Mejor dejarlo. | RETORCIDA REALIDAD - Blogs elcomercio.es >

Blogs

Jose Manuel Balbuena

RETORCIDA REALIDAD

Mejor dejarlo.

En lo poco que resta de legislatura solo queda algo interesante por saber: qué pasará con el reglamento de laicidad. A la postre, la norma que nunca nadie pidió y que tiene una inmensa capa de barniz ideológico. La norma, digo, que obligará a los ediles, alcaldes y alcaldesas de las futuras corporaciones a no acudir a los eventos que allí se digan. IU aboga por tramitarla durante el mes de enero, pero la realidad es que el PSOE le está dando largas. Sabe de sobra que puede herir sensibilidades dentro de su propio electorado, tener complicaciones jurídicas que podrían llevar a un nuevo varapalo en forma de anulación y que solo beneficia a la parroquia de la coalición. Eso sí, IU reitera que los acuerdos están para cumplirlos y no le falta razón. Más que nada, porque este reglamento forma parte del acuerdo de gobierno firmado con el socialismo local y que contiene 88 puntos. El por qué y para qué en su día los actuales gobernantes del PSOE se comprometieron a ello es un misterio. Entre otras cosas, porque la coalición salió de las urnas escaldada y bastante debilitada. Con un único concejal y apenas 8.424 votos. En definitiva, me temo que les han metido un gol por toda la escuadra, como se ha demostrado también con el asunto de la movilidad.

De momento, ante lo espinoso del tema, la ejecutiva gijonesa y el Ayuntamiento enviaron el borrador a la dirección regional para su estudio. Dicho de otra forma: pasaron la patata cliente a la FSA y a ver qué hace con ella. Desde luego, yo no veo que a estas alturas se pueda condicionar de esta manera a la próxima Corporación. Esto es, que el futuro primer o primera edil tenga que tragar con cosas como que no pueda acudir a una procesión en Semana Santa o una misa por la patrona de la ciudad, porque así lo dice el artículo 3 de dicho reglamento. Entiendo que un alcalde o alcaldesa debe tener autonomía para decirlo en función de sus convicciones. Si no, ¿qué votamos, entonces? ¿A un títere manipulado por una norma que implantaron tres o cuatro? De hecho, yo si fuese alcalde de Gijón me la pasaría por el forro: iría allí donde represente a los gijoneses, independientemente de que sea en una iglesia, mezquita o sinagoga. No puede ser de otra forma. En todo caso, como digo, lo inteligente para el PSOE es dejarla para que la moldeé lo que salga en las urnas en mayo del año que viene, aunque eso signifique una bronca de órdago con sus socios.

@balbuenajm

Por JOSE MANUEL BALBUENA

Sobre el autor

Economista y empresario. Colaborador de EL COMERCIO desde hace ya muchos años. Vamos, un currante en toda regla


diciembre 2022
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031