El Comercio
img
Categoría: Uncategorized
Nunca es demasiado tarde…

blog

 

Hoy se ha publicado en el BOE, por fin, la ratificación del Convenio Europeo de protección de animales de compañía.

Este Convenio se firmó en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987. Desde entonces hasta ahora, y a pesar de resultar aplicable en numerosos países europeos desde hace años, no se había producido por parte de España la ratificación del mismo y, por tanto, su normativa no resultaba exigible en nuestro país.

Con esta publicación se pone una fecha de entrada en vigor. A partir del próximo 1 de febrero de 2018 nuestros animales de compañía contarán con unas normas de protección ya vigentes en gran parte de Europa.

Analizaremos con más calma estas normas porque realmente resultan muy interesantes. En cualquier caso, la noticia hoy es que damos un paso más en materia de protección de animales, uno que deberíamos haber dado hace mucho tiempo pero, al menos, es un avance y nunca es demasiado tarde…

Texto del convenio publicado en el BOE

 

 

También puedes seguirnos en:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
El abandono no es una opción

blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se nos ha ido el verano y con él todo lo que implica esta estación: un mayor tiempo de ocio y un aumento de los viajes y desplazamientos por vacaciones. La planificación de estos últimos ha hecho, como ocurre año tras año, que muchas personas se hayan planteado el primer problema en la tenencia de un animal doméstico: qué hacer con aquel cachorro tan ideal que llegó a casa como regalo de Navidad o de Reyes, que ha crecido y que estorba a la hora de irse a otro lugar toda la familia. Algunas, todavía un número muy elevado, han optado por el abandono, en ocasiones en circunstancias extremas como seguro hemos visto en las noticias.

No obstante, aunque esta realidad sea cierta y aunque muchos abandonos de animales se produzcan durante el verano, en la actualidad los datos que manejan las protectoras muestran que los animales son abandonados en cualquier etapa del año y por muy diversas circunstancias. El final de la temporada de caza es un claro ejemplo. El número de abandonos no es estacional y se mantiene en cifras excesivamente altas y estables durante todo el año.

Las causas de los abandonos son también variadas: el comportamiento del animal, la tenencia de alergias por algún miembro de la familia, cuestiones económicas, falta de tiempo o espacio, cambio de domicilio, fallecimiento del propietario, pérdida de interés de los niños, embarazo de la propietaria… En definitiva, todas ellas pueden resumirse en una sola: la ausencia absoluta de falta de concienciación de la responsabilidad que implica tener un animal.

El abandono nunca es una opción por múltiples motivos pero, yendo al estrictamente jurídico, no lo es porque hoy en día es un delito castigado como tal en nuestro Código Penal, además de estar considerado infracción en todas las leyes autonómicas de protección y en las ordenanzas locales, en aquellas ciudades que cuentan con ellas, lo que implica la posibilidad de imposición de una sanción que en ocasiones alcanza cifras realmente interesantes.

Por todo ello, la clara conclusión a la que llegamos es que tener un animal requiere ser una persona responsable. Si no se está a la altura, es mejor no tenerlo y, si sí se está, entonces la mejor opción es la adopción, ya que al menos se palia en parte la irresponsabilidad de aquellos que previamente han abandonado.

Si tienes más curiosidades jurídicas, puedes seguirnos en

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Mi ex mujer convive con otro hombre

blog

Fernando lleva divorciado más de cinco años. Desde entonces está pagando una pensión compensatoria a su ex mujer. Esta pensión se estableció de forma indefinida porque decidieron divorciarse ya muy mayores y ella no había trabajado nunca y ya no tenía forma de acceder al mercado de trabajo. Así se lo explicó su abogado. Ahora sabe con certeza que ella está viviendo con otro hombre desde hace varios meses. Incluso ha dicho a amigos comunes que no piensa casarse para no perder la pensión que él le abona. Nos pregunta si puede hacer algo al respecto.

Sí puedes hacer algo Fernando. Si efectivamente ella convive con otra persona se puede intentar extinguir la pensión compensatoria. Nuestro Código Civil establece que no solo se extingue la pensión porque el cónyuge que la percibe contraiga nuevo matrimonio sino también si existe una convivencia análoga a la matrimonial.

El principal problema es la prueba pero hay varias posibilidades como, por ejemplo, pedir un informe a un investigador privado.

Para extinguirla es preciso acudir a un procedimiento judicial de modificación de medidas para el cual precisas de abogado y procurador.

 

Si te apetece continuar leyendo, puedes seguirnos en…

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Unos cuantos consejos sencillos si estás pensando divorciarte

blog

 

Ninguna cuestión jurídica es tan personal y compleja como las que guardan relación con las rupturas de pareja. En ellas implicamos todo un arsenal de sentimientos y emociones, en muchas ocasiones contradictorios, que es preciso saber controlar y manejar para tomar las decisiones adecuadas. Y es que en un divorcio o una separación deben adoptarse medidas de cara al futuro que hay que pensar con tranquilidad, sin dejarse llevar por las circunstancias del momento, analizando bien las circunstancias y tomando en consideración fundamentalmente a la parte más sensible que son los hijos, especialmente si son menores. Por supuesto, es muy difícil en ocasiones mantener la calma y ser racional cuando las causas y razones que han desembocado en la ruptura son fuertes o están recientes pero es importante  hacerlo.

Aquí dejamos unos cuantos consejos, al menos, para comenzar a intentarlo.

  • Un primer paso es acudir cuanto antes a un abogado. Sea la ruptura contenciosa o de mutuo acuerdo, es necesario contar con un abogado y un procurador, por tanto, ya que vamos a necesitarlo de cualquier manera, es mejor que nos aconseje desde el principio. Es una buena forma de conocer nuestros derechos y evitar discusiones innecesarias que pueden surgir por simple desconocimiento. Además nos va a dar un punto de vista real del asunto, evitando introducir emociones en aquellos aspectos en los que es mejor decidir sin implicarlas.
  • Es esencial pensar en el futuro a medio y largo plazo y no centrarse en el instante en el que se produce la ruptura. Las causas no interesan desde el punto de vista jurídico, salvo que nos encontremos ante algún supuesto grave como los casos de maltrato o situaciones que pueden influir en la futura relación de uno de los progenitores con sus hijos. En la mayor parte de los casos, las razones de la ruptura ni se mencionan, ni se utilizan, ni nuestro derecho castiga en modo alguno a aquel que ha tomado la decisión o al que supuestamente ha podido fallar en la relación.
  •  Si existen hijos menores (e incluso también esto se debe aplicar a los mayores) ellos son el principal bien sensible a proteger. Todas las medidas que se adopten deben pensar en su interés y ser generosas para con ellos. No deben usarse para perjudicar al otro cónyuge nunca.
  • Es fundamental no mantenerse erróneamente en una postura inamovible. Hay que saber escuchar y en ocasiones ceder. Siempre es mejor alcanzar un acuerdo ajustado a las expectativas reales de las dos partes. Un acuerdo además facilitará siempre un cumplimiento posterior de las medidas en mucho mejor ambiente.
  • Nuestra situación personal no es comparable a la de ninguna otra pareja que conozcamos. Es un error muy habitual tratar de conseguir lo mismo que un amigo o un conocido sin tener en cuenta realmente todas y cada una de sus circunstancias.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas puedes seguirnos en

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Las comunidades de propietarios y los impagos.

blog

Las comunidades de propietarios son uno de los grupos que más en que los impagos son cada vez más frecuentes. En ocasiones es porque alguno de los propietarios se encuentra en una difícil situación económica y, aún conociendo sus obligaciones y deseando cumplirlas, le resulta complicado hacerles frente. Pero otras muchas veces el impago se debe a desconocimiento, o la falta de comprensión de algunos conceptos que se pueden acordar en alguna junta o sencillamente al empecinamiento cuando se cree algún propietario con una razón que justifica el no abono de aquello que se ha acordado.

En el primero de los casos, nuestro consejo siempre es alcanzar un acuerdo. Un propietario que ha cumplido habitualmente con sus pagos se avendrá a buscar una solución para hacer frente a su deuda en la medida en que vaya recuperando su capacidad económica.

En el resto de los casos, lo que procede, si el que adeuda no entra en razón, es iniciar los trámites para solicitar un cumplimiento vía judicial.

En cualquiera de los casos, si la comunidad quiere reclamar judicialmente las deudas de los copropietarios morosos debe dar los pasos adecuados, comenzando por aprobar la liquidación y reclamación judicial de la deuda en una junta de propietarios. Ahora bien, la forma es muy importante para evitar posibles impugnaciones del acuerdo. Tanto la convocatoria como el acta deben ser redactados con respeto a los requisitos legales. Por ejemplo, no puede faltar este asunto como punto del orden del día en la convocatoria y es importante especificar con claridad en el acuerdo de liquidación cada propietario moroso, la cantidad que adeuda, los conceptos por los cuales la adeuda y los propietarios que hayan votado a favor o en contra, con la cuota que cada cual represente.

Tras la liquidación debe notificarse fehacientemente el acuerdo a cada propietario moroso, dándoles un plazo para ponerse al día, advirtiéndoles de que en otro caso se continuará con la reclamación judicial acordada.

Por último, es necesario contar con una certificación de la deuda debidamente firmada por el secretario-administrador y presidente. Es entonces el momento de presentar una reclamación judicial a través de un procedimiento monitorio, no siendo necesario abogado ni procurador para esta reclamación inicial. No obstante, estos profesionales pueden ser necesarios más adelante, si hay oposición o ejecución, en función de la cantidad reclamada.

Aquellas comunidades que cuentan con un seguro, deben revisar el contrato, por si cuentan con cobertura jurídica. La mayor parte de las veces, esta cobertura incluye la libre elección de profesional, lo cual es sin duda una ventaja importante a la hora de decidir emprender este tipo de acciones judiciales.

 

Si te apetece leer más…

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
3, 2, 1… comenzando nuevo curso

blog

Llega septiembre, termina el verano, regresan las rutinas y, como cada año, comienza un nuevo curso.

Es el momento de los buenos propósitos, de reconsiderar los errores cometidos otros años y plantearnos estudiar y conseguir mejores resultados que nunca antes…

Sin duda, ese es el motor de inicio necesario para alcanzar todas las metas pero también es imprescindible hacer una planificación seria y adecuada, no darse por vencido y abandonar ante el primer revés y ser capaz de ser constante todos los meses que quedan por delante hasta los exámenes finales.

Esta es una máxima para cualquier estudiante y es especialmente importante para aquellos que inician o continúan la carrera que nosotras mejor conocemos: derecho.

Desde hace más de veinte años ayudamos a alumnos matriculados en Grado de Derecho a conseguir mejores resultados. Si te apetece contar con nuestro apoyo no dudes en llamarnos y ¡suerte para el nuevo curso!

Ver Post >

Etiquetas