El Comercio
img
Autor: damasoe_531
La Asbestosis
img
Dámaso Escribano | 15-01-2016 | 7:52| 0

( Tomado de los Autores Dres. Martinez González Cristina y Rego Fernández Gumersindo del I.N. Silicosis publicado en Archivos de Bronconeumologia Vol. 36 nº 11, 2000 )

La asbestosis es la fibrosis pulmonar por asbesto y es una de las neumoconiosis más frecuentes en determinadas regiones. En el Reino Unido (1989), se encontró una proporción de 22 casos por millón en población trabajadora y de 100 por millón en industrias de la construcción y de procesos eléctricos

Asbesto es el nombre genérico de silicatos hidratados con morfología fibrosa (relación longitud/anchura = 3) y gran resistencia a agentes fisicoquímicos. Hay dos tipos: serpentinas, curvadas, flexibles que constituyen el asbesto blanco, de las que el crisotilo es el principal representante y supone el 90% del asbesto utilizado y anfiboles (crocidolita, amosita tremolita, etc.), y fibras rectas con mayor biopersistencia en el pulmón. Ambos tipos de fibras causan enfermedad pulmonar.

Las fuentes de exposición son labores relacionadas con la extracción del producto, transporte, uso y movilización del utilizado previamente: construcción (fibrocementos, aislamiento), industria naval, del automóvil, textil y aislamientos en general. Los familiares de los trabajadores pueden tener exposición secundaria o doméstica

Existe una exposición ambiental, sobre todo en países donde se extrae y procesa el material de asbesto, pero también donde se usa y se moviliza de lugares en que ha sido empleado

La asbestosis suele presentarse después de un período de inducción largo, con frecuencia de 20 o más años y con la clínica característica de las fibrosis pulmonares. El asbesto comparte los mecanismos de acción patógena que hemos expuesto para la sílice y constituye un excelente modelo para estudiar los mecanismos de fibrosis y carcinogénesis. Destaca su acción genotóxica de daño del ADN y el posible papel que tienen en este sentido los radicales oxidantes, en especial oxidrilo y especies reactivas de nitrógeno (RNS), catalizadas por el hierro de las fibra.

El diagnóstico de asbestosis se basa habitualmente en antecedentes de exposición a riesgo, período de latencia, hallazgos clínicos, funcionales y patrón intersticial en radiografía simple de tórax (opacidades s, t, u según la clasificación ILO). Cuantos más datos característicos de la enfermedad concurran, sobre todo el radiográfico, mayor certeza diagnóstica. En 1986 un comité de expertos estableció unos criterios diagnósticos que fueron validados posteriormente frente a la biopsia pulmonar

Se ha visto que la TCAR (Tomografía Axial Computerizada de Alta Resolución) permite detectar lesiones intersticiales tempranas en trabajadores con radiografía de tórax normal.

La presencia de cuerpos de asbesto en lavado broncoalveolar (BAL) es únicamente un indicador de exposición y su ausencia no descarta la enfermedad. Puede ser útil en caso de exposición dudosa y para detectar otras posibles enfermedades.

La presencia de fibras y cuerpos de asbesto en las lesiones inducidas por este agente, dependiendo de la cantidad, son un dato coadyuvante en el diagnóstico de la enfermedad. Sin embargo, al no disponer de terapia efectiva, la biopsia abierta y la toracoscopia deben reservarse para pacientes en los cuales se sospeche vasculitis o que se estén evaluando para trasplante. Es tambien conocida su asociacion con patologia pleural, placas pleurales y mesoteliomas malignos tumores a veces dificiles de diagnosticar pues se superponen histologicamente a los Adenocarcionomas de pulmón,  si bien hoy en dia con apropiados marcadores inmunohistoquimicos su diagnóstico se ha simplificado, al igual que el estudio del derrame pleural concomitante.

 

 

Ver Post >
La Silicosis.
img
Dámaso Escribano | 15-01-2016 | 7:28| 0

( Tomado de los Autores Dres. Martinez González Cristina y Rego Fernández Gumersindo del I.N. Silicosis publicado en Archivos de Bronconeumologia Vol. 36 nº 11, 2000 )

Neumoconiosis por inhalación de polvo inorgánico

Las neumoconiosis son enfermedades intersticiales producidas por acumulación de polvo en el pulmón y la reacción patológica (fibrosa) ante su presencia. La silicosis es la neumoconiosis producida por inhalación de dióxido de silicio (SiO2) o sílice libre en forma cristalina.

Los principales trabajos con exposición a sílice libre (SiO2) son la minería, explotación de canteras, trabajos en piedra y túneles, uso de abrasivos (chorro de arena, pulido, etc.), elaboración de moldes en fundición, cerámicas, refractarios, cementos, polvo de limpieza, pigmentos, industria del vidrio, etc.

Ciertos procesos industriales han aumentado el riesgo al incorporar sílice triturada (pulimentos metálicos, polvos de limpieza, papel de lija), sílice molida y polvo de cuarzo (esmaltado y otros).

Se acepta que los macrófagos pulmonares desempeñan un papel central en la silicosis y neumoconiosis en general, desencadenando un conjunto de acontecimientos moleculares y celulares que conducen a la enfermedad.

Los macrófagos activados producen factores proinflamatorios y fibrogénicos, así como factores moduladores de la inflamación y de la fibrosis.

En el proceso patógeno participan leucocitos, fibroblastos y posiblemente mastocitos, eosinófilos y miofibroblastos. Se liberan sustancias con gran poder destructivo para las células y tejidos del pulmón, como son los radicales oxidantes (ROS), las proteasas y otras enzimas. Paralelamente, el sistema antioxidante y antiproteasa intenta neutralizar la situación y un conjunto de factores de crecimiento y organización intentan reparar los tejidos dañados, pero, finalmente, los sistemas de defensa pueden verse superados, produciéndose como resultado las lesiones propias de la enfermedad, las cicatrices y la fibrosis.

La relación entre silicosis y algunas enfermedades del colágeno como la Artritis Reumatoide hace sospechar la participación de factores inmunitarios también se ha comprobado un sinergismo entre tuberculosis y silicosis a escala experimental y clínica. El mejor índice para medir el riesgo es la exposición acumulada a sílice libre. El período de latencia es variable en función de la intensidad de la exposición y de la susceptibilidad del individuo, y puede variar entre meses a varios años. La silicosis puede evolucionar tiempo después de cesada la exposición.

La enfermedad se presenta bajo dos formas clínicas diferentes: silicosis simple, con patrón nodular en la radiografía de tórax, que no produce síntomas ni alteración funcional significativa ni disminuye la esperanza de vida, y la silicosis complicada, con masas de FMP (Fibrosis Masiva Progresiva) (diámetro ≥1 cm), con alteración funcional, manifestaciones clínicas y que disminuye la esperanza de vida, principalmente en caso de FMP tipo B (> 5 cm) o C.

Con frecuencia no se identifican los factores que determinan la evolución de simple a complicada. En ocasiones, está implicada la tuberculosis o alguna otra micobacteria y/o la elevada exposición a sílice. Lo mismo que la silicosis simple, puede aparecer una vez cesada la exposición laboral.

Habitualmente la enfermedad presenta una evolución crónica, después de una exposición de varios años (con frecuencia más de 20 años), pero hay una forma aguda que puede evolucionar en corto período de tiempo, después de exposición intensa a sílice libre y se parece a la proteinosis alveolar, y una forma acelerada que se parece clínicamente a la aguda y patológicamente a la crónica.

El diagnóstico de silicosis se basa en los antecedentes de exposición y en hallazgos radiográficos sin una explicación alternativa. Con el fin de clasificar de modo homologado las alteraciones radiográficas de las neumoconiosis, la International Labour Office (ILO) ha diseñado diversas clasificaciones, la última, la ILO-80

Las pequeñas opacidades (menores de 1 cm) se clasifican en redondas o irregulares, y según su forma y su profusión se valoran en una escala de 12 puntos (0/, 0/0, 0/1, 1/0, 1/1… 3/+).

Las masas de FMP se clasifican por su tamaño en categoría A (diámetro mayor de 1 cm y que sumadas no exceden de 5 cm) y B o C las mayores. La clasificación ILO tiene interés epidemiológico, pero su uso en clínica es controvertido debido a la variabilidad en las lecturas

La TCAR es más sensible que la radiografía simple de tórax para detectar lesiones de silicosis, así como confluencia de las mismas

Excepcionalmente el diagnóstico de neumoconiosis se hace por estudio histológico. La silicosis no tiene ningún tratamiento especial, únicamente se tratan las complicaciones, de ahí la importancia de la prevención.

La prevención primaria se basa en controlar el riesgo ya que la probabilidad de desarrollar neumoconiosis simple es función exponencial de la cantidad acumulada de polvo inhalada. Se ha elaborado una reglamentación de medidas preventivas, tanto para mineros del interior como para trabajadores en el exterior.

Los reconocimientos de trabajadores previos al riesgo permiten evitar la concurrencia de factores o enfermedades que podrían tener graves consecuencias. Los reconocimientos periódicos permiten detectar trabajos de alto riesgo y trabajadores susceptibles. La frecuencia de los reconocimientos periódicos debe tener en cuenta también los riesgos de la radiación y se han elaborado pautas a seguir en este sentido

La vigilancia debe mantenerse a lo largo de la vida. Conocida la alta incidencia de tuberculosis en comunidades mineras y la relación entre tuberculosis y silicosis la lucha antituberculosa tiene un interés especial. La profilaxis con INH (Isoniazida) es recomendada de un modo especial en casos con silicosis y, para ello, la ATS (American Thoracic Society) señala unas normas muy estrictas.

En nuestro entorno se suelen concentrar los esfuerzos en el diagnóstico precoz de la enfermedad, su tratamiento eficaz y en el reconocimiento de contactos. Evitar el tabaco es fundamental para prevenir la EPOC que se asocia frecuentemente a la FMP.

La neumoconiosis de los trabajadores del carbón es de polvo mixto, porque la acción patógena del carbón se suma a la sílice. Salvo algunas peculiaridades es superponible a la silicosis y, de hecho con frecuencia es conocida por este nombre. Todavía hay un elevado número de sujetos expuestos, actualmente o en el pasado, que desarrollarán la enfermedad en el futuro. Suele presentarse tras varios años de exposición y puede evolucionar tiempo después de cesada la exposición.

Otras Neumoconiosis

La neumoconiosis del caolín es de polvo mixto, sílice y caolín (silicato de aluminio hidratado). Se observa en explotaciones subterráneas y se han visto formas graves con FMP

El talco puede producir diferentes lesiones: fibrosis nodular (por inhalación de sílice), fibrosis difusa (por inhalación de asbesto) y

Granulomas estos pueden verse en los vasos pulmonares cuando se usa el talco como vehículo de administración de fármacos por vía venosa. La neumoconiosis por polvo de granito se manifiesta, en ocasiones, en formas aceleradas

La industria de pizarras tiene riesgo de neumoconiosis, en la que además de nódulos se observan lesiones peribronquiolares y perivasculares. Se asocia con cierta alteración funcional, incluso las formas simples

Los metales duros (cobalto y el tungsteno) producen fibrosis pulmonar difusa y en ocasiones enfermedad aguda. El cobalto produce neumonitis de células gigantes con una lesión característica, las células gigantes multinucleadas “canibalistas”, detectables en BAL (Lavado Broncoalveolar)

La inhalación de berilio produce una enfermedad aguda parecida a una neumonía química y otra crónica similar a la sarcoidosis. Puede inhalarse en forma de polvos o humos.

La inhalación de hierro (polvo, humos) da lugar a la siderosis, neumoconiosis con nodulación densa a la radiografía de tórax, que puede desaparecer con el tiempo. Cuando se inhala sílice conjuntamente se produce la siderosilicosis

Los metales, inhalados en forma de polvo o de humos, producen diversos tipos de patología respiratoria. El estaño, el antimonio y el bario producen neumoconiosis similares a la siderosis. Otras enfermedades asociadas a inhalación de metales son: la fibrosis por aluminio cobalto y cobre y la neumonitis granulomatosa por aluminio y cobre

En el diagnóstico de enfermedades intersticiales inducidas por metales, las técnicas de microscopia electrónica con espectroscopia de energía dispersada por rayos X son de gran utilidad al permitir ver elementos químicos en relación con las lesiones.

 

Ver Post >
Nuevas recomendaciones sobre el consumo de alcohol en Gran Bretaña
img
Dámaso Escribano | 12-01-2016 | 4:03| 0

“El buen vino es una buena criatura familiar, si se utiliza bien,” Otelo. Shakespeare

El gobierno de Gran Bretaña parece no estar de acuerdo. En las nuevas directrices emitidas esta semana, los funcionarios de salud pública advirtieron que los británicos deberían limitar el consumo de alcohol, diciendo que beber lleva a riesgos potenciales para la salud, incluyendo el aumento del riesgo de enfermedades como el cáncer.

Sally Davies, el director médico de Inglaterra, también se muestra escéptico sobre la noción de que un vaso de vino tinto al día sea bueno para el corazón, llamándolo un “cuento de viejas.”

Si bien reconoce que “me gusta un vaso de vino” y que mucha gente querría una bebida ritual de algún tipo, alentó a los británicos para elegir el té en su lugar.

“Beba un vaso de té, o una taza de té, en lugar de un vaso de vino y reserve una copa de vino para una ocasión especial”, dijo.

Las nuevas directrices dicen que para reducir los riesgos de salud, los hombres y las mujeres no deben beber más de 14 unidades de alcohol en una semana, más o menos el equivalente a siete vasos de vino, seis pintas de cerveza, o la mitad de una botella de whisky.

Las regulaciones anteriores sugerían para los hombres  un consumo de no más de nueve vasos medianos de vino o pintas de cerveza “fuerte” por semana los límites de consumo semanales para las mujeres se mantuvieron sin cambios.

El informe dice que el consumo dentro de los nuevos límites recomendados tiene riesgos similares para ” actividades habituales o rutinarias, tales como conducir”.

Para reducir el riesgo de muerte por enfermedades de larga duración, los accidentes y las lesiones , los  médicos sugieren repartir las unidades de alcohol  de manera uniforme durante tres días o más en vez de atracones .

Las directrices también recomiendan que las mujeres embarazadas deben abstenerse de beber por completo, un cambio sobre las directrices anteriores que decían que una pequeña cantidad de alcohol no era perjudicial.

En un país donde se han conocido ” gamberros ” que causan estragos ,grupos cívicos aplaudieron las nuevas medidas , después de décadas de nuevas investigaciones recuerdan, que incluso el consumo moderado de alcohol es perjudicial para la salud .

Pero en un país donde los bares de barrio son parte de la estructura nacional, algunos bebedores y miembros de la industria del alcohol dijeron que las nuevas medidas no eran más que alarmismo y eran un símbolo de un “estado niñera.”

“El jefe médico de la investigación se ha centrado más en los pequeños incrementos en el riesgo de cáncer, ignorando la evidencia que muestra el consumo moderado reduce el riesgo de enfermedades del corazón y, lo más importante, reduce el riesgo general de muerte”

.

“El consumo de alcohol ha estado cayendo durante una década. El cambio en las directrices volverá a cientos de miles de personas en bebedores de riesgo durante la noche reviviendo así el pánico moral sobre el consumo en Gran Bretaña y abriendo la puerta a aún más las intervenciones del Estado niñera

 

Si se toman 1.000 mujeres, 110 tendrán cáncer de mama sin beber”, dijo a la BBC. “Beba hasta estas directrices y un extra de 20 mujeres tendrá cáncer debido a la bebida. El doble del límite de lo aconsejado supone  un extra de 50 mujeres por cada 1.000 contraerán cáncer

Mirando el cáncer de intestino en los hombres: si beben dentro de lo estipulado su riesgo es el mismo que en no bebedores”, agregó. “Pero si beben hasta las viejas pautas, un extra de 20 hombres por cada 1000 se añaden a la cifra de cáncer de colon. Eso no es alarmismo, eso son hechos y es ciencia dura “.

Las pautas dietéticas para los estadounidenses, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, definen el consumo moderado de alcohol como el consumo de hasta una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres (una bebida se define como el equivalente  a12 onzas de  cerveza o una copa de 5 onzas de vino).Una onza es igual a 29,57 mililitros.

Las directrices señalan que incluso “consumo moderado de alcohol” se asocia con “mayor riesgo de cáncer de mama, la violencia, el ahogamiento y lesiones por caídas y accidentes de tráfico.”

 

 

Ver Post >
Polimedicación: Problemas
img
Dámaso Escribano | 08-01-2016 | 10:41| 0

Se estima que entre un 10 y un 20% de los pacientes atendidos por Urgencias y un 20% de los ingresos hospitalarios son debidos a problemas relacionados con la polimedicación.

Entendemos por este concepto, la toma diaria  habitual y continuada de cinco fármacos o más, hecho cada vez más frecuente, especialmente entre la población mayor de 65 años, llegando su prevalencia al 50%.

La revisión sistemática de la medicación en las consultas médicas,  la comprobación de la adecuación de los tratamientos, permite en muchos casos la reducción de fármacos, minimizando efectos secundarios e interacciones entre ellos.

De los múltiples estudios realizados al respecto se constata que el 50% de los mayores de 65 años toma una media de nueve medicamentos al día, prevalencia que puede llegar al 75% en pacientes ancianos, residentes en geriátricos en quienes la movilidad esta reducida, analgésicos, antiinflamatorios, ansiolíticos, hipnóticos y otros son los más habituales.

La polimedicación puede tener consecuencias adversas, como la falta de eficacia terapéutica o preventiva, interacciones entre medicamentos, incremento de ingresos hospitalarios, alta morbimortalidad, mayor riesgo de caídas, utilización ineficiente de los recursos sanitarios y otros.

Es por ello que resulta fundamental realizar una reevaluación de la medicación de los pacientes polimedicados teniendo en cuenta sus patologías, estado clínico y expectativa de vida.

Se sabe que en algunas residencias de la tercera edad se ha podido reducir hasta un treinta por ciento el número de fármacos, con buenos resultados sobre factores como el estado de ánimo y los niveles de energía.

Los médicos debemos recordar que la medicación no tiene que ser para siempre y que igual que se ha prescrito se puede retirar.

 

Ver Post >
La Polipíldora Cardiovascular (Trinomia)
img
Dámaso Escribano | 05-01-2016 | 9:58| 0

A estas alturas del nuevo año, ya contamos con la comercialización  y financiación por la Seguridad Social, en España, de la asociación de tres moléculas separadas, en una conjunta,  como son la Atorvastatina a dosis de 10 mgs, el Acido acetil salicílico, la clásica aspirina a dosis de 100 mgs y el Ramipril de 10 mgs , aunque también hay presentaciones con 5 y 2,5 mgs , un inhibidor de la ECA que se emplea como antihipertensivo. Se calcula que entre un 30 y 40% de las persona que han sufrido un infarto de miocardio podrian beneficiarse, los que lo han padecido recientemente precisan mayores dosis del hipolipemiante (Estatinas)

La idea es simplificar y mejorar el cumplimiento de la toma de estos tres fármacos por separado, de otra manera de uso tan frecuente en la población.

La Atorvatatina es un fármao de la familia de las estatinas, inhibidor de la reductasa de la HMG-CoA, enzima del tejido hepático que juega un papel relevante en la producción del colesterol, muchas personas con colesterol elevado vienen siendo tratadas con Atorvastatina con la finalidad de evitar obstrucción arterial que genera este producto, tanto a nivel cardiaco como cerebral.

La Aspirina, pertenece a la familia de los salicilatos, se emplea de forma preventiva en pacientes con riesgo de presentar trombos sanguíneos.

Por último el Ramipril como antihipertensivo, igualmente mejora el riego sanguíneo reduciendo las cifras de presión arterial

Juntar estos tres fármacos en una única cápsula, no ha sido sencillo, desde el punto de vista técnico e incluso farmacológico, su aparición sin duda abaratará costes y mejorará la adherencia al tratamiento, especialmente en personas jóvenes más proclives al abandono del mismo, recordamos que en principio el tratamiento es de por vida,  por lo que sin duda la “Polypill “ mejorará el cumplimiento por parte del paciente.

Un inconveniente seria la individualización de las dosis más adecuadas según las guías para alcanzar las recomendaciones en prevención secundaria.

Ver Post >