El Comercio
img
Autor: abochoar_517
San Chuis
img
Antonio Ochoa | 21-04-2016 | 6:46| 0

Luce un sol frío de principios de primavera. Salgo desde Celón a dar un paseo y mis pies deciden por su cuenta la ruta, mientras mi cabeza salta de una cosa a otra, deteniéndose aquí y allí para tomar impulso. Subo, sólo y ocioso ahora, el camino que tantas veces recorrí, llevando a (o, las más de las veces, dejándome llevar por) las vacas. La vara que mi imaginación convertía en lanza, es ahora bastón de apoyo y las laderas que conocí como tierras de labor son todas ya pastos. Pero los árboles siguen ofreciéndome su sombra y no he olvidado donde encontrar los rebeyones, las moras y los endrinos cuando llegue su tiempo.
Acunado por los recuerdos, llego sin darme cuenta al cruce de El Freisno y tuerzo hacia San Martín, dejando a Pomar a mi izquierda. El agua de las recientes lluvias, acumulada en las rodadas de los tractores, me obliga a hacer un poco de equilibrismo sobre los muros. Pero el camino es llano y pronto alcanzo la pista que lleva al castro, a la que, por cierto, no vendría mal un repaso. Sigo subiendo y, tras las montañas cercanas, van apareciendo Tineo, la Fana de Xenestaza y el Cueto de Arbas, fácilmente reconocibles en la distancia. El horizonte se va ampliando y, cuando llego al pie de la muralla tras el corto pero empinado repecho final, abarca un buen trozo del suroccidente de Asturias. Decenas de pueblecitos se agolpan en las laderas, cercanos y familiares muchos, apenas perceptibles en la lejanía otros. No es de extrañar que este enclave hubiese sido escogido para vigilar las rutas del oro romanas.
Y, mientras paseo por las laberínticas callejas entre ruinas circulares, mi mente da otro salto atrás mucho mas largo y me pregunto cómo serían aquellos nuestros antepasados que las habitaron, si sus niños buscarían moras, rebeyones y endrinos como el niño que fui yo y si algún paseante futuro pasará un día junto a las ruinas de mi casa preguntándose lo mismo sobre mí.

Ver Post >
Hitos de carretera
img
Antonio Ochoa | 02-04-2016 | 12:40| 0

Si salimos de Cangas siguiendo el Narcea en cualquier dirección, podremos apreciar varios buenos ejemplos de las barbaridades que se han hecho en este país con el dinero público. Dirigiéndonos hacia el centro de la región, a mitad de camino encontraremos unas gigantescas columnas que sostienen aire, cortesía de D. Pepiño Blanco, y, pasando por debajo, un tramo de carretera específicamente diseñado para recaudar multas, cortesía de D. Tini Areces (personajes, por cierto, que aun nos representan en diferentes instituciones para nuestra inmensa vergüenza). Si ve que hacen como que trabajan en alguna de las columnas, es que se aproximan elecciones y, si le sacan una foto de doscientos o trescientos euros, es porque hay que mantener a los que las ganaron y a los que las perdieron.
Siguiendo el río en dirección a la Meseta, nos encontraremos con el túnel de El Rañadoiro que, con un coste poco mayor, podría haberse hecho bastante más abajo y servir para cualquier futura (aunque improbable, lo sé) mejora de la vía. En cambio, hicieron este que, si esa mejora llegase a realizase, habría que dejar para osera y excavar otro. Unos kilómetros más allá, llegaremos a una carretera privada llena de baches tan profundos que invita más a la exploración espeleológica que al tráfico rodado. Por qué se permite que una vía de comunicación tan vital sea todavía privada y esté tan llena de baches habrán de preguntárselo a los que nos han estado gobernando durante todos estos años. Pero quizás tenga algo que ver con ello su proyecto de convertir el centro de Asturias en una macrociudad y la periferia en una macroreserva natural para disfrute de “ecologistas” de fin de semana. Dejarán quedarse a unos cuantos microindígenas pintorescos para que den ambiente y atiendan a los señoritos. Pero no se preocupen, estarán estrechamente vigilados para que no puedan poner en peligro el montaje. Por favor, si me lee algún apache descendiente de Jerónimo, venga urgentemente a darnos unos cursos de supervivencia y resistencia al invasor. Los necesitamos.

Ver Post >
Víctimas invisibles
img
Antonio Ochoa | 23-03-2016 | 7:37| 0

En estos tiempos de guisos precocinados y móviles que escriben por tí, no es de extrañar que los medios de comunicación, además de darte la noticia, te digan lo que tienes que pensar al respecto. Y no voy a decir que eso esté mal; si no sabes cocinar o escribir o pensar, te sacan del apuro. Pero, si sabes hacerlo por tí mismo, mejor lo haces, porque ni la fabada es verdaderamente asturiana, ni el idioma es verdaderamente español, ni el pensamiento es verdaderamente europeo. Y, lo que es peor, quienes tan “amablemente” pretenden ayudarte, suelen intentar venderte algo más que, probablemente, ni quieras, ni te convenga.
Y me trae esto a la mente la tan comentada noticia sobre el comportamiento de varios hinchas holandeses con unas mendigas en Madrid. Después de repasar vídeos y fotos, no consigo añadir a la gigantesca olla hirviente de indignación generada ni una tacita de la mía. Porque los sentimientos que me producen las imágenes son tristeza y lástima. Porque lo que de verdad me revuelve las tripas no es lo actitud de un grupo de energúmenos; descerebrados los hay en todas partes y en las cloacas del fútbol más. Porque lo que me revuelve es que haya gente tan necesitada que acepte pasar por semejante humillación para poder comer y es que haya gente que, en vez de pensar en ayudarles, se dedique a sacarles vídeos para indignarse cómodamente en casa y que, con eso, ya piense que es mucho mejor que los otros.
Tantas protestas y tan poca compasión. Tanto rasgarse las vestiduras y tan poca donación de ropa para los que visten harapos. Tanta sed de justicia y tan poca caridad con los que pasan hambre. Pronto nos contarán todo el historial de los agresores y ni una palabra sobre las víctimas. Como si ser pobre te despojara de tu condición humana. Peor aún, un perro apaleado suscitaría más atención, como si ser pobre te volviese invisible. ¿En qué clase de páramo inhóspito estamos convirtiendo nuestro baqueteado mundo?

Ver Post >
La mitad
img
Antonio Ochoa | 23-03-2016 | 7:36| 0

Según la última encuesta del CIS, casi un 50% de los españoles consideran la corrupción como uno de los principales problemas de nuestro país. Cuesta creerlo, la verdad, y no sólo porque no me fíe de las encuestas (que tampoco); ni porque ésta coloque las plagas que nos afligen en casillitas separadas, como si nada tuviesen que ver unas con otras. Nada de eso, es esa mitad de los españoles lo que me intriga y a los que no consigo entender. Analicemos los hechos.
Un somero repaso a las noticias nos permite apreciar que no hubo caja de dinero público que no hubiera sido saqueada en algún momento y la mayoría, muchas veces y durante mucho tiempo. Si falta dinero para la sanidad, para la dependencia o para las pensiones, es porque alguien lo robó. Si nuestros jóvenes mejor preparados tienen que ir a buscarse la vida a otros países mientras éste queda en manos de incompetentes, es porque aquí los puestos se adjudican a dedo a amiguetes y familiares. Y esto no sólo afecta a la cosa pública. Cualquier empresa privada cuya propiedad esté tan repartida que los accionistas no controlen el consejo de administración funciona como una diputación provincial y, por la españolísima Ley de las Puertas Giratorias, los mismos individuos van pasando de meter la mano en una a meterla en otra por turnos.
¿Es esto normal? Pues no sé. En Alemania, una ministra, amiga de la presidenta, que copió en la tesis doctoral tuvo que dimitir. Aquí, un exministro pillado cogiendo sobres en una gasolinera está de eurodiputado y una exalcaldesa cuyos concejales están todos siendo investigados (y ella, a punto) esta en la Diputación Permanente del Congreso. ¿Es esto grave? Pues no sé. Miren cómo nos va y díganme. Así que no puedo explicarme los resultados de la encuesta. Si casi la mitad de los españoles piensan que la corrupción es uno de los grandes problemas de España, ¿en qué país vive la otra mitad, que no se ha enterado de nada?

Ver Post >
Como niños
img
Antonio Ochoa | 07-03-2016 | 6:19| 0

Según las estadísticas, la edad media de la población española está aumentando. Pero me temo que, en lo que a edad mental se refiere, el proceso es el contrario. Aparte de los cambios físicos, lo que demuestra el paso por las distintas etapas que llevan de la cuna a la completa madurez es la progresiva asunción de control sobre diferentes ámbitos de nuestra vida y, por supuesto, la aceptación de las responsabilidades que ello conlleva. Parece, sin embargo, que los españoles estamos haciendo todo lo contrario. Lejos quedan los tiempos de la transición en los que los ciudadanos intentábamos retomar el timón de nuestro destino colectivo. Lejos, la lucha por unas condiciones de trabajo dignas, por una justicia igual para todos.
Como niños, hemos dejado las decisiones importantes en manos de otros, nos hemos despreocupado y nos hemos dedicado a jugar con nuestros nuevos juguetes. Como niños, señalamos rápidamente con el dedo al que rompió el jarrón, pero olvidamos que todos estábamos jugando al fútbol en el pasillo; cogemos rabietas cuando nos privan de nuestros supuestos derechos, pero no recordamos para nada nuestros deberes . Nos maltratan y, en vez de plantar cara, vamos llorando a los “papis” para que nos defiendan. Y, como los primeros “papis” en quien confiamos, políticos y sindicalistas, nos traicionaron, ahora buscamos otros: policías, jueces, periodistas, …. Olvidamos que padres sólo hay unos y que estos otros no son sino niños como nosotros, ni mejores no peores, y sólo harán lo que nosotros hacemos.
Odiamos a los abusones, pero les reímos las gracias; despreciamos a los que roban, pero aceptamos sus caramelos; nos quejamos de los insolidarios, pero no levantamos un dedo para defender a los que sufren injusticias. Este país tiene muchos problemas y el principal no es la clase política, somos nosotros, la clase ciudadana, que los hemos aupado y soportado durante décadas. Pero no hay que preocuparse, la vida es una niñera despiadada y si te niegas a tomar el jarabe para crecer, te lo hará tragar a bofetadas.

Ver Post >

Últimos Comentarios

calvin 09-01-2018 | 17:03 en:
Deseos
calvin 14-12-2017 | 20:52 en:
Ayudando
MariaLadina 12-03-2017 | 10:22 en:
Puro aire
abochoar_517 18-06-2015 | 05:47 en:
Preguntas

Etiquetas

Otros Blogs de Autor