El Comercio
img
Autor: abochoar_517
Goteras
img
Antonio Ochoa | 08-01-2016 | 11:21| 0

Si el secreto de un buen retejador es hacer una gotera nueva cuando tapa las viejas, nosotros nunca obtendremos el título. El año nuevo empieza con las mismas goteras que el antiguo, convertidas con el tiempo en auténticos boquetes. No hemos echado fuera la crisis. No la notamos tanto porque nos hemos acostumbrado a convivir con ella, como si fuera una más de la familia. Pero ahí sigue, a pesar de las macrocifras maquilladas y las microcifras resignadas, devorando nuestro estado de derecho después de haberse tragado el del bienestar y abriendo un abismo cada vez mayor entre los que tienen y los que no. Un enorme agujero en nuestro techo, cuyas exigencias llevamos demasiado tiempo tolerando mientras esperamos que desaparezca por si sólo.
Tampoco hemos arreglado el tema de Cataluña, que empezó como una pequeña mancha de humedad en nuestra constitución y, décadas de chapuzas después, se ha convertido en una catarata (en ambos sentidos: inunda la actualidad política e impide ver con claridad). El tiempo es quizás un buen médico para los resfriados, pero es un mal dentista y lo de Cataluña no es una gripe, es una caries. Esperar que se cure sólo no hará más que empeorarlo. Esto por supuesto, beneficia electoralmente a los nacionalistas y xenófobos de allí y de aquí, pero no creo que a los ciudadanos corrientes de ambos lados les parezca bien. Probablemente, como sucedió antes en Escocia o en Quebec, el tan anatemizado referéndum podría ser un buen inicio para poner a cada uno en su sitio.
Y tampoco hemos conseguido regenerar la vida pública de nuestro país, expulsando a la parasitaria “clase política” existente y recuperando el control sobre nuestra democracia. Nos ha faltado el coraje para completar esta necesaria “segunda transición” y nos hemos quedado a medio camino, que es lo mismo que en ninguna parte. Espero que en este año nuevo que empieza pongamos manos a la obra para solucionar todas esas goteras que nuestro pobre y querido país soporta, porque nadie las arreglará por nosotros.

Ver Post >
En llamas
img
Antonio Ochoa | 29-12-2015 | 8:24| 0

Bromeaba el otro día sobre los efectos del calentamiento global en el clima político sin imaginar que un efecto mucho más letal estaba a punto de manifestarse en toda su crudeza. La combinación de una larga sequía otoñal, un fuerte viento y grandes dosis de locura y maldad convirtió a los montes asturianos en un infierno en llamas. En estas circunstancias, cualquiera que inicia un fuego es un auténtico terrorista y como tal debería ser tratado. No hay justificación posible para un acto que destruye nuestro patrimonio común, deja a familias en la calle y, frecuentemente, acaba costando vidas, como ha sucedido en este caso.
Ahora bien, no debemos permitir que esta condena absoluta nos impida buscar más allá para determinar cómo los incendios han podido alcanzar semejante magnitud. Algo debe fallar en la planificación de nuestra política de montes para que tal cosa suceda y ese algo debe ser identificado y subsanado antes de que el problema se vuelva crónico. Nuestro patrimonio natural no puede ser abandonado como un rehén indefenso en manos de locos y canallas.
Deberíamos, por ejemplo, dejar de buscar el beneficio rápido y empezar a pensar a largo plazo. Durante los últimos años, se ha subvencionado la plantación de pinos y, como consecuencia, ahora somos mucho más vulnerables. En cambio, los castañedos, hayedos o robledales, que forman auténticas barreras contra el fuego, están en recesión. Es hora de cambiar esto. Por otro lado, los responsables políticos y técnicos y los ecologistas de fin de semana deberían dejar de considerarse depositarios de la verdad absoluta y de tratar a los habitantes del medio rural como intrusos en el paraíso. No lo somos, somos sus legítimos dueños y sus guardianes. Nosotros lo hemos creado y conservado y, al pretender ahora arrebatárnoslo, lo están destruyendo. El monte, que era una importante fuente de recursos, es ahora fuente de problemas y conflictos. Sigue siendo nuestro, quizás, pero sólo en el registro; en las leyes, es totalmente ajeno. Es hora de cambiar eso también.

Ver Post >
Calentito
img
Antonio Ochoa | 24-12-2015 | 11:58| 0

El cambio climático está derritiendo el permafrosf de la tundra política española. Con ello, salen a la luz gran número de restos corruptos que, hasta ahora, se habían conservado ocultos bajo el hielo. De hecho, es difícil recorrer la prensa diaria sin sentir náuseas por el fuerte olor a descomposición. Toda esa materia orgánica ha hecho brotar aquí y allá movimientos de protesta que, tímidamente al principio y con más fuerza después, volvieron lanzar por los aires gritos largo tiempo congelados (“libertad “, “igualdad”, “democracia”). Poco a poco el paisaje político empezó a cambiar. Los partidos tradicionales, como antiguos glaciares gigantes, empezaron a derretirse y de las semillas de viejos sueños de justicia surgieron nuevos partidos. Hasta el ambiente social huele diferente, aunque, si estamos viviendo un cambio o una primavera fugaz, el tiempo lo dirá.
El efecto invernadero también ha afectado a la campaña electoral. Los contendientes se han empleado con inusual ardor, con entradas por detrás, codazos, provocaciones y ayudas arbitrales. El debate estrella por el título, bajo los buenos modos y el pretendido juego limpio, estuvo calentito, tenso, jugado al límite del reglamento y lleno de agarrones y piscinazos. Hasta el partido amistoso entre Sánchez y Rajoy, destinado a recaudar votos para proteger a políticos en peligro de exclusión parlamentaria, acabó con entradas duras, fueras de juego sin pitar y penaltis dudosos. ¡Qué lejos parecen aquellos tiempos del ” tuya, mía, cabecina y gol”!
Un último efecto del aumento de la temperatura social ha sido la agresión sufrida por D. Mariano. No es la primera vez que la violencia irrumpe en la campaña electoral. El terrorismo doméstico primero y el islamista después han intentando antes condicionar nuestro voto. Cierto que esta vez ha sido sólo un puñetazo, que “más cornás da el hambre” y que siempre habrá locos y fanáticos, pero que haya muchos que les rían la gracia demuestra lo enrarecido que está el clima social y lo necesario que es que se recupere la fe en la justicia y las instituciones.

Ver Post >
Sondeo electoral
img
Antonio Ochoa | 16-12-2015 | 6:09| 0

Dos clases de sondeos nos son familiares: los que se hacen en el suelo para extraer agua y los que se hacen en el electorado para extraer mentiras. Los primeros son los únicos que pueden aportarnos algo, deberíamos pasar totalmente de los segundos. Antes aún intentaban arrimar el ascua a la sardina del patrón con cierto disimulo, pero ahora han perdido la vergüenza. Ponen la brasa directamente bajo la sardina del que paga, tiran las otras a la basura y a cobrar. Y no es que yo (ni nadie) tenga ni idea de qué resultados obtendrán los diferentes partidos. Pero tampoco importa, mientras no cambie la actitud de la sociedad, la composición del parlamento será meramente anecdótica.
Los corruptos, los cobradores y pagadores de comisiones, no son más del 2% de los españoles. Si les sumamos los sicarios, los que les hacen el trabajo sucio a cambio de las migajas de lo robado, no pasan del 10%. El problema son ese 35% de acólitos que, una vez en su vida, hicieron un esfuerzo para decidir a quién votar y les supuso un desgaste mental tan grande que seguirán votando eternamente a los mismos con tal de no volver a tener que pensar. También está ese 35% de pasotas, que han conseguido salirse de la inercia del voto fijo, pero aún no han conseguido llegar a ningún otro sitio. Y así les va al 20% de sufridores, demasiado honestos para ser corruptos, demasiado dignos para ser sicarios, demasiado inteligentes para ser acólitos, demasiado enérgicos para ser pasotas y demasiado desafortunados para ser daneses. Pocos empeños hay más ingratos que el de intentar pensar por tu cuenta en España. Históricamente vilipendiados, perseguidos, encarcelados, exiliados, quemados o fusilados, su futuro no parece ahora más halagüeño.
Por supuesto, los resultados de mi sondeo (al igual que los de todos los demás) son totalmente inventados. Por supuesto, espero que (unos y otros) demuestren estar equivocados. Por supuesto, desearía que los eternos sufridores tuvieran al fin una alegría, pero lo dudo mucho.

Ver Post >
Campaña
img
Antonio Ochoa | 12-12-2015 | 11:21| 0

Hete aquí que me he levantado esta mañana (con un catarro considerable) y me he encontrado la villa llena de colorines propagandísticos, como si la primavera de los carteles hubiera llegado a Cangas. Eso no ha contribuido a mejorarme el humor, la verdad. Si la cosa ya era pesada hasta ahora, estos quince días van a ser insoportables. Dado que no puedo permitirme unas vacaciones en las antípodas, voy a tener que hacer acopio de paciencia y humor para sobrellevar el temporal. Les recomiendo que hagan lo mismo.
Para empezar, los lemas de campaña son bastante aburridos. Se podrían mejorar y adecuar a la realidad sólo con hacerles unas pequeñas modificaciones. Creo, por ejemplo, que “¿España? ¿En serio?” sería mucho más adecuado para el cachondeo que se han traído con nosotros en el PP. “Necesito la mayoría para tener futuro” describiría mucho mejor la situación del candidato del PSOE. Podemos debería probar con “Contamos contigo”, es mucho más movilizador y tiene un toque nostálgico. Ciudadanos necesitaría algo así como “Con ilusos” para que sus votantes se vayan preparando para lo que sucederá si ganan. Unidad Popular, tal como parecen ir las cosas, más que lema, necesita un buen plan de jubilación, así que le bastará con “”.
Por otro lado, los mítines suelen ser un tostón insufrible, pero pueden volverse más divertidos con unas cuantas preguntas bien intencionadas dirigidas a los candidatos. Me permito sugerirles algunas: ¿Cuánto tiempo lleva viviendo de la política? ¿A qué se dedicaba antes? ¿Cuándo se enteró de que en su partido había mucha gente corrupta? ¿Cómo consiguió ignorar durante tanto tiempo algo que sabían todos los demás españoles? ¿Alguna vez denunció alguna práctica corrupta dentro de su propio partido? ¿Cree que con lamentarlo a posteriori basta para combatir la corrupción? Les aconsejo, eso sí, que antes de empezar a preguntar se sitúen cerca de la salida y que, cuando vean a los sicarios azuzar a las turbas, salgan por pies. Esta gente se juega los garbanzos y no está para bromas.

Ver Post >

Últimos Comentarios

MariaLadina 12-03-2017 | 10:22 en:
Puro aire
abochoar_517 18-06-2015 | 05:47 en:
Preguntas

Etiquetas

Otros Blogs de Autor