LA SALUD NO ES LO QUE IMPORTA | PSICÓLOGO DE CABECERA - Blogs elcomercio.es

Blogs

Miguel Silveira

PSICÓLOGO DE CABECERA

LA SALUD NO ES LO QUE IMPORTA

¡LA SALUD NO ES LO QUE IMPORTA!

Parece paradójico afirmar lo que el título dice, pero parece que, de hecho, así es y así sucede.
En cuanto caemos enfermos o perdemos la salud, que viene a ser lo mismo, le damos tanta importancia que todo lo demás queda en penumbra, en un segundo plano y se reduce la excesiva importancia que dábamos a cosas, incluso, de orden muy secundario, cuando estábamos sanos.
Las cosas insignificantes o de mediana importancia que hasta ese momento nos angustiaban, nos preocupaban, nos alteraban y ocupaban gran espacio en nuestra conciencia, en nuestras conversaciones y en nuestros actos pierden significado y quedan aparcadas. La salud entonces ocupa nuestro espacio vital y podemos llegar a sentir gran nostalgia de cuando hace tan solo unas horas estábamos tan bien y no la valorábamos.
Y es cierto. Cuando nos sentimos sanos actuamos como dando por supuesto que la salud no es lo que importa, o así son los hechos. ¿Cómo se demuestra esa pérdida de importancia sobre nuestra salud?
Sencilla y llanamente porque, estando sanos, a veces cualquier mínima contrariedad cobra un alto relieve y embarga nuestra mente, como si de una tragedia o poco menos se tratara. Empleamos gran tiempo y energía en ocuparnos de contratiempos a veces mínimos y a veces medianos y dejamos la salud en un segundo plano. Tanto que incluso seguimos castigando nuestro cuerpo, como si este fuese capaz de soportar todo lo soportable.
O sea, que, de hecho, la salud no es lo que más importa, aunque si nos preguntan qué valoramos, sobre todo, diremos que la salud, naturalmente. Los hechos nos delatan y demuestran que una cosa es lo que decimos y otra cómo actuamos.
Si nuestros comportamientos estuviesen alineados o fuesen congruentes con lo que decimos y lo que pensamos, todo sería distinto. Pero frecuentemente hay una incongruencia entre nuestros actos y nuestros pensamientos. Esa es la paradoja. Si fuese la salud lo que de verdad nos importase, cuidaríamos el cuerpo con más esmero e interés de lo que hacemos.
Si nos atenemos a nuestra forma de cuidarnos y vivir, necesitamos perderla para caer en la cuenta de su inmenso valor.
Pero lo curioso es que, cuando volvemos a recuperarla, volvemos a las andadas. Sin embargo es verdad que la salud es lo que nos debe importar, sobre todo, lo cual no significa vivir obsesionados.

Temas de psicologia cotidiana para ayudar a vivir mejor

Sobre el autor

Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com


julio 2019
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031