Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

UNA TRIPLE ELECCIÓN

Salimos de una campaña electoral para entrar en otra. Más bien habría que decir en ‘otras’, porque el día 26 de este mes se eligen representantes al Parlamento europeo, las cámaras legislativas de las comunidades autónomas y las corporaciones municipales. La Eurocámara nos queda muy lejos: aunque las directivas europeas condicionan las normas españolas y la gestión de los gobiernos, las opciones que hay detrás de esa votación resultan borrosas para el público, cuando no abiertamente ininteligibles. En el caso de los ayuntamientos ocurre lo contrario, la proximidad es tan grande que la elección de uno u otro partido está muy condicionada por las personas que forman la candidatura. A medio camino entre lo lejano y lo próximo se sitúan las cámaras autonómicas que son las que concentran la atención de la gente porque tienen un sentido político más acusado que los consistorios y más real que la superestructura comunitaria. Entre las doce regiones en que hay votaciones y los principales ayuntamientos –sobre todo Madrid y Barcelona– se decidirá quién es el partido ganador de la jornada electoral.

Así como en las elecciones generales la campaña estaba centrada en el miedo a la unión de las derechas o a los socios independentistas de Sánchez, en la triple consulta del 26 de mayo no habrá una temática dominante. En cada territorio se desplegarán distintos argumentos. Sospecho que en Asturias los cuatro grupos de derecha clamarán por el fin del ciclo socialista, mientras que desde el PSOE se reivindicará la fiabilidad de su opción ante una oposición heterogénea y escasamente experimentada. Por su parte, Podemos e IU se presentarán como garantes de una gestión de izquierdas. Sobre la amplia oferta electoral pesan los resultados habidos en las elecciones generales celebradas el pasado 28 de abril que tendrán una influencia indudable en el sentido del voto municipal, autonómico y europeo. Es muy probable que acuda menos gente a votar, pero las tendencias del voto no sufrirán grandes alteraciones. En municipios concretos, o en algunas comunidades autónomas, puede que haya cambios sensibles, pero el comportamiento general tenderá a la estabilidad.

Algunas de las noticias conocidas en el umbral de la campaña electoral, como el recorte de producción siderúrgica o la calificación de Asturias como región más pobre del norte de España, merecerían convertirse en argumento de campaña, pero no lo creo. Entre nosotros lo que manda es la inercia.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


mayo 2019
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031