LA QUIEBRA IDEOLÓGICA | LARGO DE CAFE - Blogs elcomercio.es

Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

LA QUIEBRA IDEOLÓGICA

Joaquín Aréstegui asegura que en el PP no hay diferencias ideológicas y que la organización asturiana de dicho partido está al cien por cien con Mariano Rajoy. La discusión en el PP estaba establecida, inicialmente, sobre líderes (Rajoy y Aguirre) y estrategia opositora, aunque esto último sólo se identificaba por algunas decisiones de Rajoy, como la elección de Soraya Sáenz de Santamaría para portavoz parlamentario. Un sector del partido considera que a Rajoy ya le pasó su oportunidad y pide el relevo por Esperanza Aguirre. La petición de una estrategia opositora más enérgica no es fácil de concretar, porque Rajoy fue muy duro con Zapatero a lo largo de los últimos cuatro años, por eso se pone el énfasis en asuntos de menor importancia, como el relevo de Zaplana.

La discrepancia sobre personas es difícil de vender, porque se reduce al popular, “quítate tú para ponerme yo”, así que Esperanza Aguirre puso sobre la mesa la reivindicación del liberalismo, del que lleva haciendo bandera desde hace veinte años. La gente que rodea y jalea la opción de Esperanza Aguirre tiene muy poco de liberal, porque la mayoría hicieron política desde las coordenadas de la derecha intervencionista, que es la variante ideológica que tuvo históricamente más predicamento entre la derecha española. Pero lo más grave de la propuesta de Aguirre y de la desproporcionada respuesta de Rajoy, es que al llevar la discusión a los términos ideológicos dibujan los perfiles de dos partidos: la derecha escindida en dos grupos, como estuvo desde el inicio de la democracia hasta el final de los años ochenta del siglo pasado.

Objetivamente, las diferencias ideológicas no dividen al PP, porque Camps es tan liberal, conservador o democristiano como Zaplana, al igual que Rajoy no se apoya en premisas ideológicas distintas de las de Aznar. En el PP asturiano ocurre lo mismo, porque Ovidio Sánchez no es más conservador que Alicia Castro ni ésta más liberal que Ovidio. El principal aliado de Ovidio es Gabino de Lorenzo, dirigente a cuyo lado hizo carrera Alicia Castro. Ahora bien, puestas las divisas ideológicas sobre la mesa, en el PP habrá algo más que tendencias o sensibilidades internas: dos bandos irreversiblemente enfrentados.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor