Blogs

Manuel Rosety

Sportingmania

La contraprima

La historia se repite, pero con menos camino por recorrer. Llega el Salamanca, en un partido que es necesario ganar y en el que no se puede permitir ningún tipo de confianza.

El equipo charro es de los que mejor fútbol hace fuera de su campo. Su victoria más contundente fue el 0-3 de Elche, que se vio en toda España por Canal +. Quizá por este motivo, la referencia resulta más espectacular sobre el potencial de los salmantinos, aunque tampoco estamos hablando del Manchester, ni Quique Martín es Cristiano Ronaldo.

La trayectoria del Sporting genera ilusión y hace que se especule con muchas cuentas, aunque la única que vale es la del sábado, con el objetivo de sumar tres puntos. Si luego la Real vuelve a pinchar, mejor. Y si le toca al Málaga, también será bueno. Pero antes hay que pensar en doblegar al Salamanca.

Las suspicacias son libres y desde la capital castellana empiezan a llegarme mensajes. Lillo fue entrenador salmantino y Quique Martín, al que tuvo en el Terrassa, es amigo suyo. El técnico tolosarra ya explica hoy en El Comercio que las primas de Badiola no existen, que cómo va a ir avisando al palco del Cádiz cuando juega el Sporting. Pero suelta la nebulosa de una posible prima del club gijonés, filtración que la Real soltó en algunos mentideros vascos y de la que se hace eco Noticias de Guipuzcoa. Es una forma de contrarrestar los ofrecimientos recientes a los rivales del Sporting, que de poco sirvieron. Esto es lo que se llama una contraprima.

Dada la situación económica del Sporting, no creo que del club gijonés haya salido dinero para primas, porque los consejeros no disponen de potencial económico como para ‘invertir’ de esta forma, ni la entidad tiene opciones. Y de Fernández no me creo que se gaste así el dinero.

Está claro que Lillo defiende lo suyo, con todos los argumentos y armas posibles. Tuve la ocasión de coincidir con él en una ocasión, cuando dirigía al Oviedo, en la víspera de un derbi. En otra ocasión lo saludé en Salamanca, con Bernardino Bernardo, hace ya seis años. Pudo ser entrenador del Sporting B cuado se habló de Maturana. Ya llovió. Se sigue explicando muy bien y se entiende perfectamente su mensaje, que no es otro que el de buscar el trasvase del nerviosismo a otras latitudes, que ahora estará más enfocado a Málaga que a Gijón, aunque su tembleque estará ahora con el punto de mira puesto en el Granada 74 de Marsá y Pina. El equipo exilado a Motril se juega la categoría y, posiblemente, su subsistencia, además del dinero de sus propietarios.

Cuando el balón empiece a rodar el sábado a las seis y media de la tarde en un Molinón lleno, la tensión del partido hará olvidar todas estas cuestiones. El Sporting buscará la victoria que necesita para mantener, en el peor de los casos, el colchón de cuatro puntos que mantiene sobre la Real, la grada disfrutará y animará hasta la extenuación, sin olvidar que el Salamanca vendrá a alejarse del descenso, que ahora tiene a cuatro puntos. No habrá nada fácil, pero para nadie.

Temas

Sobre el autor

El universo rojiblanco tal y como lo vive su principal cronista


mayo 2008
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031