Blogs

Pilar Arnaldo

Desde La Pontecastru

GANADERAS Y CAMPEONAS

Hoy, 15 de octubre, es el Día Internacional de la Mujer Rural. Por lo tanto, toca hablar de ellas y visibilizarlas. Es su día. Un día en el que, como cualquier otro del año, trabajarán muy duro para atender las múltiples actividades que conlleva su oficio. Madrugarán, como cualquier otra jornadadel año -fines de semana incluidos- , para atender a sus familias, dar desayunos, preparar niños para el colegio. Después comenzarán sus tareas ganaderas, porque la mujer rural de hoy, como la de otras épocas, es eminentemente ganadera. Trabajando codo a codo con sus hombres, atenderán animales, limpiarán cuadras, llevarán el ganado al pasto… Muchas de ellas son las titulares de las explotaciones y se emplean en su labor a tiempo completo. Son mujeres fuertes, entrenadas en el trabajo duro. Conocen bien su oficio y lo realizan con gran dedicación. Recibieron de sus antepasadas la herencia de los saberes campesinos tradicionales, que combinan con los adelantos del mundo actual. También recae, en buena parte, sobre ellas toda la exagerada burocracia administrativa que conlleva hoy la actividad ganadera.

Pero también, al igual que sus antecesoras, son agricultoras. Cultivan sus huertas para consumo propio  y las tierras de maíz y otros forrajes para el ganado. También tendrán que dedicar una parte de su tiempo a esto. Ahora es época de recolección, toca traer para la casa todos esos productos que serán de gran utilidad a lo largo del año. No solo es recolectarlos, sino disponerlos para su conservación. Poner a secar fabes, nueces, avellanas. Preparar verduras para congelar o envasar, elaborar dulces con frutas de temporada.

Por supuesto, tienen el papel principal en las tareas del hogar: cocinan, limpian, acondicionan la ropa de su familia, atienden niños y mayores. Suelen llevar la mayor parte en la educación de los hijos, en la que se implican a fondo, como cualquier madre actual de cualquier otro entorno: ayudan con los deberes, acuden a las citas en los centros educativos…

Y además, encuentran tiempo para ejercer un papel importante en su comunidad. Crean asociaciones, trabajan para recuperar la cultura tradicional, practican la solidaridad, tratan de mantener las tradiciones de sus lugares. Son mujeres de hoy en día, manejan las redes sociales y a menudo las utilizan para visibilizar su trabajo y denunciar los obstáculos  contra los que tienen que luchar.

¿Después de todo esto alguien duda de que son unas auténticas campeonas? Pues sí: lo son y por eso hay que cuidarlas de una manera especial. Sin ellas no es posible la continuidad de los pueblos. Porque hay una cosa clara: nuestra Asturias rural será ganadera o no será nada. De eso no me cabe la menor duda.

¡Feliz día de la mujer rural a todas!

 

 

 

 

Temas

Sobre el autor

Pilar Arnaldo, escritora y profesora de Lengua castellana y Literatura. Como columnista publico mis artículos en El Comercio sobre mundo rural, Suroccidente de Asturias y cultura tradicional


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031