Papel mojado. | RETORCIDA REALIDAD - Blogs elcomercio.es

Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Papel mojado.

ministro-fomento-abalos-gijon-u6015768232838rf-228x141el-comercio-elcomercioEl 15 de noviembre del año pasado llegaba José Luis Ábalos, ministro de Fomento, a la Plaza Mayor de Gijón. Lo hacía con una manifestación vecinal esperándole a las puertas mismas del Ayuntamiento. El momento del día se produjo cuando el ministro tomó un megáfono y se dirigió a los asistentes. Aseguró que esta ciudad desarrollaría su eterno plan de vías con compromisos claros, así como también pidió tiempo porque llevaba poco en el cargo. Posteriormente, se reunió con la alcaldesa, Carmen Moriyón, asegurando que en breve se firmaría el convenio para el plan. La hoja de ruta pasaba por remitirlo a Ayuntamiento y Principado con una nueva propuesta, para después convocar en quince días al consejo de administración de Gijón al Norte. Pues bien, han pasado casi tres meses y seguimos igual. Esto es, sin ningún documento firmado que ratifique la voluntad de ejecutar las obras acordadas. El convenio, decía, sería llevado al Consejo de Ministros en «unas semanas». Ahora bien, como digo, parece que las cosas de palacio van despacio. Nada de esto se ve por el horizonte. Ni que la sociedad sea convocada por el secretario de Estado de Infraestructuras, ni, mucho menos, que una inversión de 814 millones de euros vaya a ser autorizada desde la Moncloa. Todo ello, después de que el Tribunal de Cuentas pusiese en solfa la operación de integración ferroviaria de nuestra ciudad. Según un informe de este organismo, la sociedad Gijón al Norte, pese a que fue de las primeras en constituirse, sólo lleva un 14,11% de las obras que tenía encomendadas. Ojo, otras de la misma época, en cambio, están al 87%, tras catorce largos años de espera.

42064083-624x415-kghg-u70570055655n0h-624x385el-comercioEntiende este relator que las cosas se van a complicar aún más. Está claro que la situación política por Madrid anda revuelta. Las fracasadas negociaciones para el conflicto catalán y las dudas sobre la aprobación de los presupuestos no juegan a nuestro favor. Más bien, lo contrario. La provisionalidad del gobierno de Pedro Sánchez -con incesantes rumores sobre adelanto electoral para el 14 de abril- deja en el aire todo lo comprometido por Ábalos. Digo más, lo probable es que se quede en nada y tengamos que volver a empezar. Es decir, que aparezca un nuevo ministro por aquí, tome otra vez un megáfono y cambie el proyecto por enésima vez. En definitiva, lo que acabamos de vivir. Sin embargo, tal parece que en este tema hayamos bajado los brazos. O sea, que estemos esperando un milagro que no se producirá. Si Ábalos vino a Gijón fue por la presión social. Recuerden que ya había aplazado una visita anterior a Asturias, para marcharse a un acto del todopoderoso Corredor del Mediterráneo. Pregunto, ¿acaso pensamos que el soterramiento ferroviario va a salir adelante como se dijo en noviembre? ¿Acaso no vemos que se está convirtiendo en papel mojado?

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


febrero 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728