El Comercio
img
Categoría: astucia
DE TAL PALO ¿TAL ASTILLA?

 

La psicología demuestra que los seres humanos aprendemos por diferentes vías: por instrucción, por experiencia, es decir por las consecuencias, por ensayo y error, por asociación y por modelos a los que solemos imitar. Hablando de esta última forma quisiera resaltar alguna objeción que algunos padres me han hecho reiteradamente a lo largo de mi vida profesional, al quejarse de que han tratado siempre que han podido de exhibir ante sus hijos un buen modelo de comportamiento para que tuviesen buena guía y sin embargo alguno salió por peteneras realizando  conductas opuestas por completo a las de los progenitores, para asombro de ambos. ¿Cómo puede explicarse este fenómeno? Es relativamente sencillo de entender. No solo se aprende por modelos y contemplar un buen modelo de comportamiento no necesariamente incita a imitarlo, aunque haya cierta probabilidad. El niño aprende también por otros modelos que le pueden resultar más atractivos para sus intereses, por experimentación o experiencias o por informaciones que les llegan, todo lo cual tiene un grado importante de influencia. Si la influencia de esas otras vías es más considerable, la fuerza del modelo familiar puede quedar reducida para decepción de esos padres, preocupados por dejar buena influencia a sus vástagos. Ese mal o inesperado resultado no debería confundir a los padres ni hacerles zozobrar. Si dieron buen ejemplo a sus hijos, les debe quedar la conciencia tranquila de que les han mostrado un lado constructivo de la vida. Así pueden quedar algo más tranquilos, aunque queden algo decepcionados, si el resultado no fuera el deseado. Al saber esto tampoco es cuestión de que se piense: como mi ejemplo no asegura un buen resultado me voy a comportar como me venga en gana. No, porque lo cierto es que hay más probabilidad de que el buen ejemplo cale de que no deje huella. Solo que no está garantizado.  Si además de dar ejemplo bueno se les instruye en las buenas y saludables costumbres, miel sobre hojuelas. Y en esto se dan dos posibilidades, la de los padres que se olvidan de aconsejar e instruir a sus hijos, quizás porque los padres están muy ocupados o la de aquellos que lo repiten tanto que agotan y aburren. Ni tanto ni tan calvo.

Ver Post >
EL CHUPON

Al parecer en los rosales surge y crece muy frondosa una rama que adorna el rosal  pero  de dar rosas ¡nada de nada!. Se caracteriza por vivir y aprovecharse del tronco y de la planta pero sin dar fruto alguno. Se le llama chupón. Y yo, infeliz, pensaba que esto era fenómeno exclusivo  de la fauna humana pero parece ser que está más extendido. Tiene que haber de todo, quien se mata a trabajar y quien se limita a sentarse a la sombra y que ahí se las den todas. Siempre tiene que haber algo o alguien cuya esencia es vivir a costa de los demás, qué le vamos a hacer. Como no soy biólogo ni ingeniero forestal desconozco la extensión del fenómeno, aunque ahora que lo pienso he visto algunos árboles envueltos por plantas que crecen frondosas ascendiendo por el tronco y por algunas ramas. Bueno, a lo que voy, que si existen esos seres que se aprovechan de los demás es porque las víctimas les dejan o consienten. Creo que es inevitable que haya gente que crezca a expensas de otros, sin ofrecer su ayuda, el lector ya me entiende, pero también es cierto que, si ocurre, la culpa no es sólo de los que se aprovechan sino de quienes dejan que les chupen la sangre, la bolsa o la tarjeta. Y por cierto hay algunos “chupones” que tienen la osadía de exigir lo que reciben gratis et amore. La cuestión, por lo tanto, está en saber descubrir al “chupón” y cortarle la savia tan pronto uno descubre que el otro se aprovecha o exige sin ofrecer a cambio nada o casi nada de su parte, para que  se ponga a rendir lo antes posible. Claro, que entonces deja de serlo.  No es fácil, pero a base de observar se puede descubrir la estratagema. Y vaya que si abunda el personaje. No hay más que echar un vistazo a las familias, las asociaciones, las instituciones, las comunidades, los ayuntamientos, las empresas…en fin la lista es larga. Finalmente y para ser objetivos también existe quien se deja explotar con tal de recibir unas migajas de atención o de apoyo. Esas personas no se sienten nada sin “chupones”. Tiene que haber de todo para que la naturaleza resulte variada. 

Ver Post >
SI TE ENCUENTRAS CON UN OSO POLAR

Dicen los entendidos que si te encuentras frente a frene con un oso polar  lo mejor que puedes hacer para mantener tu integridad física es no moverte nada (?). También con los seres humanos que se dejan llevar de sus impulsos agresivos y pierden el control con mucha facilidad viene bien esta recomendación de mantenerse quieto y tranquilo, cuando se vuelven energúmenos. Si quieres que la escalada de violencia vaya en aumento y poner en peligro hasta tu integridad física o que el encuentro acabe como el rosario de la aurora lo que tienes que hacer es contraatacarle verbalmente, alterándote también tú, herido en tu amor propio. Sin embargo si cuando el otro pierde las maneras y se pone furioso, eres capaz de tener el temple suficiente como para calmarte y dejar que se explaye,  ese fuego inicial se irá aplacando y todo quedará en susto, una vez desahogado el individuo, salvo si quien se excita no tiene bien estabilizado su cerebro y su salud mental en cuyo caso puede ocurrir de todo. En los casos en que un hombre nervioso y alterado va al volante, esto tiene especial relevancia, pues cualquier provocación puede acabar en un disgusto, pero no sólo en estas ocasiones sino en otras también puede perder los nervios. La ira, al encenderse, es como la hierba seca. Arde en cuanto la prendes y si sopla el viento, el fuego se enfurece. En  estos tiempos actuales hay personas muy sensibles y  proclives a sentirse atacados aunque no haya motivos suficientes. Si te coge desprevenido y contestas, le estás dando a esa persona lo que necesita para justificar su rabia, su resentimiento y su explosión.  Muchos andan con la rabia llena hasta rebosar y cargada a las espaldas dispuestos a volcarla a la mínima provocación y lo harán con quien sea, aunque ese no sea el culpable de su frustración personal. Por tanto, mucha calma. Es preferible dejar que piense que ha ganado la batalla a que le des oportunidad de desplegar toda su ira contra ti, sin saber cómo puede terminar ese encuentro. Si no entras al trapo, quizás le hagas pensar en su reacción. Si entras, probablemente ni vaya a plantearse lo absurdo e inconveniente de su explosión inadecuada. Recuerda que hay seres humanos más agresivos que los osos polares. Otros prefieren entrar al trapo pero ese es su problema.

Ver Post >
¿AMAR CIEGAMENTE?

Cuando uno se enamora locamente dicen que el amor se vuelve ciego y debe ser verdad. Pero déjenme que les diga que la ceguera no debería pasar de un tiempo breve, porque, si no la trata, se puede encontrar con alguna sorpresa y en algunos casos algún susto del que no se recupere fácilmente. Si a la ceguera se une la ingenuidad y la confianza total en la otra persona y si resulta que la otra no es limpia de mente y corazón o es una persona inestable, inmadura o impulsiva  o no es bien intencionada, se le puede complicar la vida y darse de bruces contra el suelo. No se me asuste, por favor. No estoy diciendo que en el amor uno deba proceder con el ser amado con suspicacia y con desconfianza, porque entonces no sería amor verdadero sino amor paranoico. Pero ¿es que no es compatible amar a una persona con prestar atención a sus comportamientos por si hubiese algo que pudiese ponerlo en riesgo en un próximo futuro? Hay muchas ocasiones en que el amor no es correspondido en justa reciprocidad, por distintas razones. Porque se mezclan otras motivaciones, porque existen impulsos que neutralizan la entrega  y porque el amor es una criatura expuesta como todas a vaivenes, impactos y oscilaciones y además no dura eternamente. Los seres humanos somos lábiles, inconstantes, egoístas, cambiantes, y en calidad de tales erosionamos el amor, ya de por si erosionado con el paso del tiempo de convivencia y relación. Por tanto no existe inconveniente en amar de verdad y en entregarse, pero podría ser imprudente hacerlo impulsiva y ciegamente sin observar cómo evoluciona uno mismo y el otro y sin considerar o calibrar qué puntos débiles, obstáculos o pegas se pueden interponer entre los dos y estropear el idilio. Es compatible amar al otro intensamente y tener los ojos abiertos por si acaso surge alguna avería que estropee el viaje romántico. Pero si uno anda ciego o con la venda puesta pueden pasarle desapercibidos diferentes detalles que es mejor tenerlos bien en cuenta. Amar, sí, por supuesto. ¿Amar mucho? No existe inconveniente y es muy recomendable. Pero con los pies en la tierra y los ojos bien abiertos.

Ver Post >
DE ADIVINOS Y CHARLATANES

Existe una necesidad en los humanos, nunca debidamente satisfecha, y sabemos que quien acierte en la elección del producto o servicio que la satisfaga puede sacarle mucho jugo, si pone cuidado y maña.

Con gran acierto lo confirma Luciano de Samosata cuando dice: “Los hombres tienden a creer lo que les ofrece la esperanza de conseguir una satisfacción cualquiera”. En el momento en que alguien nos ofrece esa satisfacción se activa nuestra credulidad y allí nos lanzamos raudos en pos de su consecución, aunque nos estén engañado. Esa es la razón por la que siempre, incluidos estos tiempos, proliferan los adivinos y los charlatanes de las artes esotéricas (tarot, quiromancia, cartas y un largo etc.), pero también de la política y de la economía. Hasta las religiones están fundadas en la esperanza de satisfacción eterna en la otra vida. Esa credulidad, incluso en personas formadas, es la base de todos los timos que se dan a diario en cualquier área. Si alguna vez perdemos la capacidad crítica y sabemos distanciarnos de lo que se nos ofrece, para analizar debidamente si es serio o no el ofrecimiento, es cuando algún listo (no se puede negar su talento) ofrece a alguien una falsa esperanza con visos de verdad. Se nos hacen los ojos chiribitas y se nos nubla la mente imaginando el chollo que nos espera en ese instante. Y viendo que hay tantos que viven de estas artes se puede concluir que esa necesidad sigue vigente a pesar de nuestro desarrollo y progreso. Contra los charlatanes y los timos solo cabe tener una dosis alta de desconfianza de principio para poder analizar con juicio crítico cualquier oferta tentadora. Hasta los engañados con las preferentes picaron en el timo, perdiendo sus ahorros. Hay que estar vigilantes y mantener la sangre y la cabeza frías, cuando alguien nos da a entender  que los perros se atan con longaniza.

Ver Post >
HORA DE ESPABILAR

Los “listos”, una especie en aumento, siempre han llevado las de ganar pues su objetivo ha sido la de ir tramando acciones, alianzas, golpes de efecto y trabajo en la sombra para ganar poder e imponerse a corto, medio y largo plazo. Toda una actuación inteligentemente gestionada para acabar sacando gran partido a su estrategia interesada. Y vaya si lo han ido sacando. Miremos a la historia.

Y los otros, entre los que se encuentran los que confían en que la vida pondrá las cosas en su sitio por ley natural, los partidarios de la razón, el sentido común y la creencia de que es mejor ser bueno y actuar sin astucia, los que van de buena fe, han sido muchas veces los perdedores y los perjudicados a pesar de sus buenas intenciones. Ha llegado el momento, dada la evolución social, en que los ingenuos, los confiados, los honestos, los honrados, los partidarios de la justicia y de la ley no tienen más remedio que pasar a la acción inteligente, sin renegar de su bondad y su decencia, tienen que actuar como “listos”, como hacen los que se pasan la vida manipulando, especulando y conspirando para hacerse con el botín en cualquier campo de la vida.

Es perfectamente compatible ser buenos y ser “listos”. Es más, si se juntan las dos características el resultado promete ser muy positivo no sólo para ellos sino para la sociedad en la que viven. Hay que evitar que los “buenos”, como se les conoce a nivel coloquial, queden marginados, expoliados y con la sensación de desencanto al descubrir, cuando ya es tarde, que les fueron invadiendo su terreno. Eso requiere levantar la guardia en vez de pensar, como suelen hacerlo, que “todo el mundo es bueno”. Requiere espabilar y sin renunciar a seguir practicando conductas positivas, abrir los ojos bien y descubrir las estrategias de los otros. Requiere trabajar para ganar adeptos a su causa, conciliar alianzas y contrarrestar los actos de los otros para evitar caer en el desánimo. Vale en todos los ámbitos para conseguir ver sus derechos respetados en vez de ninguneados.

Espabilar requiere mirar con atención cómo se mueven los demás, estudiar al prójimo y captar sus intenciones de antemano. Requiere cierta desconfianza táctica porque la total confianza en los seres humanos lleva a importantes desengaños. O sea, que los buenos tienen que hacerse más listos o exponerse a llevar las de perder. No sé si me he explicado.

Ver Post >
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Etiquetas

Otros Blogs de Autor