ESTATUTO SIN DISPARATES | LARGO DE CAFE - Blogs elcomercio.es

Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

ESTATUTO SIN DISPARATES

El alcalde socialista, Alfredo García, sigue la vía abierta por Gabino de Lorenzo y pide que la reforma estatutaria asturiana contenga una alusión a Cangas de Onís, reconociéndole el rango de “capital política”, por haber sido durante cincuenta años el lugar de la corte de la monarquía asturiana. Alfredo García no plantea el traslado a Cangas de Onís de ninguna sede institucional del Principado sino que pide un tratamiento como el que tiene “Guernica en el País Vasco”. La propuesta es un disparate conceptual, ya que Guernica no tiene ningún rango de capitalidad política, sino que es el refugio del sentimiento nacionalista, y en torno al viejo roble se reúnen los parlamentarios al empezar el mandato, en recuerdo del juramento que hacía el Rey de España, como Señor de Vizcaya, de respetar el fuero de los vascos.

La reforma del Estatuto de Autonomía puede originar diversos tipos de debates, como pueden ser el tratamiento de la llingua, la definición de la comunidad autónoma, los mecanismos de financiación autonómica, la transferencia de competencias, etcétera. Lo que no puede hacer la reforma del Estatuto es cruzar la frontera del ridículo. Si un alcalde, o dos, o tres, quieren hacer declaraciones surrealistas, ellos verán, porque lo más que puede pasar es que pierdan su crédito. Pero la Junta General del Principado, en representación de todos los asturianos, no puede incluir barbaridades de ese calibre. En el Estatuto debe figurar que Oviedo es la capital de Asturias, sin añadir nada más, porque no se deben dar ayudas económicas a una ciudad que ya de por sí tiene el beneficio de gozar de la capitalidad, lo que supone más empleo, más turistas y, en consecuencia, más ingresos. Otras alusiones, sobran.

De Lorenzo levantó la bandera de la capitalidad, reivindicando ayudas económicas, para resucitar políticamente tras el varapalo llevado en las elecciones generales. Un truco de Gabino en el que no deberían caer ni los partidos políticos ni los alcaldes. La dirección del Partido Socialista ha rechazado la petición de los alcaldes de Oviedo y Cangas de Onís, y ahora lo que hace falta es que el PP, como partido que aspira a constituirse en alternativa de gobierno, hable claro y despeje los malos entendidos.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor