El Comercio
img
Categoría: talento
ARRECOSTINAR EL CORZO

Hoy voy a contar la historia de Pachu, un cazador que vivía en una alejada aldea asturiana.

Pachín, pese a que labraba la tierra y trabajaba sin parar, disponía de escasos recursos económicos y por eso, para alimentar mejor a su familia, cogía la escopeta y subía al monte a cazar. Tras caminar durante varias horas y arriesgarse con los peligros del monte, las garrapatas, víboras, frio o lluvia que calaba hasta los huesos, cuando tenía suerte y acechaba a un corzo o un venado, encaraba la escopeta y con su buena puntería lo abatía. Una vez abatida la pieza, la cargaba a sus espaldas y emprendía en largo camino de regreso a su casa, a donde llegaba exhausto.

Un buen día, Xuan, un vecino de Pachín, lo encontró sentado a la puerta de su casa, cabizbajo, desanimado y abatido. Al ver a Pachin en ese estado, totalmente impropio de alguien que era muy activo y alegre, le pregunta. ¿qué te pasa Pachu que te veo tan desanimado? ¡¡que qué me pasa!! Lo que me pasa es por culpa de la tonta de mi mujer. Tú sabes igual que yo, lo difícil que es cazar un corzo y lo complicado y agotador que es arrecostinarlo para traerlo a casa. Pues nada más llegar con el animal a la espalda y casi sin darme tiempo a descargarlo, aparece mi mujer con el cuchillo en la mano, corta el corzo en trozos y empieza a repartirlo entre todos los vecinos y familiares.  Esta pieza para Chucha, esta otra para Pili, estas costillas tan majas para mi hermana Luz. Los riñones, el hígado y otras vísceras para Maruxa que le gusta mucho la casquería. Total que al día siguiente, ya no hay nada de carne para comer y hala, el tonto de turno otra vez al monte a ver si vuelvo a cazar algo. Lo que pasa es que estoy harto y probablemente mañana ya me separo de mi mujer.

Xuan, el vecino le dijo entonces: Por qué no animas a tu mujer a que vaya contigo al monte a cazar. No le digas lo mal que lo pasas. Hablale sólo de lo bonito que es cazar. Pachu aceptó el consejo y convenció a su mujer para que lo acompañara. Ella, entusiasmada salió con su marido al monte. Al poco tiempo de camino, la falda larga, poco a poco fue desgarrándose con los bardiales del camino, la blusa quedó rota a girones al pasar por los zarzales y los zapatos se fueron rompiendo con las piedras puntiagudas del camino, hasta el extremo de que la hicieron sangrar en los dedos del pie. Empezó a lloviznar y el peinado le quedó tieso como un estropajo. Se le pegaron garrapatas, en las manos le salieron llagas por apoyarse en las piedras y hasta casi le da un infarto cuando casi pisa a una víbora.

Finalmente, tras tanto martirio, se encuentran con un corzo. Pachu se aproxima sigilosamente a la presa, encara la escopeta, dispara y abate al corzo. La mujer, tras ese disparo ya no cabía de júbilo pensando que todo el sufrimiento para llegar allí, había merecido la pena, pero no era así.

Pachu le dice, Hala Charito, carga el corzo en la espalda para que veas qué divertido es cazar.  Charito casi se desmaya. Pero, como ni tan siquiera se atrevía a protestar, tanto porque le faltaba el aliento, como porque no podía contradecir a su marido, arrecostinó el corzo e inició el camino hacia su casa. Llegó casi muerta, jadeante, con las piernas temblando y a punto de desmayarse. Al llegar a la puerta de casa soltó el animal y lo dejó en el suelo.

Inmediatamente, todos los vecinos y familiares salieron a felicitar a la pareja de cazadores, acostumbrados al reparto. Gritaban alegremente. ¡¡qué bien que ya habéis llegado!!. ¡¡vamos a repartir el corzo!!.  La mujer sentada en el banco que había al lado de la entrada de la casa, hizo un esfuerzo sobrehumano para levantar la cabeza y con los ojos inyectados de sangre miró a los vecinos y cogiendo aire gritó ¡¡al que toque este corzo lo mato!!. Fin del cuento.

La moraleja que quiero dejar de este cuanto es que, para valorar los sacrificios y el esfuerzo ajeno, antes tenemos que aprender a “arrecostinar el corzo”.  Siempre nos fijamos en esas personas que se han hecho a sí mismas, que han triunfado con sus empresas, que tienen mucho dinero y que gozan de muchas comodidades. Pero, en lo que no nos paramos es a pensar que antes de llegar a estas metas, tuvieron que arrecostinar muchos corzos a sus espaldas para llegar a ser lo que son hoy.

Por el contrario, hay otros, como ocurre en el cuento, que siempre se limitan a esperar a que llegue el amigo, el familiar o el conocido, con un corzo a cuestas para quedarse con uno de los trozos, sin importarles nada el esfuerzo que ha empleado la persona que lo cazó. Es momento de valorar aquello que se ha conseguido tras un arduo trabajo, con mucho sacrificio, sudor y hasta con lágrimas.  Es necesario que nuestra sociedad recupere la cultura del esfuerzo, ya que este es el único camino para desarrollar talento, para ser competitivo como persona y para conseguir una sociedad mejor. No hay nadie que haya triunfado y que no tenga sobre sus espaldas muchos corzos cargados y muchas horas de dedicación y trabajo.

De otra parte, el valor del esfuerzo debería ser algo que ocupe mucho espacio en la educación de nuestros hijos. Deberíamos de evitar la tendencia a darles caprichos para evitar que lloren y ceder ante sus peticiones y deberíamos de potenciar los valores del esfuerzo, la disciplina y el sacrificio, ya que con ello reduciríamos su capacidad de frustración y con este entrenamiento, los estaremos preparando para alcanzar los objetivos que se propongan en su vida. Por tanto, entrenémoslos para que arrecostinen su corzo en las espaldas.

 

Ver Post >
EL FUTURO DESEADO DE LAS DESCARGAS EN INTERNET

Hace poco tiempo, el Gobierno Suizo hizo público un informe sobre un estudio que había realizado para medir el impacto de las descargas que se realizan en internet. La conclusión fue que “descargar contenidos para uso personal, es legal”. Este informe reconoce que la piratería es masiva en el país helvético, pero que, pese a ello, la industria no está perdiendo dinero necesariamente. El problema está en que esta industria en vez de adaptarse, quiere oponerse a las nuevas tecnologías por miedo a los resultados. En el informe también se recoge que la idea de cortar el acceso a la red a los infractores sería considerado ilegal debido a que la ONU declara internet como un derecho de la humanidad.  En la misma línea considera que bloquear contenidos o webs dañaría la libertad de expresión y violaría las leyes de protección de la privacidad.

Coincidiendo bastante en las fechas, el Parlamento holandés rechazó una moción presentada para intentar reducir la piratería. El fundamento del rechazo ha estado en que no se puede restringir el libre flujo de la información ni invadir la privacidad de los ciudadanos.  Holanda quiere alentar a la industria de entretenimiento a que se modernice y centre su atención en la búsqueda de alternativas autorizadas. Así pues, para el Parlamento holandés la descarga de películas y música para uso personal es considerada como “uso justo y no punible por la ley”. La moción rechazada en Holanda es una victoria para la gran masa de ciudadanos que realizan descargas para su uso personal.
Mientras que EEUU, Francia y España tratan de apoyar a la industria de contenidos con una legislación restrictiva de los derechos de los cuidadanos, en otros países europeos, como hemos visto, ya se está diciendo que no es necesaria esta legislación y que lo que tiene que hacer la industria es adaptarse a las nuevas tenologías y a los usos que los ciudadanos hacen de ellas.
Las discrepancias son grandes entre los diferentes estados y llega el momento de sacar conclusiones en aras de vislumbrar una solución que aúne intereses de la industria y de los ciudadanos que usan la red. No se trata de dar la razón a unos o a otros, puesto que los argumentos de ambas partes ya nos son conocidos, se trata de hacer un ejercicio de autocrítica por el que unos y otros analicen las causas de esta situación creada, donde y por qué surgió, quienes están involucrados y, sobre todo, como poder volver al equilibrio.

Empecemos por la sociedad, por nosotros. Con el desarrollo de Internet hemos tenido acceso a los contenidos de una forma directa y rápida, sin tener que pasar por intermediarios ni pedir explicaciones, pero nos hemos olvidado que Internet no es un foro para el pillaje, para la invasión sistemática de los derechos de los demás. No solo hablamos de los derechos de propiedad intelectual, sino también los derechos a la privacidad y a la intimidad. Si bien es cierto que los titulares de los derechos de propiedad intelectual han visto una forma de aprovechar y explotar al máximo una obsoleta legislación que no puede satisfacer la realidad actual, también es cierto que nosotros, como usuarios, hemos ido casi tan lejos como ellos en señal de protesta.

 Esto que acabo de mencionar es una de las características que tiene Internet (web 2.0, blogsfera). Los mensajes llegan a todos los puntos de la tierra, los movimientos ya no son nacionales, las reacciones tienen su efecto allá donde llega Internet. La conclusión a la que no podemos llegar es que la cultura ha de ser gratis, ha de ser accesible a todos y en todo momento, ya que esto es una autentica aberración, sino que la idea que tiene que quedar en la retina es que, como bien escribió Carlos Sánchez Almeida “una sociedad en la que el creador no vea retribuido su trabajo es una sociedad condenada a la extinción intelectual”. La idea es clara, hay que llegar a un compromiso entre los intereses de los titulares de derechos y la sociedad.

Los titulares de derechos de propiedad intelectual están en el otro lado del binomio. Las grandes productoras, la industria de los contenidos, y las entidades de gestión colectiva han visto que con Internet su modelo de negocio esta quedando obsoleto, está en peligro. Estos titulares de derechos han dirigido sus esfuerzos a proteger sus derechos a través de sistemas anticopia, de medios de encriptación, de presiones al legislador. En España, Francia o EEUU, se esta intentando, mediante amenazas a los proveedores de servicio, conseguir información que no pueden ni tienen que dar los proveedores de servicios sino es mediante orden judicial basándose en unas atribuciones que la Directiva 2002/58 CE48 no les da.
Embebidos en tal misión, lo que no han tenido en cuenta es que los creadores ya no necesitan intermediarios para llegar al publico, no necesitan grandes infraestructuras para darse a conocer y distribuir sus creaciones. Ven con miedo el movimiento Copyleft y Open source que personas como Lawrence Lessig, a través de Creative Commons, están impulsando y que tantos adeptos esta ganando. Llega el momento de la autocrítica, de aceptar las inquietudes de la sociedad, de satisfacer la demanda de esta.
La piratería comercial, que es en la que ellos se deberían de haber centrado verdaderamente, está condenada a la extinción. En los años 80 y principios de los 90 no existía la piratería comercial, o esta no era rentable por necesitar equipos caros de reproducción que solo las productoras podían poseer. A mediados de los años 90 empieza a haber medios más baratos para realizar copias, pero todavía inalcanzables para los usuarios normales, con lo que la piratería es un negocio emergente, en el que la obra original y la pirata compiten en el mercado. El cambio llega cuando los medios de copia adquieren una calidad y un precio tal que casi todo el mundo puede realizar sus copias a bajo precio, convirtiendo el negocio de la distribución original y la piratería en un fracaso. Con esta evolución la piratería comercial esta herida de muerte, pero la distribución licita de contenidos también atraviesa una crisis. La idea del compromiso entre titular de derechos de propiedad intelectual y sociedad vuelve a emerger.

Así pues llegamos a la conclusión que son necesarias dos cosas: el adaptar la legislación de derechos de propiedad intelectual a la nueva realidad creada por Internet y el plantear nuevos modelos de negocio. No se trata de plantear nuevos modos de protegerse de la piratería,  sino de aprovecharse las posibilidades de Internet para abrir nuevos canales de distribución, nuevas formas de dar publicidad dirigida, de reducir costes…

Hay diversas propuestas que ya han sido planteadas para restablecer el equilibrio, para que los titulares de derechos de propiedad intelectual tengan una remuneración por sus obras y, a su vez, que la sociedad tenga acceso a una cultura sin mas restricciones que las necesarias. Hasta el día de hoy las grandes productoras y distribuidoras no han hecho demasiado caso a estas propuestas, pero pequeñas empresas empiezan a surgir a la luz de estos nuevos modelos de negocio.

Estas son algunas de las formas por las que se puede recompensar a los artistas y titulares de derechos de propiedad intelectual:

  • Voluntary Collective Licensing, o licencia colectiva voluntaria. Este es el método que ha permitido la supervivencia de la Radio. Se paga una licencia para poder reproducir contenidos online.
  • Individual Compulsory Licences o licencias individuales obligatorias. Los autores y titulares de derechos de propiedad intelectual permiten la copia de Internet a cambio de una cantidad de dinero en concepto de indemnización. Esta cantidad tendría que ser fijada por ley. Con ello se permitiría la creación de empresas que dieran servicios del tipo tarifa plana, por canción bajada o de otra forma a cambio del pago de dicha licencia.
  • Ad Revenue Sharing o ingresos por publicidad en el intercambio. A traves de este sistema se posibilitaría bajar y escuchar o ver archivos de una pagina Web, incluso se podría interactuar con los artistas. A cambio, y mientras realizamos tales actividades, estaríamos viendo publicidad en la página. Los ingresos obtenidos por esa publicidad se repartirían entre la página Web y los titulares de los derechos de propiedad intelectual. Empresas como Emusic.com y Artistdirect.com ya están explotando esta forma de negocio.
  • Suscripción a redes P2P. Los creadores de programas P2P podrían cobrar por la utilización de ese servicio. Se pagaría una especie de tarifa plana y los beneficios se repartirían entre los artistas y los titulares de derechos a través de acuerdos de licencia con las productoras y discográficas. Este sistema esta siendo un éxito en el caso de iTunes de Apple.
  • Mecenazgo Digital y contribuciones online. A través de este sistema se podrían realizar donaciones directas a los artistas por sus creaciones de manera altruista a través de donaciones de muy escasa cuantía. De esta forma se les remuneraría en función de los gustos del publico.
  • Microrefunds o microreembolsos. Brad Templeton introdujo la siguiente idea. Cada material protegido por derechos de propiedad intelectual que nos bajamos esta sometido a una pequeñísima tasa. De esos contenidos que me bajo me quedaré solo con los que me guste…los otros los borrare. A final de mes se realizará un computo de los materiales que me he quedado saliendo una suma de las tasas que tendré que pagar. La ventaja que tiene este sistema es que no tengo que pagar antes de bajarme los materiales, sino que podré ver si me gustan o no y, solo así, comprarlos a través del pago de la tasa.
  • Canon a los soportes de grabación. Esto ya se esta practicando en Alemania, España y Canadá. Este canon seria una indemnización a los titulares de derechos de propiedad intelectual por la grabación de audio o video. Esta solución, personalmente, me parece poco acertada ya que grava muchos usos que no vulneran los derechos de propiedad intelectual.
  • Conciertos. En el ámbito de la música los conciertos son la mayor fuente de ingresos de los artistas normales.. Si se aprovechan de las ventajas de Internet tendrán el mejor sistema de promoción.
Si los titulares de derechos de propiedad intelectual se basaran en este tipo de propuestas verían satisfechos sus intereses económicos, ya que verían remunerados sus derechos, y la sociedad tendría la posibilidad de un acceso justo a una cultura. Solo de esta manera se podrán llegar a equilibrar los intereses de ambas partes y acabar con la situación actual de crispación, miedo e inseguridad.


Ver Post >
CÓMO HACERSE NOTAR EN UNA EMPRESA

Hoy en día los ejecutivos de las empresas se enfrentan permanentemente a situaciones que sólo hace veinte años serían inconcebibles. Los mercados globales, las nuevas tecnologías, el nuevo rol de las mujeres y los nuevos modelos de gestión, han transformado el entorno empresarial y esto hace necesarios nuevos modelos de conducta aplicables en cualquier lugar.
 
Tanto el Consejero Delegado de una gran empresa, como el recién licenciado que se incorpora al mercado laboral, además de titulaciones académicas y conocimientos profesionales, de una indumentaria mas o menos acorde y de un buen sueldo, necesita algo que resulta fundamental, aun cuando en muchas ocasiones se olvida. Me estoy refiriendo a los “buenos modales” que a mi juicio son tan importantes en la sociedad como en el entorno empresarial o profesional y de ellos va a depender el progreso profesional o directivo.
En la entidad financiera multinacional en la que trabajé hace años, tuve la oportunidad de conocer un caso paradigmático. Se trata de un hombre al que voy a llamar Javier. Javier era un brillante ejecutivo de marketing lleno de titulaciones y de master, que prestaba servicios en una gran empresa editorial. El Consejero Delegado se fijó en su currículum y lo contrató como jefe de nuestra división de márketing. Lamentablemente, a los tres meses de haber tomado posesión de su cargo ya se había enemistado con el personal de su división y con gran parte de sus colegas de otras divisiones.
Por desgracia, Javier confió sólo en sus titulaciones y en su capacidad como especialista de marketing y fué incapaz de adherirse a las normas establecidas en la empresa. Muy al contrario, pensó que el podría establecer otras propias de su estilo. Pese a su gran talento que lo podría haber llevado a estamentos mas altos de la empresa, su conducta le cercenó su desarrollo profesional. A los seis meses desde su contratación, fue despedido. El problema de Javier era que no podía verse a sí mismo como los demás lo veían a él. Rápidamente se hizo muy popular y sobresalió muy pronto en la plantilla, pero claro, sobresalió por sus negativos estilos que lo arrastraron al despido fulminante.
He aquí una muestra de los estilos de Javier para sobresalir tanto y tan rápido:
  • Llega siempre tarde: Es una buena manera de conseguir de que todos se fijen en ti. Llegas tarde a las reuniones, a las comidas de empresa e incluso al puesto de trabajo. Hasta te permites el lujo de llegar tarde a una cena con los colegas, porque, al fin y al cabo, lo que cuenta es hacer una entrada tardía para que todos noten que llegas.
  • Haz esperar a tus citas: Haz que esa persona que has citado te espere media hora y así verá que tu eres muy importante y que estás muy ocupado. Es posible que alguno no pueda esperar y entonces podrás dedicar el tiempo a quejarte de lo difícil que es hablar con la gente.
  • No permitas que tu secretaria sepa donde estás: Es una técnica muy eficaz, ya que las personas que te llamen o vayan a verte, se preguntarán qué estás haciendo realmente o cual es tu importancia dentro de la empresa.
  • Olvídate del nombre de las personas: No recuerdes nombres de personas o escríbelos incorrectamente cuando les envíes algún memorandum. De este modo demostrarás lo mucho que te importan esas personas.
  • Apila sin despachar los informes y cartas que recibas: Los vas amontomando y los dejas desatendidos ocho o diez días. De este modo las personas que entren en tu despacho te compadecerán por la cantidad de trabajo que tienes acumulada.
  • Grita al hablar y suelta tacos: Así avivarás mucho las conversaciones e indicarás a tus interlocutores lo resuelto y confiado que eres. Además con los gritos te oirá tanto tu interlocutor como la recepcionista que está en la planta baja y el cliente que entra en la empresa. De este modo sabrán que eres un tío al que hay que tomar muy en serio.
  • No guardes secretos con tus colegas: Cuentales lo que acabas de pagar por el seguro de tu casa, o los problemas dentales que tiene tu mujer, o el aborto que acaba de tener tu cuñada, o lo complicado que es llamar a un fontanero y que te llegue pronto a casa. Esto ayudará mucho con el excesos de trabajo de tus compañeros o de que se sientan incómodos por faltarles una buena dosis de cotilleo.
  • En las comidas de trabajo mastica con la boca abierta: Es una forma muy eficaz de caer bien a la gente y mas aun si tienes delante a algún miembro de la alta dirección. También suele ser muy eficaz el uso de un palillo para hurgar en los dientes mientras hablas.
  • Pellizca el trasero de la secretaria: En la cena/fiesta de Navidad que celebra el personal de la empresa, pellizca el trasero de la secretaria del jefe de la división comercial. Resulta muy eficaz para reir un poco cuando la chica pega un chillido desconcertada.
  • Lleva un traje arrugado: Usa trajes arrugados y dos tallas mayor de la que necesitas ya que eso de “la arruga es bella” va muy bien y lo de la talla resulta muy cómodo. Además, aunque todos tus colegas usen corbata, tu no te pongas esa prenda en el cuello que es muy incómoda y un pelín carca.
 
El cumplimiento de estas sencillas normas te asegurarán que no vas a pasar desaparcibido. No te quepa duda alguna que se acordarán de ti en todos los sitios donde trabajes.
Aunque puedan divertir por su tono humorístico, estas cosas son “coladuras” que probablemente alguno de nosotros hayamos cometido alguna vez. El problema es que, cuando se convierten en un estilo personal y en un hábito diario, dejan de hacer gracia y se convierten en la antesala de un despido. Sin lugar a duda hay una manera mas eficaz de llamar la atención, pero es hacerlo en un modo positivo, siendo discreto, utilizando buenos modales, valorando y llamando por el nombre a otras personas, teniendo un comportamiento correcto en la mesa, siendo cortés y diligente con las visitas y no haciendo perder el tiempo a los demás.

Ver Post >
¿PARA QUÉ SIRVE EL DINERO?

Por su singularidad, quiero compartir con los lectores de este blog, algunos retazos de la interesante biografía que ha llegado a mi poder, de un curioso personaje poco conocido a la vez que hombre de éxito, llamado Warren Buffett, la segunda persona más rica del mundo, sólo superado por Bill Gates. Este hombre, ha donado treinta y un mil millones de dólares para obras de caridad.
He aquí algunos aspectos muy interesantes de su vida así como una serie de sabios consejos que da sobre el uso del dinero:
  1. Compró su primera acción a los 11 años y se lamenta de haber empezado demasiado tarde!
  2. Compró una pequeña granja a los 14 años con sus ahorros provenientes de repartir periódicos.
  3. Todavía vive en la misma pequeña casa de tres habitaciones en Omaha, que compró luego de casarse hace 50 años. Él dice que tiene todo lo que necesita en esa casa que no tiene ninguna reja, muro o cierre.
  4. Conduce su propio coche a todas partes y no anda con chofer o guardaespaldas.
  5. Nunca viaja en jet privado, a pesar de ser el dueño de la compañía de jets privados más grande del mundo.
  6. Su holding, Berkshire Hathaway, es dueño de sesenta y tres grandes empresas. Cada año escribe una sola carta a los CEOs de estas empresas, dándoles los objetivos para el ejercicio. Nunca los llama regularmente o convoca a reuniones.
  7. A sus CEOs les ha dado sólo dos reglas:
    • Regla número 1: No perder nada del dinero de sus accionistas.
    • Regla número 2: No olvidar la regla número 1.
  8. Él no mantiene relaciones sociales con la gente de la alta sociedad. Su pasatiempo cuando llega a casa es prepararse palomitas de maíz y ver televisión.
  9. Bill Gates, el hombre más rico del mundo, lo conoció apenas hace cinco años. Bill Gates pensó que no tenía nada en común con Warren Buffett. Por esto, programó la reunión para que durara únicamente media hora. Pero cuando Gates lo conoció, la reunión duró diez horas y Bill Gates se volvió un devoto de Warren Buffett.
  10. Warren Buffet no anda con teléfono móvil ni tiene ordenador personal en su escritorio.
  11. Su consejo para la gente joven: “Aléjese de las tarjetas de crédito e invierta en usted.”
Tras estas pinceladas de este “curioso” triunfador, voy a reseñar ahora algunos de sus consejos u opiniones sobre el uso del dinero:
A El dinero no crea al hombre, sino que fue el hombre el que creó el dinero.
B. La vida es tan simple como usted la haga.
C. No haga lo que los otros digan. Escúchelos, pero haga lo que le hace sentir mejor.
D. No se vaya por las marcas. Póngase aquellas cosas en las que se sienta cómodo.
E. No gaste su dinero en cosas innecesarias. Gaste en aquellos que de verdad lo necesitan.
F. Después de todo, es su vida. ¿Para qué darle la oportunidad a otros de manejársela?

G. Si el dinero no sirve para compartirlo con los demás, entonces ¿para que sirve? Ayude aunque no pueda hacerlo. Siempre habrá cosas buenas para aquellos que saben compartir.

H. No gaste el dinero que no tiene. El Credito, Prestamos, etc. fueron inventados por la sociedad de consumo.

I. Antes de comprar algo, piense: ¿Que me pasará si no lo compro? Si la respuesta es ‘Nada’, no lo compre; porque no lo necesita.

J. Nada hemos traído al mundo, ni nada nos vamos a llevar…’

¿interesantes consejos en?

Ver Post >
La crisis traerá progresos

En este periodo de incertidumbre económica, creo que resulta muy interesante releer lo que en su día esribió Albert Einstein y que transcribo a continuación:

“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”.” La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia como el dia nace de la noche oscura.

Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.

Quien supera la crisis se supera a si mismo sin quedar “superado”.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.

El problema de las personas y los paises es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.

Sin crisis no hay desafíos, sin desafios la vida es una rutina, una lenta agonía.Sin crisis no hay méritos.

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.En vez de esto trabajemos duro.

Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla”.

Ver Post >
Los veteranos no son necesarios en las empresas. ¿o si?

Leyendo en el interesante blog “vida de un consultor” me he encontrado con un post titulado”el culto al joven deja en la cuneta a los veteranos” que me anima a escribir esta entrada que pretende ser el reflejo de mi propia experiencia profesional.
Inicié mi andadura profesional muy joven en una empresa multinacional suiza. Desde el año 1972 hasta el 2004 en que se produjo mi cese (forzoso, aunque eufemísticamente se diga pactado), fui pasando por diferentes áreas y responsabilidades (Jefe de Delegación, Jefe Técnico, Asesor Jurídico, Director de Zona Norte, Director Territorial y por último Presidente de una de las sociedades del grupo en el País Vasco).
Esos 32 años continuados en la empresa, me permitieron conocer en profundidad no sólo la propia actividad financiera y aseguradora que la empresa realizaba, sino diferentes culturas empresariales, tras varios procesos de absorción de otras entidades.
Pese a las diferentes culturas por las que atravesamos, se mantuvieron unos estilos bastante definidos, la visión estratégica estaba centrada en el medio y largo plazo, y había una clara orientación al cliente. Estos atributos hicieron que hasta el año 2000 esta empresa fuere una referencia el el mercado asegurador y financiero. Se generaban altos niveles de beneficios y el personal (en España había 2.500 empleados)estaba implicado y comprometido con los objetivos.
Cada año, todos los directivos pasábamos por una semana de reciclaje en ESADE o en otras escuelas de negocios. Además, si deseabamos ampliar nuestra formación en determinadas áreas, la empresa nos facilitaba medios y tiempo para hacerlo. Considerábamos la empresa como nuestra e invertíamos horas de trabajo mas allá de la jornada laboral, sencillamente porque entendíamos que debíamos de hacerlo, sin otras consideraciones. Había muy poca movilidad de personal, funcionaban muy bien los planes de carrera, y eramos una referencia en nuestro sector.
Pues bien, un buen día, consecuencia de la globalización de los mercados, esa empresa se fusionó con otra gran multinacional y en poco tiempo, toda la cultura, visión, estrategia y estilos, se fue transformando de modo acelerado. El CEO es sustituido y tras el fueron sustituidos caso todos los miembros del Comité de Dirección.
Empezaron a aparecer directivos jóvenes (35 años de edad media) procedentes de otros sectores que nada tenían que ver con el mundo financiero y asegurador y comenzaron a tomar decisiones. Algunos antiguos directivos supervivientes, como era mi caso, empezamos a ver los errores de bulto que se estaban cometiendo e intentamos ser la voz crítica en el Comité de Dirección, pero de nada servía. Eramos unos anticuados bichos raros que pretendíamos frenar la nueva máquina que se estaba modernizando.
Esos nuevos directivos que sólo buscaban un buen sueldo, pero que no se sentían comprometidos con la empresa, en poco tiempo, ante cualquier oferta del mercado mejor retribuida, se iban, eso sí, dejando detrás alguna patata caliente, para que los antiguos la cocináramos. Ellos eran los fichajes estrella que llegaban al club con una lustrosa y poco sudada camiseta y nosotros los viejos que como la sudábamos, holíamos mal, aun cuando al final eramos los que metíamos los goles al estilo Raul.
¿Cuales fueron los resultados de estos nuevos jóvenes estrella?. La empresa empezó a entrar en fuertes pérdidas; las cuentas de explotación eran un desastre y se maquillaban los resultados vendiendo los enormes activos inmobiliarios que se habían ido adquiriendo con los beneficios de ejercicios anteriores; el chorro de pérdida de clientes era cada vez mayor; el personal empezó a sentirse desmotivado y cayó en barrena el rendimiento y la productividad. A final de 2003 se inicia un expediente de regulación de empleo y se reduce el 25% de la plantilla. Hoy, esa gran empresa financiera y aseguradora que siete años atrás era una referencia en el mercado, ya no existe. Ha sido engullida por otra multinacional.
¿cuales son las conclusiones que se podrían extraer de esta historia?. Es innegable que las empresas necesitan savia nueva y que los jóvenes han de ser el motor del cambio en las organizaciones, tanto por su vitalidad, como por su buena formación académica. Pero, esas nuevas energías han de ser bien canalizadas y reconducidas. Y creo que los entresijos de la organización, y las actividades que se desarollan, quien mejor los conoce es el colaborador experimentado y que ya lleva unos buenos años en la empresa. Es ese el colaborador que habría de conducir y canalizar las fuerzas del joven que está a su lado.
Para terminar diría que hoy los jóvenes sí son necesarios en las empresa, pero tanto como lo son veteranos. Por tanto es una pena que las empresas estén prescindiendo de ese valioso capital humano tan experimentado y tan comprometido.
Es una suerte que algunas mercantiles ya empiecen a ser conscientes del problema que representan los equipos tan jóvenes y que ya estén rectificando el tiro para atraer nuevamente a esos veteranos que han quedado excluidos del mercado laboral.

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.