El Comercio
img
Autor: damasoe_531
El 65% de la población mayor de 65 años padece rizartrosis
img
Dámaso Escribano | 21-05-2017 | 7:19| 0

Especialmente las mujeres.

El 65% de la población mayor de 65 años padece rizartrosis, especialmente las mujeres, y que consiste en una alteración degenerativa de la articulación trapeciometacarpiana (TMC) que une el dedo pulgar a la muñeca y que provoca dolor, rigidez y limitación del movimiento, lo que imposibilita coger un objeto entre el pulgar y otros dedos de la mano.

Con el paso de los años y en personas que hayan desarrollado trabajos manuales se puede producir un desgaste del cartílago, que es la caprizartrosisa protectora de las articulaciones de la mano. “De esta forma, ese deterioro de la articulación se debe a la edad, pero también a otros factores de riesgo como la genética, aspectos hormonales, obesidad o vida sedentaria y la repetición de movimientos mecánicos por causas laborales o deportivas. Por tanto, la actividad laboral manual o relacionada con la carga directa en las manos aumenta el riesgo de padecer rizartrosis”, ha comentado el experto Eduardo González Zorzano.

Los principales síntomas son dolor en la base del pulgar, dificultad para mover los dedos, pérdida progresiva de fuerza e incluso deformidad. Todos ellos se asocian y pueden acentuarse con actividades como pellizcar o sujetar objetos, hacer pinza lateral u oposición mantenida, preparación de alimentos, abrochar botones o cremalleras, escribir durante varios minutos, abrir puertas o cerraduras con llave o tender la ropa.

“Aunque la rizartrosis es una enfermedad benigna, puede ser causa de incapacidad sociolaboral de carácter crónico y tiene una importante repercusión en las tareas de la vida cotidiana por la rigidez y limitación del movimiento de la articulación del pulgar. Además, no tiene cura, por lo que el tratamiento se basa en aliviar el dolor e intentar frenar su avance mediante fármacos antiinflamatorios, el uso de muñequeras y férulas y, de forma complementaria, con la realización de ejercicios que potencien la musculatura de la mano”, ha recalcado.

Ante esto, y con el fin de sobrellevar mejor esta dolencia, el experto ha aconsejado utilizar aparatos eléctricos en la cocina (exprimidor, pelador, batidora, lavavajillas o secadora); usar utensilios de plástico o aluminio con mango grueso y que sean ligeros; evitar el gesto de ‘pinza’; no aguantar mucho peso con las manos; intentar no sujetar las bolsas con la mano, y distribuir el peso entre el antebrazo y el hombro; y evitar forzar el pulgar.

Asimismo, ha destacado la importancia de realizar diariamente ejercicios sencillos de estiramiento, flexión y extensión que fortalezcan la musculatura y mejoren así la movilidad de las manos; no descuidar el resto de dedos de la mano, realizando maniobras que potencien su movilidad, como sacar una cerilla de su caja, coger monedas de un monedero, abrochar y desabrochar botones o sacar garbanzos de un plato; realizar baños calientes para las manos, con el fin de reducir la rigidez; y utilizar muñequeras textiles que absorban los constantes micromovimientos que inconscientemente se realizan durante el día, aliviando el dolor sin inmovilizar la articulación y permitiendo mantener la actividad del pulgar.

Ver Post >
Registrar la Tensión arterial un hecho muy importante
img
Dámaso Escribano | 21-05-2017 | 7:10| 0

La Sociedad Internacional de Hipertensión (ISH) y la Liga Mundial de Hipertensión (WHL) están liderando una nueva campaña mundial para determinar la prevalencia de la hipertensión. La campaña tiene como objetivo resaltar la necesidad de aumentar la conciencia sobre la presión arterial.

Se estima que 1medir-la-ta0 millones de personas mueren innecesariamente al año como resultado de una complicación de la hipertensión, sólo la mitad de estas personas son conscientes de que tienen hipertensión antes del evento.

La nueva campaña, Mes de Medición de Mayo, se basa en el Día Mundial de la Hipertensión establecido por la WHL, que tiene lugar el 17 de mayo.

El objetivo es examinar al menos a 25 millones de personas en todo el mundo que no han medido su presión arterial el año anterior e Involucran a más de 100 sitios en 100 países a lo largo del mes. Se espera que más de 2 millones de personas se encuentre que tienen hipertensión no diagnosticada que requiere intervención de acuerdo con las directrices actuales.
“El aumento de la presión arterial es el principal factor de riesgo que contribuye a la muerte global y la carga mundial de enfermedades, y queremos que el Mes de Medición de Mayo establezca bases sólidas para aumentar significativamente la comprensión pública”, dijo Neil Poulter, presidente de ISH.

Ver Post >
Embolectomia de arterias cerebrales
img
Dámaso Escribano | 21-05-2017 | 7:01| 0

Mientras que las pautas actuales para el tratamiento agudo del derrame cerebral incluye la embolectomía cuando se realizan en el plazo de seis horas, los resultados de un nuevo ensayo demuestran que el tratamiento endovascular es efectivo en algunos pacientes incluso cuando se realiza hasta 24 horas después de un ictus

Para el ensayo, embolectomia-cerebrallos pacientes con accidente cerebrovascular que llegaron al hospital fuera del intervalo de tiempo de seis horas fueron asignados al azar para recibir embolectomía o terapia médica estándar.

Un total de 48,6% de los pacientes que recibieron ET tuvo un buen resultado a los 90 días después del tratamiento, mientras que sólo el 13,1% mostró beneficio en el grupo que recibió tratamiento estándar médico. No hubo diferencias en la mortalidad entre los dos grupos.
El ensayo se terminó pronto después de que se demostró que ET proporcionaba un beneficio clínico significativo en los pacientes seleccionados.

El Dr. Tudor Jovin, que co-dirigió el ensayo, dijo que mientras el mantra “tiempo es cerebro” todavía se sostiene, “nuestro estudio muestra que incluso si se trata fuera del intervalo de tiempo, los pacientes habrán reducido significativamente la discapacidad con la eliminación de coágulos”.

Los hallazgos fueron presentados esta semana en la Conferencia Europea de la Organización de Derrame Cerebral 2017 en Praga.

 

Ver Post >
2,4 millones de personas sufren dolor posoperatorio cada año
img
Dámaso Escribano | 21-05-2017 | 6:43| 0

Introducir un antiinflamatorio en la práctica hospitalaria permite reducir hasta un 30% el uso de opioides

Cada año pasan por el quirófano en España alrededor de seis millones de personas, y, de ellas, el 40% (2,4 millones) sufre un dolor posoperatorio. Con estos datos, Luis Miguel Torres, presidente de la Asociación Andaluza del Dolor, justificó el pasado jueves, durante un congreso médico celebrado en Madrid, la necesidad de ampliar al arsenal terapéutico disponible en las 48 o 72 horas siguientes a una cirugía. Miguel Ángel Calleja, presidente de la Sociedad española de Farmacia Hospitalaria, redundó: “El dolor es un problema de salud que no está totalmente resuelto”.

Curiosamente, dolor-postoperatoriode los productos más frecuentes en los botiquines caseros, hay uno, el antiinflamatorio ibuprofeno, que no se podía usar en los hospitales en estos pacientes, cuando tiene una “alta potencia para reducir el dolor, la inflamación y la fiebre”. El motivo: que hay que tomarlo por vía oral, en pastillas. Y en una persona que se va a operar o está recién operada, eso no es recomendable, y, muchas veces (personas en situación de trauma, con problemas para tragar, niños) ni siquiera es posible. por eso los médicos presentaron como un éxito un cambio que parece menor: la aprobación de una formulación del ibuprofeno de uso por vía intravenosa. Que además, recalcó Torres, es de fabricación española.

El medicamento se usa en EE UU desde 2009. También se ha probado en más de mil personas, dijo Calleja. En muchos casos, los de dolor medio, se prescribió combinado con opioides, y el resultado fue que se podía bajar de media en un 20% o 30% la dosis de estos fármacos, con lo que se reducían sus efectos adversos.

“Los opiáceos son la principal alternativa” actualmente en estos casos, dijo Torres, pero a las dosis que se utilizan puede tener importantes complicaciones adversas, como que las personas mayores se caigan. Además, la vía inyectable hace que su efecto sea mucho más rápido (el efecto puede empezar a los 10 minutos, frente a los 40 que tarda en actuar la pastilla), y la biodisponibilidad (la cantidad de principio activo que entra en el cuerpo) es del 100%, ya que va directo a la sangre y no depende de la absorción por el sistema digestivo.

Su uso, afirma el presidente de la Asociación Andaluza del Dolor, también ahorrará, porque permitirá que los pacientes dejen antes el hospital. Y luego, se les puede pasar a la forma oral (la pastilla), dando una continuidad asistencial. Torres fue aún más vehemente que Calleja, y mencionó reducciones desde los 50 miligramos al día de morfina hasta los 15 miligramos (un 70% menos), con los que no habría “apenas efectos secundarios”.

Respecto a las complicaciones, Calleja destacó que, al contrario que el uso de ibuprofeno en grandes cantidades durante mucho tiempo, esta forma de administración intravenosa no produce gastrotoxicidad, y no requiere ajustar dosis por miedo a que empeore el daño hepático o renal en personas ya afectadas. “Debemos llegar al hospital sin dolor”, sentenció.

Ver Post >
La creencia popular de que las grasas saturadas obstruyen las arterias es errónea
img
Dámaso Escribano | 15-05-2017 | 9:45| 0

La creencia ampliamente difundida entre los médicos y el público de que las grasas saturadas obstruyen las arterias y, por lo tanto, causan enfermedades coronarias es simplemente “un error”, afirman expertos en un editorial publicado en la edición digital de “British Journal of Sports Medicine”.

“Es hora de cambiar el foco lejos de reducir las grasas de la sangre y disminuir la grasa saturada dietética y en su lugar acentuar la importancia de comer ‘alimentos auténticos’, realizar una enérgica caminata diaria y reducir al mínimo el estrés para evitar enfermedades cardiacas”, subrayan.

La enfermedad coronaria es una patología inflamatoria crónica que responde a una dieta mediterránea rica en los compuestos antiinflamatorios encontrados en los frutos secos, el aceite de oliva virgen extra, las verduras y el pescado graso, subrayan estos investigadores.

En apoyo de su argumento, los médicos cardiólogos Aseem Malhotra, de Lister Hospital, en Stevenage, Reino Unido; la Prof. Rita Redberg, de la University of California, San Francisco, en Estados Unidos (editora de “JAMA Internal Medicine”) y Pascal Meier, de los Hôpitaux Universitaires de Genève, Suiza, y University College London Reino Unido, (editor de “BMJ Open Heart”) citan evidencias que muestran que no hay asociación entre el consumo de grasas saturadas y el mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes y muerte.

Y las limitaciones de la actual “teoría de las tuberías” son grandes en una serie de ensayos clínicos que muestran que la inserción de un ‘stent’ (muelle de acero inoxidable) para ensanchar las arterias estrechas no reduce el riesgo de ataque al corazón o la muerte, dicen.

“Décadas de énfasis en la primacía de bajar el colesterol plasmático, como si esto fuera un fin en sí mismo, y dirigidas a un grasas-saturadasmercado de ‘alimentos bajos en grasas’ y ‘probados para reducir el colesterol’ y medicamentos han estado equivocadas”, afirman estos expertos. Sugieren que la información selectiva de los datos puede explicar estos conceptos erróneos.

Una alta proporción en el colesterol total de lipoproteína de alta densidad (HDL) es el mejor predictor de riesgo de enfermedad cardiovascular, en lugar de la lipoproteína de baja densidad (LDL). Y esta proporción puede reducirse rápidamente con cambios en la dieta, como reemplazar los carbohidratos refinados con alimentos saludables altos en grasa (como las nueces y el aceite de oliva), dicen.

Un aspecto clave de la prevención de la enfermedad coronaria es el ejercicio y un poco de actividad física tiene grandes beneficios, dicen. Sólo 30 minutos de actividad moderada al día tres o más veces a la semana hace maravillas para reducir los factores de riesgo biológicos para los adultos sedentarios, señalan estos expertos.

Además, añaden que no debe pasarse por alto el impacto del estrés crónico porque pone la respuesta inflamatoria del cuerpo en alerta permanente. En general, una dieta saludable, ejercicio regular y reducción del estrés no sólo aumentarán la calidad de vida, sino que frenarán el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares y todas las causas, insisten.

“Es hora de cambiar el mensaje de salud pública en la prevención y el tratamiento de la enfermedad coronaria lejos de medir los lípidos séricos y reducir la grasa saturada en la dieta -escriben–. La enfermedad de las arterias coronarias es una enfermedad inflamatoria crónica y se puede reducir eficazmente caminando 22 minutos al día y comiendo comida real”. Pero, señalan: “No hay un modelo de negocio o un mercado que ayude a difundir esta intervención sencilla pero poderosa”.

Ver Post >