Blogs

Miguel Silveira

PSICÓLOGO DE CABECERA

¿CONTAR LAS PENAS?

 

Si algo tienen las penas es que oprimen el corazón y la garganta. Uno necesita liberar esa tensión para sentir alivio. Guardarlas para sí y limitarse a darles vueltas y más vueltas nos encierra en un bucle fatal y no es fácil liberarse del mismo. Por tanto contarlas es una forma de sentirse aliviado, pero igual que todo en esta vida ha de hacerse con medida, con tacto y con prudencia. Los hay que ante esa necesidad de consuelo comprensión y descompresión van contando sus penas a todo el que se encuentran sin darse cuenta bien que lo que consiguen es abrumar al otro que ya tiene bastante con las suyas o aburrirlo, si repiten la historia triste de su sufrimiento y angustia. Y la consecuencia es que los otros, si son asertivos, huyen como quien huye de la peste, cuando les ven llegar, porque saben a qué se van a exponer una vez más. Por tanto hay que tener cuidado y tacto para contar o expresar el sentimiento pero sin excederse no sea que se vuelva contra el narrador y sea peor el remedio que la enfermedad. Contarlo por lo tanto es un recurso entre seres humanos, pues al fin y al cabo estamos para ayudarnos mutuamente pero sin excederse.

Otro recurso que tiene como fin liberarse en parte de esa presión es manejar la atención mental que se presta a la pena y al dolor. Esto significa que se debe pensar en ello por supuesto, pero tratar de no vivir empapados, invadidos, impregnados de tales pensamientos y emoción, porque arruina nuestra vida y nos dificulta, cuando no nos impide, disfrutar de otros aspectos de la vida. Esta vida es un valle de lágrimas, ya lo sabemos bien, pero aunque no rechacemos las imágenes y los recuerdos penosos, sino aceptarlos, hay que hacer lo posible por controlar que no estén presentes en nuestra conciencia demasiado frecuentemente ni demasiado tiempo. Hay que esforzarse en tratar de centrar nuestra atención, en lo posible, en otros aspectos de la vida diaria, pese a la dificultad que eso entraña.

Esos permite relativizar o poner en relación la pena con el resto de cosas de la vida que giran a nuestro alrededor. Y al relativizar disminuye el sufrimiento.

Temas de psicologia cotidiana para ayudar a vivir mejor

Sobre el autor

Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com


julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contenido Patrocinado