El Comercio
img
Fecha: febrero 27, 2012
Nueva regulación: despedir a un empleado del hogar.
Cuervo Alfageme Abogados 27-02-2012 | 10:37 | 1

 

Tras la entrada en vigor de la nueva normativa sobre personal al servicio del hogar son muchas las dudas que se generan para ambas partes en esta especial relación laboral pero, sin duda, una de las que mas preocupa a la parte empleadora es la posibilidad de despedir al trabajador, forma en que hay que hacerlo y efectos económicos de esta decisión. Puesto que es un tipo de trabajo en el que la confianza es fundamental, no se exigen especiales motivos para poder dar por terminado el contrato, ahora bien, en función del supuesto, las consecuencias cambian.

Si el trabajador incumple sus obligaciones se puede optar por un despido disciplinario, lo que implica que no haya derecho a indemnización por despido. Si el trabajador no está de acuerdo y reclama ante el Juzgado logrando una sentencia que declare la improcedencia del despido, habrá que indemnizarle con veinte días de salario por año.

Si el trabajador no incumple sus obligaciones pero el empleador quiere desistir del contrato puede hacerlo, pero debe tener en cuenta unas reglas. En primer lugar, la necesidad de preaviso, que será como mínimo de veinte días si el contrato tiene una duración de más de un año y de siete días si tiene una duración inferior. En ambos casos el trabajador tiene derecho a una indemnización equivalente a doce días de trabajo. Es fundamental respetar estos plazos pues si no se cumplen los requisitos formales la indemnización será de veinte días en lugar de doce.

Y un consejo para terminar: todo por escrito. Tanto la notificación de despido disciplinario como el preaviso en caso de desistimiento deben hacerse de forma que conste el contenido y la recepción. Además, si el empleador paga una indemnización es fundamental que el trabajador firme el recibo correspondiente.

La dificultad de este tipo de contrato está, sin duda, en el hecho de que el empleador no es un empresario y no tiene conocimientos sobre temas laborales, lo que dificulta que se cumplan correctamente todos los trámites, que no solo tienen que ver con lo que hoy comentamos, sino también con la formalización del contrato, alta en la seguridad social y respeto a los derechos de los trabajadores.

Ver Post >
Obras de accesibilidad en una comunidad.
Cuervo Alfageme Abogados 27-02-2012 | 10:29 | 0

En una comunidad de propietarios un vecino que tiene dificultades de movilidad y una edad avanzada ha solicitado que se instale una silla especial para salvar unos escalones que se encuentran en el portal del eficio. El problema surge porque en la última reunión no se ponían de acuerdo los vecinos en quién tenía que pagar esa obra. Unos mantienen que tiene que pagarla el que la solicita, otros que solo tiene que pagar la comunidad si el coste no supera tres veces la cuota mensual y, finalmente, un vecino sostiene que el no tiene que pagar nada porque se encuentra en paro. El presidente nos pregunta quién tiene razón.

La última reforma de la Ley de la Propiedad Horizontal en este punto se produjo el año pasado, de modo que actualmente una comunidad está obligada a realizar las obras de accesibilidad que sean necesarias cuando lo pidan propietarios en cuya vivienda vivan, trabajen o presten sus servicios altruistas o voluntarios personas con discapacidad o mayores de setenta años. Actualmente el límite de esta obligación se encuentra en que el importe total no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes, cuando antes se ponía el tope en tres mensualidades.

En cuanto al propietario que alegaba no tener que pagar por estar desempleado, tendrá razón siempre y cuando sumando los ingresos de su unidad familiar estos no superen al año 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), excepto en el caso de que las subvenciones o ayudas públicas a las que esa unidad familiar pueda tener acceso impidan que el coste anual repercutido de las obras que le afecten, privativas o en los elementos comunes, supere el treinta y tres % de sus ingresos anuales.

Ver Post >
Herencia de bienes gananciales.
Cuervo Alfageme Abogados 27-02-2012 | 10:28 | 1

El padre de Juan Miguel ha fallecido recientemente, legando en testamento abierto, a su esposa, el usufructo vitalicio del total de la herencia. Ambos tenían régimen de gananciales y eran dueños de una residencia no habitual y titulares a partes iguales de un depósito bancario. Nos pregunta que parte del saldo de ese depósito a la fecha de la muerte hay que declarar y si hay que incluir el total o la mitad del valor de la vivienda.
Tras el fallecimiento de tu padre tienes un plazo de seis meses para realizar los trámites correspondientes al Impuesto de Sucesiones. Puesto que existen bienes que eran gananciales, obviamente la mitad de su valor corresponde a tu madre por derecho propio y no forma parte de la herencia de tu padre.

En el Impuesto de Sucesiones tienes dos opciones, realizar una declaración-liquidación o solamente una declaración. La primera opción implica no solo poner en conocimiento de hacienda los bienes y su valor sino también hacer los cálculos correspondientes y realizar el ingreso. En ese caso no te olvides de que has de incluir en los cálculos solamente la mitad del valor de los bienes gananciales que correspondía a tu padre y que hay que realizar los cálculos para cada uno de los herederos. En este punto es especialmente importante calcular de modo correcto el valor del usufructo.

La segunda opción es realizar una declaración de bienes a fin de que sea hacienda la que realice la liquidación y te la comunique dándote un plazo para realizar el ingreso. En la declaración debes indicar todos y cada uno de los bienes, especificando su carácter ganancial o privativo y el valor total y la parte correspondiente a la mitad ganancial de tu padre. Al indicar que se trata de bienes gananciales hacienda incluirá solamente la mitad de su valor. Además, como hay que acompañar a la declaración varios documentos entre los cuales se encuentra el testamento, constará el derecho de usufructo de tu madre, que se tomará en cuenta a los efectos oportunos. No obstante, comprueba la liquidación cuando te la comuniquen.

Ver Post >

Etiquetas