El Comercio
img
Autor: damasoe_531
Los casos más “rebeldes” de migraña se pueden tratar con toxina botulínica
img
Dámaso Escribano | 16-09-2017 | 10:55| 0

Reduce la duración de la cefalea y además la previene.

El tratamiento de migraña se basa en utilizar fármacos antiinflamatorios no esteroideos o triptanes, pero en casos “rebeldes”, que presentan crisis frecuentes, una opción es el tratamiento con toxina botulínica”, ha señalado Joaquín Ojeda, neurólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, de Madrid.
migrana
Esto se debe a que hay “numerosos estudios recientes que avalan sus efectos positivos para la migraña crónica, ya que reduce la duración de la cefalea y además la previene”, ha señalado el experto.
De esta forma, lo habitual es que las infiltraciones de toxina botulínica se apliquen con una frecuencia de entre tres y seis meses, pues los pacientes muestran un buen nivel de tolerancia y apenas presentan efectos secundarios.
La causa de la aparición de migraña radica en “la activación de un mecanismo encefálico que conduce a la liberación de sustancias inflamatorias y causantes de dolor alrededor de los nervios y vasos sanguíneos de la cabeza”. Por ello, en muchos casos los ataques aparecen acompañados de náuseas, vómitos y fotofobia.
Al margen de los tratamientos farmacológicos, existen una serie de recomendaciones que pueden contribuir a la mejora del paciente, como seguir una dieta saludable, intentando evitar el consumo de alcohol y cafeína. Así como, practicar ejercicio físico aeróbico, intentar mantener unos horarios regulares respecto a comidas y sueño, y minimizar el estrés.
Por otro lado, actualmente se encuentra en fase de investigación un tratamiento centrado en el uso de anticuerpos monoclonales para reducir el péptido CGRP, una nueva opción para los pacientes que padecen migraña crónica.

Ver Post >
Salvar a 100 millones de personas
img
Dámaso Escribano | 16-09-2017 | 10:46| 0

Se han anunciado esta semana una innovadora iniciativa de cinco años sobre la salud mundial, cuyo objetivo es salvar a más de 100 millones de personas de enfermedades cardiovasculares y ayudar a los países a cerrar las brechas en la preparación y respuesta ante epidemias.

Resolve será financiado por tres importantes filantropías: Bloomberg Philanthropies, la Iniciativa Chan Zuckerberg y la Fundación Bill & Melinda Gates, y operará bajo la dirección del Dr. Tom Frieden, ex director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades comisionado del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva Yorkcontrol-ta.

La iniciativa consta de dos programas. Resolver – Para salvar 100 millones de vidas, verá la inversión estratégica en tres áreas clave: aumento del control mundial de la presión arterial, la reducción de sodio y la eliminación de grasas trans artificiales. Como parte del segundo programa, Resolve – To Prevent Epidemics, la iniciativa implementará y fortalecerá los sistemas de rastreo de enfermedades, apoyará redes de laboratorio, desarrollará y apoyará a “detectives de enfermedades” y desarrollará equipos de respuesta rápida para investigar y detener brotes.

La iniciativa será implementada por un equipo de expertos mundiales en salud en Vital Strategies y trabajará en estrecha colaboración con organizaciones como la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y la Campaña por los Niños Libres del Tabaco.

Ver Post >
Realizar E.C.G a deportistas jóvenes es efectivo.
img
Dámaso Escribano | 13-09-2017 | 7:34| 0

Estudian hacerlo incluso al nacer

Un estudio del Hospital Universitario Doctor Josep Trueta de Girona ha revelado que realizar electrocardiogramas a la población adolescente puede ser una estrategia muy económica que puede servir para mejorar el diagnóstico precoz de enfermedades cardiovasculares subyacentes y prevenir la muerte súbita.

ecgAsí se desprende de los resultados presentados durante el Congreso de la European Society of Cardiology (ESC) que se ha celebrado en Barcelona, que analizó si el uso generalizado de esta técnica puede servir para identificar cardiopatías cardiacas de forma precoz.

Es una herramienta que cuesta céntimos de euros y que nos permite detectar patologías asociadas a la muerte súbita. El coste-efectividad del electrocardiograma es muy relativo, incluso detectando un caso de muerte súbita entre 10.000 ya podríamos darnos por satisfechos”, ha asegurado Ramón Brugada, uno de los autores del estudio.

Para ello, realizaron un cribado voluntario de enfermedad cardiovascular en 1.212 estudiantes de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en diferentes institutos de Banyoles (Girona), de unos 15 años de edad, excluyendo a los sujetos con diagnóstico cardíaco previo.

Se les realizó un examen con electrocardiograma, una encuesta clínica estructurada y un examen físico. Después se clasificó a los participantes en dos grupos, en función de la adaptación fisiológica y hallazgos anormales en la prueba. Y los incluidos en este último grupo se sometieron a otras pruebas de diagnóstico (monitoreo Holter 24 horas, ecocardiograma y resonancia magnética).

Entre todos ellos encontraron unos 10 pacientes con alteraciones del ritmo cardiaco que necesitaban una valoración cardiológica más exhaustiva para descartar que no había una patología importante.

Entre estas alteraciones identificaron bloqueos de rama, bloqueos atrioventriculares y un caso del síndrome de Wolf-Parkisnon-White, que se curó gracias a una ablación pero que, según Brugada, “podría haberle dado problemas de arritmias en el futuro”.

Además, de los 252 sujetos en los que se observó algo raro en electrocardiograma hubo 235 (24,08%) con alteraciones electrocardiográficas de adaptación fisiológica; mientras que los terceros hallazgos más frecuentes fueron los criterios aislados de voltaje QRS para la hipertrofia ventricular izquierda (6,05%), bradicardia sinusal (5,53%) y repolarización temprana (2,7%).

La prevalencia de enfermedades cardiovasculares subyacentes dentro del grupo de hallazgos ECG anormales fue de 35,29%, entre las que destacaron dos bloqueos bifasciculares, una fístula coronaria, una válvula aórtica bivalva, una cardiomiopatía hipertrófica y un prolapso de la válvula mitral.

Actualmente estamos también realizando un estudio que consiste en hacer un electrocardiograma en el nacimiento y detectar esas enfermedades que pueden causar muerte súbita desde muy temprana edad”, ha explicado Brugada.

Aunque la muerte súbita se da en raras ocasiones, este experto admite que “cuando se muere un deportista tiene una repercusión mediática muy grande y eso causa que otros padres piensen en que eso les puede pasar a sus hijos”.

Por ello, y dado que hasta en un 50% hay una potencial causa genética, este cardiólogo recomienda que “siempre que se haga deporte se necesita una valoración médica cada dos años con la incorporación de un electrocardiograma, no importa la edad. Y si es deporte competitivo, de alta exigencia, mejor hacerlas cada año, ha sentenciado

Ver Post >
El 20% de mayores de 60 años hipertensos tiene enfermedad renal crónica
img
Dámaso Escribano | 13-09-2017 | 7:22| 0

Esta prevalencia aumenta con la edad, más en mujeres que en hombres.

El 20% de las personas mayores de 60 años hipertensos, pero sin ningún tipo de patología cardiovascular, atendidos en Atención Primaria, sufren enfermedad renal crónica (ERC) leve-moderada, según el estudio publicadialisisdo en la revista “Nefrología” de la Sociedad Española de Nefrología.
Este estudio se basa en los datos del Sistema de Información para el Desarrollo de la Investigación en Atención Primaria (SIDIAP), que contiene información clínica de los pacientes atendidos en los 274 centros de salud de Atención Primaria del Institut Català de la Salut (ICS), que aglutina a un total de casi seis millones de pacientes.
Los factores de riesgo principales que provocan la aparición de ERC son la insuficiencia cardíaca, albuminuria, fibrilación auricular, fumadores, dislipidemia, diabetes mellitus y obesidad.
El 18,8% de los individuos estudiados entre 30 y 59 años presentaron ERC moderada con filtrado glomerular estimado (FGe) por debajo de los 60 mililitros por minuto en 1,73 metros cuadrados; y aquellos entre 45 y 59, un 72,2%
Asimismo, esta prevalencia aumentaba con la edad, alcanzando su pico en mayores de 80 años con casi un 40%, aumentando en mujeres un 20% más que en hombres.
El estudio confirma que el control de la presión arterial (PA) fue inferior en los individuos con ERC a pesar de una mayor exposición a fármacos, lo que reflejaría la mayor dificultad de control de la presión arterial en estos individuos.<p “=””>Dada la importancia del control de la PA en la evolución de la ERC se recomienda priorizar y optimizar el control de la presión arterial en estos pacientes.
Las muertes producidas por ERC han aumentado en más de un 80% entre 1990 y 2010 en todo el mundo, una cifra solo superada por el VIH/SIDA y la diabetes.
Este hecho supone un mayor riesgo de morbimortalidad cardiovascular y de progresión a insuficiencia renal terminal (IRT) en la población general y en pacientes hipertensos. Es más, la hipertensión arterial (HTA) es la segunda causa de IRT, una enfermedad cuyos casos están aumentando, sobre todo en pacientes mayores de 45 años.

Ver Post >
Genética común para la DM y la enfermedad cardiaca.
img
Dámaso Escribano | 13-09-2017 | 7:03| 0

Los genes de riesgo de diabetes elevan el riesgo de cardiopatía, no a la inversa.

La diabetes tipo 2 (DM2) se ha convertido en una epidemia global que afecta a más de 380 millones de personas en todo el mundo; sin embargo, hay lagunas de conocimiento sobre la etiología de la diabetes tipo 2. La DM2 es también un factor de riesgo significativo para la enfermedad cardiaca coronaria (ECC), pero las vías biológicas que explican la conexión se han mantenido algo oscuras.

Ahora, en un gran análisis de datos genéticos, publicado el 28 de agosto de 2017 en “Nature Genetics”, un equipo, dirigido por investigadores de la Perelman School of Medicine at the University of Pennsylvania, en Estados Unidos, han examnado por primera vez qué causa la DM2 y han clarificado cómo la DM2 y la ECC –las dos enfermedades que son la principal causa de morbilidad y mortalidad global– están vinculadas.

Diabetes word in a DNA strand to illustrate the hereditary nature of the blood disease or disorder in biology

i

Examinando la información de la secuencia del genoma de más de 250.000 personas, los investigadores descubrieron por primera vez 16 nuevos factores de riesgo genéticos de diabetes y un nuevo factor de riesgo genético de ECC; proporcionando así nuevos conocimientos sobre los mecanismos de las dos enfermedades. Luego, mostraron que la mayoría de los sitios en el genoma que se sabe que están asociados con mayor riesgo de diabetes también se vinculan con mayor riesgo de cardiopatía coronaria.
Identificar estas variantes genéticas vinculadas tanto a la diabetes tipo 2 como al riesgo de cardiopatía coronaria, en principio, abre oportunidades para reducir el riesgo de ambas con un único fármaco –afirma el autor del estudio, Danish Saleheen, profesor asistente de Bioestadística y Epidemiología.
Desde una perspectiva de desarrollo farmacológico, tendría sentido centrarse en las vías que están más fuertemente vinculadas a ambas enfermedades”.
Los investigadores comenzaron examinando conjuntos de datos sobre el genoma en más de 250.000 personas, de ascendencia del sur de Asia, Asia oriental o europea. En esta gran muestra multiétnica, fueron capaces de confirmar la mayoría de los sitios conocidos de riesgo de diabetes en el genoma, donde las pequeñas variaciones de ADN se han vinculado con un riesgo de diabetes alterado, generalmente más alto, y descubrir 16 nuevos.
Los investigadores hallaron evidencia de que, en general, el vínculo genético entre las enfermedades parece funcionar en una dirección, de modo que los genes de riesgo para la diabetes tipo 2 tienen más probabilidades de estar asociados con un mayor riesgo de cardiopatía coronaria que al revés. Además, podría haber algunas vías donde la disminución farmacológica de una enfermedad aumenta el riesgo de la otra. Utilizando la evidencia de la genética humana, debería ser posible diseñar fármacos para la diabetes tipo 2 que tengan efectos beneficiosos o neutros sobre el riesgo de cardiopatía coronaria, sin embargo, es importante identificar las vías que disminuyen el riesgo de tipo 2 diabetes pero que elevan el riesgo de ECC”, dice Saleheen.
Los científicos también encontraron que las variantes genéticas relacionadas con la diabetes tienden a diferir en sus aparentes efectos sobre el riesgo de cardiopatía coronaria, dependiendo de sus mecanismos. Las variantes que incrementan la probabilidad de obesidad o presión arterial alta, por ejemplo, parecen aumentar el riesgo de cardiopatía coronaria con más fuerza que las variantes que alteran los niveles de insulina o glucosa. Los científicos descubrieron que las regiones genómicas implicadas como loci de doble-riesgo de diabetes-ECC incluyen los objetivos de algunos fármacos existentes. Uno de estos fármacos es icosapent, un componente de ácidos grasos omega-3 de algunos aceites de pescado, que reduce el colesterol y se vende en forma concentrada como un medicamento de venta con receta. Los loci de riesgo de doble efecto también incluyen la región que cubre el gen FABP4, que ya está siendo investigado por su potencial como diana para la diabetes y para la enfermedad cardiaca.

Ver Post >