que no existen -se lo come todo el gasto corriente- para ofrecerlos a los agentes sociales. Incluso abordando problemas, como es el de la descarbonización y desindustrialización de nuestra economía, que exceden con mucho las competencias del Ejecutivo. Por tanto, déjenme que sea pesimista en cuanto a sus resultados prácticos. Hay motivos para ello.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


agosto 2019
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031