Blogs

Ángel M. González

Viento de Nordeste

Carrera de noveles

El póster electoral de los candidatos a la Alcaldía de Gijón en las elecciones que se celebrarán dentro de dos meses ya está completo. Esta semana quedaron cerrados los nombres de los aspirantes que entrarán en liza por el sillón municipal con la confirmación de José Carlos Fernández Sarasola como cabeza de cartel de Ciudadanos, del abogado Eladio de la Concha por Vox y de David Alonso al frente de Por Gijón. Queda pendiente en algunos casos la definición de las personas que acompañarán en las listas a los notables elegidos para la contienda, pero al igual que apuntaron algunos finos analistas de la política nacional a propósito de la renovación de caras para las generales del 28-A, en Gijón la cosa pública también ha sido sometida a una regulación de empleo masiva. De los seis contrincantes en los comicios de 2015 solo dos se han librado de los ERE, curiosamente aquellos que lideraban las formaciones con menor representación municipal. Y a falta de conocer la composición de los equipos en su totalidad sí se puede avanzar que la próxima Corporación que salga de las urnas estará plagada de noveles. El ochenta por ciento como mínimo se estrenarán como munícipes.
La carrera por el gobierno local promete estar muy animada por la riña para captar votos en cada uno de los dos bloques ideológicos y la igualdad con la que aparentemente parten en la suma de ambos polos. El tirón de la persona alcaldable, por lo tanto, cobra especial relevancia, aunque esto en las elecciones municipales siempre es un factor determinante. A la espera de conocer sus proyectos para la ciudad, podemos hablar de expectativas.
La socialista Ana González tiene como reto mejorar el peor resultado de su partido en la ciudad para «recuperar el espíritu de Gijón» después de ocho años de mandato forista. El objetivo, en ese sentido, es el mismo con otro apelativo que el de la ‘reconquista’ que se plantean los populares de Pablo Casado a escala estatal. Siguiendo por la izquierda, Yolanda Huergo, en Xixón Sí Puede, afronta un difícil camino por delante para mantener el respaldo logrado en los últimos comicios por Mario Suárez del Fueyo. El maestro cosechaba incluso fuera del convencido votante. A Huergo, además, le ha salido otro rival con David Alonso y su formación. No hay peor trastorno que el intestinal. En este caso, con la bandera medioambiental, Alonso puede dañar también al veterano Aurelio Martín, convertido por su integridad en uno de los últimos mohicanos de la izquierda unida en descomposición.
Más fácil lo tiene José Carlos Sarasola, de Ciudadanos. Solo dejarse llevar para emprender un papel más relevante que jugar al solitario como en los últimos cuatro años. Más hacia el centro derecha encontramos un duelo de titanes. Álvaro Muñiz, el ejecutivo cameral que ganó visibilidad durante dos décadas como responsable ferial, se enfrenta a la reválida de aguantar el resultado de Foro que ha permitido el gobierno en minoría de Carmen Moriyón. Tarea complicada cuando para competir por el mismo espacio surge un contrincante como el que ha sido elegido por Génova para liderar el equipo del PP. Los populares nunca presentaron en Gijón un cabeza de lista del prestigio de Alberto López García-Asenjo, pero no basta el reconocimiento de su trabajo en organismos internacionales. El experimento tiene sobre todo que llegar a la ciudadanía. Además, ambos se ven en la tesitura de ampliar el campo dado que por un lateral está pronosticado un mordisco al alcance de Vox. Un partido, por cierto, cuya versión para la política local todavía es una incógnita.


marzo 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031