Necios | RETORCIDA REALIDAD - Blogs elcomercio.es

Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Necios

Aunque el comportamiento de los gijoneses en este confinamiento está siendo bastante ejemplar, siempre hay excepciones. Lo decía nuestra alcaldesa, Ana González, hace poco. Somos una ciudad de 270.000 habitantes y apenas unas 80 personas han sido multadas por saltarse el estado de alarma decretado. Eso sí, alguno lo hace con regodeo. Son los necios que toda sociedad tiene en su seno y que resultan casi imposible de erradicar. Aquellos a los que da igual cualquier norma porque disfrutan saltándosela. Ahora hablamos de quedarse en casa por una emergencia sanitaria, pero otra ley se la pasarían por el forro de la misma manera. Es el caso, por ejemplo, de un bar del barrio de El Llano el pasado martes. El dueño tapó los cristales con cartones y se dedicó a montar una fiesta. Ocho personas fueron sorprendidas con droga en su interior. Pensaron: mejor estar fumados y sabe Dios qué más ante el fin del mundo. Ninguno de los papeles del establecimiento, claro, estaba en regla. Seguro que cantaban al unísono «Nirvana patria querida». Por no hablar del ciclista nocturno de Viesques. Un tipo que fue interceptado de madrugada andando en bicicleta como si tal cosa. Al ser parado por la policía no se le ocurrió otra cosa que toser a los agentes y salir huyendo. Ojo, que el tonto del culo no era ningún niño: se trataba de un varón de 40 años. Por supuesto, fue arrestado y encima opuso resistencia.

Aunque mi favorito, sin duda, es el recalcitrante bañista de Poniente. Un individuo que no una, sino tres veces ha tenido que ser detenido por las fuerzas de orden público. Dos días consecutivos reincidió en su manía de tomar el sol y bañarse en el arenal, si bien en su descargo hay que decir que padece de problemas mentales. De hecho, ya lo había intentado anteriormente en la playa de San Lorenzo. También sorprende que de estas sanciones propuestas un alto porcentaje sea de personas mayores. Sobre 21 de esos 80 gijoneses tienen más de setenta años. Precisamente, quienes deberían cumplir más esta medida, puesto que, en definitiva, estamos hablando de una cuestión tan importante como su vida. En cualquier caso, repito, el comportamiento está siendo muy bueno y debemos estar orgullosos. Los que no quieren cumplir, aparte de una reprobación social en toda regla, se llevarán una multa. Nada queda impune. Nunca mejor dicho, «esto les pasa por salir de casa». ¡Que se chinchen!

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


marzo 2020
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031