El Comercio
img
Etiqueta: culpa
"ME HABEIS JODIDO LA VIDA!"
img
Miguel Silveira | 27-02-2016 | 19:34 |0

 

 

 

 

A los casi treinta años después de haber estudiado la carrera que le gustaba y donde le gustaba, pero haber fracasado en realizar su proyecto final, después de varios intentos quedó por completo  frustrado y le dio por encerrarse en casa soltando por la boca un solo comentario: “Me habeis jodido la vida, en reproche a sus padres. Ellos que no tení­an precisamente exceso de dinero y habí­an hecho un esfuerzo sobrehumano con tal de satisfacer a su hijo en sus expectativas, se encontraron de pronto con ese comentario y la ansiedad les inundó su mente, su cuerpo y su hogar desde esa fecha No entendieron el contenido de aquella dura expresión, fruto de la frustración de su retoño y les pareció injusto. No es nada nuevo. Suele ocurrir con gran frecuencia que hijos que se sienten frustrados al no conseguir sus objetivos y si les salen mal las cosas, reaccionan reprochando a sus padres su fracaso personal sin pararse a pensar bien si lo que dicen es justo o es injusto. El caso es tirar balones fuera, echar la responsabilidad sobre quien se ha comportado con buena intención y mejor voluntad y quedarse tan panchos. No es solo en el ámbito familiar donde se

Ver Post
LA CULPA INJUSTIFICADA ¡A LA BASURA!
img
Miguel Silveira | 07-10-2015 | 10:19 |0

 

Quien a sabiendas ha hecho daño lo lógico es que sienta culpa y remordimiento y cuanto antes se disponga a compensar el daño a través de distintas acciones siempre que el perjudicado viva aún para que se sienta redimido y compensado. En ese caso, por lo tanto, es lógico y es bueno que la culpa emerja en el sujeto. Sería un mecanismo adaptativo y por tanto sincero. Pero dejar que la culpa nos invada y nos torture cuando el perjuicio no ha sido intencionado, no debe permitirse. Si actuaste como creías que era mejor, pero te equivocaste, aunque sea un error, podr´s ser responsable del error, pero nunca culpable moralmente. Lo hiciste como mejor supiste y deseaste, con la intención mejor y por lo tanto ignorante del daño que podría derivarse. Por eso, aunque el sentimiento de culpa te visite, no debes permitir que te esponje y te impregne poniéndote en riesgo de quedar torturado largo tiempo. Si además ya no puedes resarcir el daño, el tormento será mayor aún. Por eso, seamos claros, no habiendo intención de hacer mal no debe consentirse ser presa de la culpa y del remordimiento. Otra cosa distinta es, si se puede, corregir el error o incluso pedir disculpas,

Ver Post
¿TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS?
img
Miguel Silveira | 06-10-2013 | 18:38 |0

 

Eso parece que se tiende a pensar en esta sociedad donde la “meritocracia” ha ido haciendo cada vez más mella. Se tiende a creer que lo que nos pasa es solo culpa o responsabilidad nuestra, que tenemos y somos lo que nos merecemos, que nuestro resultado vital, laboral, profesional, emocional, familiar, etc. es sólo mérito propio, es lo que nos hemos ido ganando en base a nuestro esfuerzo y a  nuestras decisiones más o menos acertadas. Echamos sobre el individuo toda la carga de cuales sean sus resultados. Le abrumamos con el sentido de la culpa y le hacemos creer que si tiene éxito es un ganador hecho a si mismo y si fracasa es un perdedor porque se lo ha buscado. Qué lejos queda aquello de atribuir a la providencia divina parte de nuestras desgracias o fortuna. Ni tanto ni tan calvo. No pretendo resucitar la divina providencia aunque no estaría mal que de verdad existiese porque supondría un descanso enorme, ya que tendríamos a quien recurrir en nuestra ayuda y a quien echar la culpa de nuestras desgracias o adversidades. Lo que sí creo que hay que recordar para no agobiar más al ser humano es que, si bien es verdad que debe esforzarse al máximo y que en gran

Ver Post
PADRES QUE TENEIS HIJOS...
img
Miguel Silveira | 01-10-2013 | 11:13 |0

 

Varias veces he escrito sobre el comportamiento de muchos hijos y la erosión y dolor que eso supone para sus padres, pero ahora me toca meterme con los padres, porque no siempre los padres tienen toda la razón ni hacen las cosas bien por muy buena intención que pongan en ello y menos aún si no la ponen. Directamente al grano. Los padres pueden tener los problemas que tengan pero es su obligación moral, no la de disimularlos porque muchas veces no se puede y otras los hijos deben ser conocedores de su existencia, pero si la de no descargar nunca en los hijos sus depresiones, su mal humor derivado de la frustración de no llevarse bien con su pareja, no usarlos como aliados en contra del otro progenitor, no desahogar con ellos sus frustraciones matrimoniales ni delegar en ellos para que resuelvan los problemas que solo a los padres les incumbe. No estoy diciendo que haya que consentirles todo y aislarles del sufrimiento a toda costa porque no es educativo ni lógico. Lo que digo es que las frustraciones de cada uno o las cargas que cada uno de los padres soporta, quizás producidas por otras terceras personas o por su propia culpa, no deben descargarse sobre los hijos.

Ver Post
MALDITA CULPA IRRACIONAL
img
Miguel Silveira | 15-10-2012 | 18:14 |0

 

Me da una inmensa pena conocer a excelentes personas que  pusieron cuanto estaba de su parte en hacer bien las cosas, con la mejor de las intenciones, en sus relaciones familiares y amistosas y cuando el resultado fue negativo o nefasto, cuando los resultados obtenidos no eran los deseables o esperados se apoderó de ellos un sentimiento de culpa destructivo. A esas personas el remordimiento que les entra por haberse equivocado o fallado aunque no fuese con intención les carcome las entrañas y les encoge el alma. La culpa se introduce por todas las rendijas de su ser y va causando estragos a su paso. Tanto mayores estragos cuando más permanente es la emoción y cuando más intensa. El sentimiento de pesar aumenta en la misma medida en que ven que ya es tarde para revertir el orden de las cosas y de dar marcha atrás. Todos ellos presentan signos externos de repliegue del cuerpo porque la culpa encoge el organismos igual que ciertas prendas al lavarse. No dejan de darse golpes en el pecho o expresar sus lamentos por algo que no hicieron pero que tenían conciencia de la necesidad de hacerlo. La ansiedad que va aneja a la culpa les sume en un estado de desazón que

Ver Post
¿QUÉ HICIMOS MAL?
img
Miguel Silveira | 21-05-2012 | 20:40 |0

Me dan mucha pena esos padres que habiendo procedido en conciencia y con esmero en la educación de sus hijos, en cuanto uno de estos se desvía del camino y pierde el control de sus estribos con conductas impropias de quien ha sido educado razonablemente, se sienten muy culpables y se preguntan reiteradamente en qué habrán fallado para que se de tal resultado. Si unos padres han procedido bien según su entendimiento y en conciencia y ocurre tal desenlace es lógico que sufran al verse malogrados sus intentos de que el hijo sea una persona hecha y derecha, pero les conviene pensar que lo que sea su hijo en el futuro no depende únicamente de su labor educativa en cuanto padres. Esta es muy importante hacerla bien pero hay que tener presente
que hay también otras influencias ambientales, otros factores externos a la familia, otras personas con las que esos hijos se van relacionando (las malas compañías por ejemplo) y todo ello va dejando un poso de influencia no siempre en la línea deseada. Pero además existen los genes que ejercen su fuerza en las conductas y por si fuera poco hay que tener también en cuenta la propia
elaboración que ese hijo irá haciendo con todo

Ver Post
ENTRE DOS AGUAS
img
Miguel Silveira | 15-04-2012 | 16:29 |0

No quisiera estar en su piel, sinceramente, pero tener pareja oficialmente y simultanearla con otra debe  ser y es un tormento, aunque tenga su excitación en algunos instantes. Hay un tipo de personas que cuando llevan un tiempo casados, aunque  reconocen que su pareja les merece la pena, de pronto se sienten atraídos por otra persona y, sin abandonar pareja “oficial” viven una vida paralela. Unos reconocen que de pronto sienten que la vida se les escapa y con ella la posibilidad de tener aventuras y vivencias que, pasado algún tiempo, ya no podrán vivirlas por su avanzada edad. Otros reconocen que
se aburren en cuanto que se atan a una sola y necesitan marcha y se lanzan sin pensarlo dos veces. Como se sienten mal, culpables por una parte e infelices al tiempo cuando están con su pareja oficial, a veces tienen que recurrir a algún profesional pra aclararse y buscar solución a la gran desazón que sienten les invade. La verdad es que, autoengañándose, buscan hallar la cuadratura del
círculo porque quieren seguir comiendo en los dos platos sin que les haga daño tal comida. Cuando un hombre o una mujer opta por simultanear dos relaciones, una que les ofrece

Ver Post
PESADUMBRE Y REMORDIMIENTO
img
Miguel Silveira | 14-05-2011 | 20:26 |0

Estas dos palabras implican un profundo dolor interior cuando se sufren. Imagínese usted un ácido corrosivo que carcome aquello sobre lo que recae y tendrá una aceptable idea de cuales son los efectos emocionales del remordimiento. La pesadumbre en cambio es como sentir que te cuelgan de la vena ahorta un kilo de peso (pesa-dumbre) y cuyo efecto es un ahogo y una opresión del corazón que casi te impide respirar.

Los efectos emocionales de los dos sentimientos son a cual más demoledor. Ambos suelen surgir cuando uno ha cometido una falta u ofensa con consecuencias perjudiciales para quien la padece. Suelen cebarse en personas de gran sensibilidad hacia los demás, en los amantes de la justicia y del buen proceder, en la gente que es buena y que tiene buenos sentimientos hacia otros seres humanos. Pero el mayor efecto destructivo lo tienen cuando el perjudicado no está a nuestro alcance, no permite que le hagamos llegar nuestro perdón, porque se halla muy lejos de nosotros psicológicamente y sobre todo cuando ha muerto y no es posible ya demostrarle nuestro arrepentimiento.

En esos casos la pesadumbre y el remordimiento

Ver Post
SENTIMIENTO DE CULPA
img
Miguel Silveira | 02-05-2010 | 16:43 |0

Si hay algún estado emocional plenamente erosivo y desestabilizador del estado de ánimo es el sentimiento de culpa. Tiene la potencialidad de “jibarizar” la mente de quien lo siente, de desasosegarle e impedirle el sueño y el descanso mental que necesita. Pero también el remordimiento que ello implica le impide concentrarse en lo que hace y disminuye por tanto el rendimiento en sus actividades. Es un ejemplo claro de cómo una persona puede deambular replegado sobre su sentimiento y metido en si mismo.

La culpa le empuja hacia el pasado perdiendo de vivir el flujo del presente y no para de arrepentirse una y mil veces pero sin salir de una espiral maldita y liberarse de ese sentimiento. Por eso ante la culpa hay que saber bien lo que ocurre y saber qué hacer para no sucumbir a su presión si esta es muy prolongada. Hay dos posibilidades.

Una es sentirse culpable por haber actuado con cierta conciencia del mal que podía derivarse, porque había conciencia de cierta intencionalidad en esa acción nociva. Otra es sentirse culpable de un daño producido por acción o por omisión sin tener la conciencia de perjuicio y sin querer causarlo. En este caso no hay

Ver Post
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Otros Blogs de Autor