Desconcertados. | RETORCIDA REALIDAD - Blogs elcomercio.es

Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Desconcertados.

La implantación del grado de Deportes por parte de la Universidad de Oviedo es como una mala novela. Vamos, una de esas donde, pese a que se sabe el final de antemano, la trama anda dando vueltas y más vueltas. Es lo que está haciendo el rector, Santiago García Granda, para tratar de justificar una decisión que está tomada. Este pasado verano, en un congreso de ingeniería, dejó claro que su ubicación iba a ser a orillas del Caudal. Las razones: que el coste de llevarlo al campus de Barredo -infrautilizado a todas luces- era mucho menor que traerlo a Gijón. Hablaba de algo así como diez millones de euros en inversión si se hacia aquí, mientras que en Mieres sería sólo de uno. Dimos por hecho, pues, que la comisión universitaria que lleva durante un año estudiando el tema, ya había tomado postura por una de las dos ciudades. O sea, que sólo era cuestión de comunicarla y por eso, García Granda, soltaba esta píldora. Por cierto, para regocijo del ayuntamiento mierense que siempre se ha tomado lo de conseguir el grado como cuestión de vida o muerte.

Sin embargo, la sorpresa saltaba hace unos días. Según el rector, la decisión final iba a depender de los fondos que se aportasen desde cada concejo. Más o menos, una especie de subasta donde quien más dinero pusiese encima de la mesa, tendría mayores posibilidades de llevárselo. Algo que choca de frente con lo que hasta ahora se pensaba. La generosa oferta de Gijón, además de poner las instalaciones deportivas municipales a su disposición, contempla la aportación de un millón de euros en cuatro años. Algo que en Mieres no están dispuestos a aceptar, puesto que su punto fuerte está un equipamiento de paquete que apenas tiene alumnos. De hecho, las declaraciones del equipo de gobierno fueron bien claras: «Pensábamos que importaban más las razones que el dinero». Sorpresa general para Aníbal Vázquez y los suyos, que daban ya por hecho que el grado recalaría allí.

¿A qué juega la Universidad? Si es de sobra conocido que va a acabar en la cuenca del Caudal, ¿por qué le da tantas vueltas? Si el mismo rector dijo que nuestra ciudad no lo tenía fácil por carecer de una residencia universitaria, ¿a qué vienen estas declaraciones que nos desconciertan a todos? Vengo sosteniendo desde hace tiempo que la ubicación está decidida por una sencilla razón: la titulación tiene que ser aprobada por el Principado. Y está claro que, desde el punto de vista político, interesa tener contentos a los socios de gobierno. Recuerden que Mieres es un bastión de IU. Aquí en Gijón optaremos al grado de Bellas Artes, que ya fue anunciado como objeto de deseo por parte de nuestra alcaldesa. Eso sí, igual volvemos a entrar en una pugna con Oviedo -que también lo quiere, como Avilés- reviviendo una situación tan incoherente y carente de sentido como la actual.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


octubre 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031