DE MALDICIONES Y MAGIAS | Desde el Bajo Narcea - Blogs elcomercio.es

Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Desde el Bajo Narcea

DE MALDICIONES Y MAGIAS

Resultado de imagen de Velasco ediciones

La noche de las luminarias, de Francisco Rodil Lombardía.

Velasco Ediciones. 306 Páginas.

En un universo aislado, donde impera el silencio, una noche de abril, tremendamente fría, tiene lugar no sólo lo inesperado, sino también algo que parece augurar terribles acontecimientos. Se trata de unos extraños resplandores, espectrales. Las gentes del pueblo salen de sus casas para contemplar el espectáculo, entre el miedo y el asombro.  A Andrés, que es entonces un niño, lo levanta su tía Elena de la cama. Miradas al cielo en busca de respuesta, al tiempo que una anciana lanza temibles augurios  no sólo para ese trozo del mundo tan pequeño y tan silencioso, sino para todo el planeta.

Así pues, belleza en el cielo y pánico en la tierra. Así pues, el futuro se leyó en las estrellas y las peores previsiones, desdichadamente, llegarían a cumplirse.

El universo literario de “La noche de las luminarias” es la ciudad de Lugo, la montaña lucense, A Fonsagrada, la comarca asturiana de los Oscos y Castropol. O sea, el interior de nuestras comarcas del occidente y la provincia de Lugo. El tiempo narrativo arranca en la infancia de Andrés, llega hasta la República y la guerra civil, se prolonga durante el exilio en Méjico y, en un ejercicio narrativo realmente logrado y meritorio, se centra, sobre todo, en los sueños de la República, en los horrores de la guerra civil, así como en aquellos años oscuros de represión y delaciones.

En realidad, nos encontramos no sólo ante un libro más sobre la República y la guerra civil, sino también ante una geografía donde, a lado de esperanzas y miedos, se dan cita la magia, el amor, el desgarro y la necesaria búsqueda de un relato que devuelva la dignidad a unos personajes no sólo condenados a la muerte, a la represión y, en el mejor de los casos, al exilio, sino también a la desmemoria.

La estructura narrativa que presenta “La noche de las luminarias” es, ante todo y sobre todo, la recuperación de los sueños y pesadillas vividos por Andrés que tienen que ser rescatados por sus descendientes.

La literatura como desquite, la literatura como instrumento para reivindicar el sentido de unas vidas que se comprometieron con un proyecto de país que no renunciaba a que España alcanzase la altura de los tiempos y que tenía como imperativo que el conocimiento  contribuyese a una sociedad más justa y nos hiciese más libres y más dignos.

En “La noche de las luminarias” ese afán pedagógico de la llamada “Edad de Plata” a la que se alude en la novela es, en gran medida, no sólo el hilo conductor del relato, sino también lo que da la plenitud de significado a las vidas que lo protagonizan.

El periplo de Andrés que, con su huida, evita el fusilamiento. La solidaridad de las gentes que le dan alimento y cobijo, hasta que consigue abandonar el país.

El mar y el cielo como aliados, la noche como refugio, la geografía de unos parajes llenos de belleza y misterio. Hay una enorme carga poética en esta historia con la geografía y la historia como protagonistas.

Y tampoco hay que perder de vista que, en cierta medida, es la magia de estos parajes la que da belleza a la narración, una magia cómplice que va en busca de una justicia poética que consiste en rescatar del olvido una lucha por la dignidad humana y por un país mejor.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/


junio 2019
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930