El Comercio
img
Etiqueta: emoción
ERES EMOCIONALMENTE INTELIGENTE...
img
Miguel Silveira | 13-12-2017 | 13:17 |0

 

Si aceptas a la persona de los otros y les tratas con respeto.

 

Si sabes entender al otro y ponerte en su lugar, si empatizas.

 

Si le tratas bien de forma que dejes sembrada en su retina una buena impresión.

 

Si ayudas o colaboras desinteresadamente cuando lo necesita aunque no sea constantemente para no acostumbrarle mal.

 

Si de vez en cuando le refuerzas sinceramente por algún acierto o buen comportamiento suyo.

 

Si escuchas al otro mientras te habla en lugar de estar a lo tuyo o haciendo otra cosa

 

Si no atacas a su persona sino que le haces una crítica constructiva sobre algún comportamiento específico que ha tenido.

 

Si tienes paciencia con el otro, en lugar de lanzarte impulsivamente a criticarle.

 

Si sabes utilizar bien las formas cuando algo te molesta de la persona del otro.

 

Si le tienes en cuenta y no le pones en evidencia en presencia de otros.

 

Si hablas bien de él merecidamente a terceras personas.

 

Si eres cortés y educado en el trato

 

Si sabes dar las gracias por los favores recibidos

 

Si sabes pedir perdón o disculpas cuando has molestado al otro aunque sin

Ver Post
NO TE DEJES SECUESTRAR
img
Miguel Silveira | 08-05-2013 | 11:17 |0

 

 

Pues sí, amigos, con harta frecuencia nos dejamos secuestrar por nuestra amígdala, que, aunque insignificante hace muchos estragos. Cada vez que una emoción como el miedo, la culpa o la ira,  liberadas por la amígdala, nos invaden, lo que en realidad está ocurriendo es que ese pequeño órgano, del tamaño de una lenteja, impide al cerebro racional o pensante evaluar la situación, hacerse cargo de ella y tomar las decisiones pertinentes. Es como esos calamares que expulsan tanta tinta que impiden a sus atacantes verlos y atacarlos por tanto. La emoción, sea cual sea, sobre todo si es intensa, nubla la parte de nuestro cerebro, el pensante, evaluador y tomador de decisiones, situado en el córtex prefrontal izquierdo, sobre todo, y no da pie con bola o queda bloqueado, secuestrado. De esa forma no avanza hasta tanto la emoción no se haya enfriado. Sin embargo, aunque las emociones son reacciones químicas naturales y por tanto esperables, no debemos consentir que se apoderen de nuestra capacidad de discernir y razonar y tomar decisiones apropiadas. No, porque lo probable es que erremos al obrar un tanto cegados por la tinta no ya del calamar sino del

Ver Post
SECUESTRO AMIGDALAR
img
Miguel Silveira | 11-11-2012 | 19:28 |0

Puesto que está tan de actualidad esta expresión, voy a aclararlo. La amígdala, situada en el sistema límbico en la parte central del cerebro es como un  radar que, al detectar un peligro o amenaza, toma el mando del cerebro y se entra en lo que se conoce como “secuestro amigdalar” por el cual nuestra atención queda apresada y centrada en ese peligro real o imaginario, lo que redunda en perjuicio de concentrarnos en lo que de verdad nos interesa y satisface. Quedamos así  invadidos por el miedo. En otras palabras, nos hallamos bajo secuestro amigdalar, cuando estamos sometidos a situaciones angustiosas. En ese caso nos cuesta recuperarnos del sometimiento de lo adverso y nos quedamos preocupados y dando vueltas sin cesar a esa situación y lo que implica. Durante el secuestro amigdalar  los circuitos de alarma activan la respuesta de lucha o huída, de paralización y también de evitación, lo cual hace segregar a nuestro cuerpo hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol que, entre otros efectos, reducen las defensas de nuestro sistema inmunitario. ¿Cómo hacer frente a tal secuestro para acortar su acción devastadora lo más pronto posible?

Ver Post
EL RENCOR ENVENENA
img
Miguel Silveira | 28-05-2012 | 11:43 |0

 

Mantuvo con él una relación en apariencia buena durante un año de noviazgo, durante el cual ella le dio de todo llegando hasta  entregarle una importante cantidad de dinero para que saldase unas deudas pendientes. Pero las cosas se torcieron y el decidió dejarlo con ella y si te vi no me acuerdo. Ella le pidió entonces que le devolviese la cantidad prestada y al cabo de unos meses y constante insistencia, aún no ha cobrado  un euro y él se hizo y hace el desentendido, el sueco, el loco. Desde entonces ella vive colmada de rencor y dice no poder superar esa injusticia.

El rencor, esa emoción tan destructiva tiene la potencialidad de colarse en nuestro ser por todas las rendijas, activando la imaginación de terribles escenas de venganza y amargando la vida a quien lo experimenta, sobre todo si  dura un largo tiempo. Es una  reacción normal que se experimenta ante una injusticia inmerecida y se alimenta en tanto en cuanto la persona que ofende vive presente en nuestra conciencia, en el recuerdo permanente. El rencor es una emoción y la emoción sigue siempre a una vivencia injusta pero está conectada con la mente, con la imagen o imágenes del odiado y de sus

Ver Post
DESEQUILIBRIO EMOCIONAL
img
Miguel Silveira | 13-11-2011 | 17:59 |0

Sabemos que no sólo no podemos
vivir sin emociones sino que estas son expresión necesaria de la naturaleza
humana. Hasta aquí todo el mundo de acuerdo como también que hay momentos en
los que el estado emocional se nos escapa de las manos y desborda nuestra
capacidad de autodominio.  Pero en cuanto
una persona vive dominada por y bajo el impulso de  sus estados emocionales pasando en cuestión de
minutos de la sima de la depresión a la cima de la alegría y la excitación o de
la envidia a los celos o de la risa al llanto o del odio al amor, de la ira a
las caricias, asistimos a un desequilibrio emocional capaz de destrozarnos y
dejarnos sin saber a qué atenernos nosotros mismos ni a qué atenerse los demás.
El ser humano tiene que aprender a no vivir a merced de impulsos emocionales
que, si bien tienen siempre una explicación o una causa inmediata, son ciegos
en cuanto que ciegan nuestra capacidad de razonar y ver el terreno que  pisamos. No se trata de vivir en perfecto
equilibrio, privilegio de muy pocos en escasos momentos, sino de no estar a
merced de dónde sople el viento. Los cambios repentinos de estado de ánimo
producen importantes estragos en la

Ver Post
PESADUMBRE Y REMORDIMIENTO
img
Miguel Silveira | 14-05-2011 | 20:26 |0

Estas dos palabras implican un profundo dolor interior cuando se sufren. Imagínese usted un ácido corrosivo que carcome aquello sobre lo que recae y tendrá una aceptable idea de cuales son los efectos emocionales del remordimiento. La pesadumbre en cambio es como sentir que te cuelgan de la vena ahorta un kilo de peso (pesa-dumbre) y cuyo efecto es un ahogo y una opresión del corazón que casi te impide respirar.

Los efectos emocionales de los dos sentimientos son a cual más demoledor. Ambos suelen surgir cuando uno ha cometido una falta u ofensa con consecuencias perjudiciales para quien la padece. Suelen cebarse en personas de gran sensibilidad hacia los demás, en los amantes de la justicia y del buen proceder, en la gente que es buena y que tiene buenos sentimientos hacia otros seres humanos. Pero el mayor efecto destructivo lo tienen cuando el perjudicado no está a nuestro alcance, no permite que le hagamos llegar nuestro perdón, porque se halla muy lejos de nosotros psicológicamente y sobre todo cuando ha muerto y no es posible ya demostrarle nuestro arrepentimiento.

En esos casos la pesadumbre y el remordimiento

Ver Post
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Otros Blogs de Autor