El Comercio
img
Esa difícil relación entre calidad y precio
img
Cuervo Alfageme Abogados | 11-07-2016 | 08:59| 0

 

Inmersos estamos de nuevo en el momento de las rebajas. El verano, las tiendas con grandes carteles de reclamo, las ofertas tentadoras… todo nos invita a comprar y, sin duda, resulta interesante aprovechar la oportunidad pero siempre teniendo en  cuenta unas cuantas pautas que no debemos olvidar y que siempre recordamos en estas fechas. Salir de casa simplemente de compras sin una planificación adecuada y sin recordar nuestros derechos puede traer como consecuencia un gasto excesivo, compras de objetos innecesarios o llevarnos algún que otro disgusto con el respeto a nuestros derechos.

Por todos estos motivos solemos recomendar hacer una lista de lo que necesitamos, comprobar que los productos que adquirimos rebajados son los mismos que se vendían en temporada (rebajas no es lo mismo que liquidaciones o ventas de saldos o productos deteriorados), hacer una comparativa entre precio actual rebajado y precio anterior (las etiquetas y carteles deben ser claros al respecto), comprobar plazos y forma de devolución por si lo precisáramos (cada establecimiento establece su propio sistema y debe estar indicado) y exigir que el pago lo podamos hacer como viene siendo habitual en ese establecimiento cuando no existen rebajas (por ejemplo, si se permite el pago con tarjeta en temporada debe ser igual en periodo de rebajas).

Esta idea de que se rebaja el precio pero no la calidad del producto ni los derechos es fundamental y además resulta aplicable a cualquier otra situación en que cualquier profesional o comerciante nos ofrezca un precio tentador. Ocurre en todos los campos, también en el jurídico, y el consejo siempre es el mismo: no debemos perder de vista el servicio o producto que buscamos, su complejidad y lo que esperamos recibir a cambio de lo que paguemos. Porque resulta totalmente cierto aquello que dicen de que lo barato puede salir finalmente excesivamente caro.

Ver Post >
Vacaciones del arrendatario
img
Cuervo Alfageme Abogados | 11-07-2016 | 08:49| 0

Pedro tiene alquilado un piso desde hace un año. Este verano, por circunstancias laborales, va a estar fuera dos meses. No quiere dejar el contrato pues el uno de octubre regresa a la ciudad pero estaba pensando si podía proponerle al arrendador no abonar estos dos meses de renta ofertándole que haga un alquiler de verano o alguna otra opción de ese tipo. Nos pregunta si hay alguna fórmula legal que pueda utilizar frente al arrendador.

No hay ninguna fórmula legal en la ley para lo que planteas ya que no encaja en las figuras de cesión de contrato (supondría ceder el contrato íntegramente a un nuevo arrendatario) ni de subarriendo (el subarriendo solo puede ser parcial, de una parte de la vivienda). En cualquier caso, en ambos supuestos, el arrendador debe dar su consentimiento por escrito.

La única opción es, si ya han transcurrido seis meses desde el inicio del contrato, que comuniques al arrendador la extinción del mismo. Hay que comprobar en el contrato de arrendamiento si se ha pactado indemnización a favor del arrendador para este supuesto. Si lo haces así, finaliza el contrato y la opción de tener el piso disponible en octubre dependerá de un acuerdo con el arrendador  y de la realización de un nuevo contrato en su caso.

Ver Post >
Elegir periodo vacacional en un divorcio
img
Cuervo Alfageme Abogados | 11-07-2016 | 08:48| 0

Alejandro y María se han divorciado este año. Tienen un par de hijos de cinco y siete años. Según acordaron, María tiene la custodia de los niños y Alejandro unas visitas muy amplias. Este es el primer verano que pasan en esta situación y a cada uno le corresponde la mitad del tiempo. Le toca elegir a María el período y a Alejandro no le parece adecuado el elegido por ella porque le cuadra mal con sus propias vacaciones. Nos pregunta si tiene que aceptarlo así.

Si en el convenio regulador de tu divorcio habéis pactado que el periodo vacacional del verano se reparte por mitad, cada año elige uno el periodo y este año le corresponde a la madre, tienes que aceptar esa elección y tratar de organizar tus vacaciones en función de la misma. Ten en cuenta que el año próximo estaréis en la situación inversa. Serás tú quien decida el periodo que pasan contigo y ella quien tenga que aceptarlo.

No obstante lo anterior, y este es un consejo para cualquier periodo vacacional, es fundamental que habléis entre vosotros y tratéis de buscar un acuerdo pensando fundamentalmente en el interés de los menores, con quien van a estar en vacaciones y qué actividades van a poder desarrollar con cada progenitor. Otra opción de negociación es dividir el periodo vacacional en periodos más cortos que permitan a los niños tener un contacto más continuado con ambos padres. Si no os ponéis de acuerdo habrá que estar a lo que elija aquel a quien corresponda hacerlo.

Ver Post >
La vivienda familiar y el régimen económico del matrimonio
img
Cuervo Alfageme Abogados | 27-06-2016 | 08:30| 0

Tanto desde el punto de vista personal como desde el punto de vista económico, la vivienda familiar tiene un valor que va mucho más allá de aquel que pueda ostentar en el mercado inmobiliario. En esta misma línea las normas jurídicas le otorgan una protección jurídica especial que, aunque varíe en función del régimen económico elegido por el matrimonio, cuenta también con unas reglas básicas aplicables a todas las situaciones. Vamos a analizar los casos más comunes.

Matrimonio en régimen de separación de bienes. En este caso la vivienda pertenecerá a uno u otro cónyuge o a los dos en copropiedad en función de quien la haya adquirido y pagado su importe.

Matrimonio en régimen de sociedad de gananciales. Aquí pueden darse varias situaciones diferentes:

1.- Vivienda comprada por uno o ambos cónyuges antes del matrimonio y que queda pagada totalmente. La vivienda no será un bien ganancial sino privativo del cónyuge que la haya abonado íntegramente o, si fue comprada por los dos, ambos serán propietarios en la proporción del precio que hayan aportado.

2.- Vivienda comprada por uno de los cónyuges antes del matrimonio a plazos y parte del precio se paga después de la boda con dinero ganancial. En este supuesto, la vivienda habitual tiene un régimen especial que genera una situación de copropiedad. La vivienda pertenece al cónyuge que la ha adquirido antes de casarse en la parte que abonó hasta ese momento y a la sociedad de gananciales en la parte que se pagó con posterioridad al matrimonio.

3.- Vivienda comprada después del matrimonio. Su calificación como ganancial o privativa depende del dinero utilizado para su adquisición. Por ejemplo, si uno de los cónyuges la adquiere con un dinero proveniente de una herencia será de su propiedad. Si por el contrario se paga, como suele ser lo más habitual, con el dinero ahorrado por los dos con sus sueldos será ganancial.

En todo caso, con independencia del régimen económico elegido y a quien pertenezca la vivienda cualquier acto de disposición sobre la misma exige el consentimiento de ambos cónyuges o, en su caso, autorización judicial.

Ver Post >
El pago de alimentos en verano
img
Cuervo Alfageme Abogados | 27-06-2016 | 08:23| 0

Diego se divorció hace unos meses y en su convenio regulador figura que su hijo pasará con él la mitad del periodo vacacional del verano y que tiene que abonar una cierta cantidad mensual en concepto de pensión de alimentos y el cincuenta por ciento de los gastos extraordinarios. La madre del pequeño, durante el tiempo de vacaciones que le corresponde a ella, a un campamento de verano y le reclama la mitad de su precio. Diego quiere saber si tiene que abonar esto y además la pensión de alimentos teniendo en cuenta que el niño va a pasar con él casi un mes y medio.

La pensión de alimentos se tiene que abonar íntegramente durante todos los meses del año con independencia del reparto de vacaciones. Esto es así porque se calcula un promedio de los gasto del menor a lo largo de todo el año.

Respecto a la consideración del importe del campamento como gasto extraordinario, si no viene expresamente considerado en el convenio regulador como tal, solo tendrías que abonarlo si existiera un acuerdo entre los dos o, en otro caso, si el juez indicara que efectivamente tiene esa consideración y debe pagarse por ambos, lo que no es habitual en ese tipo de gasto.

Ver Post >
Oposición en un desahucio
img
Cuervo Alfageme Abogados | 27-06-2016 | 08:22| 0

Javier es arrendatario de un apartamento desde hace un año. Desde hace un par de meses no abona la renta por un desencuentro con el propietario en relación con la realización de ciertas reparaciones. Le ha llegado una carta requiriéndole para el pago e indicándole que, en caso de no ponerse al día, se iniciarán los trámites de desahucio. Nos pregunta si en ese procedimiento de desahucio podría alegar sus argumentos en cuanto a esas reparaciones pendientes.

El hecho de mantener discrepancias con el propietario acerca de las reparaciones que pueda precisar el apartamento arrendado no justifica el impago de la renta.

Si el propietario inicia un procedimiento de desahucio por impago de rentas, tú tienes un plazo de diez días hábiles para oponerte pero en esa oposición tan solo puedes argumentar el pago de las rentas reclamadas o si existe derecho de enervación de la acción, es decir, que puedas realizar el pago de lo reclamado antes de la vista y de este modo continuar en el arrendamiento. Este derecho a la enervación solo podrás realizarlo una vez y siempre que no te hayan requerido para el pago con un mes de antelación. No caben otros motivos de oposición.

Por tanto, si tu intención no es irte del apartamento, te recomendamos que te pongas al día en el pago de la renta y luego soluciones el problema de las reparaciones.

Ver Post >
Un año más
img
Cuervo Alfageme Abogados | 24-06-2016 | 11:33| 0

 

Un día como hoy se publicó por primera vez nuestro Consultorio Legal en El Comercio.

Nació en un momento especial, un 24 de junio de 1994, especial porque la noche de San Juan siempre es diferente y mágica.

22 años después nuestro balance tan solo alberga aspectos positivos, el mejor, sin duda, el contacto directo con los lectores a través de las preguntas que nos hacen llegar.

Gracias a todos los que nos leéis, nos consultáis o comentáis nuestras publicaciones y al diario El Comercio por permitirnos compartir juntos, durante tanto tiempo, esta colaboración.

Seguimos contando con todos vosotros.

Hasta nuestra próxima publicación.

Elena Cuervo y Susana Alfageme.

Ver Post >
MOTIVOS DE UNA RUPTURA
img
Cuervo Alfageme Abogados | 13-06-2016 | 09:21| 0

Cuando una persona toma la decisión de divorciarse suele tener muy claros sus motivos y poco le importan las razones que mueven a otros a llegar a la misma conclusión. Sin embargo, quien permanece casado a veces se pregunta qué es lo que puede llevar a otros matrimonios a poner punto y final a una relación de muchos años en la que incluso hay hijos comunes, bienes que repartir y proyectos por cumplir, quizás con la esperanza de no cometer errores.

Después de muchos años escuchando y asesorando a personas que atraviesan por este difícil momento en sus vidas, podemos decir que son muchos y muy variados los motivos que llevan a la ruptura de una pareja. En toda pareja hay momentos de crisis y no toda crisis conduce al divorcio.  Cuando así sucede no suele haber un único factor, sino una suma de distintas circunstancias a lo largo del tiempo, con un desencadenante final. Por poner algunos ejemplos podríamos decir que la diferente visión sobre el cuidado de los hijos y las tareas domésticas, el tiempo que se dedica a la relación y al trabajo, la interferencia de la familia política, las dificultades económicas, la infidelidad, los celos, los puntos de vista antagónicos en cuestiones esenciales, las faltas de respeto (incluso malos tratos físicos o verbales), la evolución personal a lo largo de los años y un largo etcétera suelen estar presentes en muchas de las rupturas. Sin embargo, el factor que nunca falta, el que siempre destaca, es la falta de comunicación, hasta tal punto que cada uno de los dos miembros de la pareja suele tener una versión por completo diferente de la situación que desencadena la ruptura y no comprende o se sorprende del punto de vista del otro.

Esa falta de comunicación dificulta el acuerdo también de cara a la formalización de la ruptura, por lo que es esencial la labor del mediador o la negociación entre los abogados de las partes para acercar posiciones en busca de un acuerdo. La búsqueda ha de centrarse en las cuestiones por resolver: reparto de bienes comunes, custodia de los hijos, pensiones económicas, uso de la vivienda familiar… De poco vale ya entrar a analizar los motivos o las razones que condujeron al fin de la pareja, pues desde un punto de vista legal hoy día el divorcio no es causal, lo que significa que va a producirse sin que las razones personales pesen en la balanza ni tengan influencia en las medidas que finalmente se adopten.

Síguenos en facebook:

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

Ver Post >
Como demostrar los ingresos de un padre.
img
Cuervo Alfageme Abogados | 13-06-2016 | 08:03| 0

Eva, que está actualmente desempleada, está planteándose el divorcio. Tiene una hija menor de edad y su marido es autónomo. Tiene miedo de no poder demostrar los ingresos de su marido, pues no siempre gana lo mismo y no tiene acceso a sus declaraciones fiscales. Sin embargo, tienen un buen nivel de vida. Nos pregunta cómo puede demostrar lo que gana.

En caso de plantearse el divorcio de forma amistosa, los abogados de ambas partes pondrán en común la documentación  necesaria, si hay verdadera voluntad de alcanzar un acuerdo. Ahora bien, si el planteamiento es contencioso, a través del Juzgado puede solicitarse la práctica de prueba, obteniendo la información oportuna. Sucede en algunos casos que en las declaraciones fiscales se omiten ingresos o incluso se afirma estar sin actividad cuando se está desarrollando algún trabajo. En tales casos se puede recurrir a otras pruebas como informes de investigadores privados (en cuanto a actividades, horarios, etcétera) o intentar demostrar el nivel de gastos, del cual se pueden llegar a valorar cuáles son los ingresos estimados para poder mantenerlos.

Síguenos en facebook:

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

Ver Post >
Legítima de los hijos.
img
Cuervo Alfageme Abogados | 13-06-2016 | 07:59| 0

María Jesús nos pregunta cuál es la parte que, como mínimo hay que dejar en herencia a cada hijo, ya que está pensando en hacer testamento y dejar parte de sus bienes a su pareja actual, con la cual no se encuentra casada.

Cuando existen descendientes hay que dejarles al menos dos terceras partes de la herencia: un tercio, llamado de legítima estricta se repartirá entre los hijos a partes iguales; el segundo tercio, llamado de mejora, ha de dejarse a los descendientes pero puede emplearse para mejorar a alguno de ellos. En consecuencia, usted podría dejar a su actual pareja, como máximo, una tercera parte de la herencia o, lo que es lo mismo, el llamado tercio de libre disposición.

Es importante hacer testamento pues la pareja de hecho no tiene, salvo alguna regulación concreta en alguna Comunidad Autónoma que cuenta con normativa específica, derechos hereditarios como ocurre con los cónyuges.

Síguenos en facebook:  https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

 

Ver Post >

Etiquetas