Blogs

Juan Neira

LARGO DE CAFE

IU, DISCREPAR Y DEPURAR

Aunque la actualidad política parezca rutinaria repitiendo rostros, discursos y actuaciones, si la observamos con atención comprobaremos que está llena de sorpresas. Me voy a referir a IU. En el pasado otoño la organización asturiana tenía un futuro halagüeño. Su principal competidor, Podemos, había acusado las dimisiones de varios dirigentes y la cúpula nacional del partido morado no dejaba de pisar charcos. Gaspar Llamazares había sido el portavoz estrella en el debate parlamentario sobre el estado de la región y en los ambientes políticos y periodísticos se daba por seguro que IU en las elecciones autonómicas aumentaría la cuota de diputados (cinco) que tenía en la Junta General del Principado. En una conversación informal con Gaspar Llamazares, el exdirigente de IU confesaba que «el reto es quedar por encima de Podemos».

Unas semanas más tarde se recrudeció la tensión entre Alberto Garzón y la organización asturiana por culpa de la doble militancia de Llamazares (IU y Actúa); el dirigente asturiano se dio de baja; el coordinador general, Ramón Argüelles, quedó derrotado en las elecciones internas para encabezar la candidatura autonómica y dimitió. Llegaron las elecciones generales y no lograron adjudicarse ningún escaño. Un mes más tarde, sacaron el peor resultado de su historia en las elecciones autonómicas y en los comicios municipales también obtuvieron el registro más bajo en Gijón (un edil) y Oviedo (cero concejales). La única alegría la tuvieron el pasado domingo al lograr la Alcaldía en nueve ayuntamientos (Mieres, Lena, Riosa, Morcín, Grado, Teverga, Quirós, Illas y Castrillón), una más que hace cuatro años, colocándose como la segunda fuerza política que tiene más alcaldes en Asturias, por detrás del PSOE.

Dura poco la alegría en la casa del pobre. La dirección del partido decidió suspender de militancia a la concejala de Llanes que contravino las directrices del aparato. En protesta por la actuación disciplinara dimitieron cuatro dirigentes que llevaban responsabilidades importantes, entre ellas la política municipal y la relativa a procesos electorales. Vuelve el aparato de IU a las andadas: cuando hay un problema político, la solución es la expulsión del discrepante. Así, en una rueda sinfín, de represores y reprimidos, el capital humano y político de IU ha ido menguando año tras año. Cada partido tiene una cultura política. En IU es norma que la controversia dé paso a la depuración.

Temas

por JUAN NEIRA

Sobre el autor


junio 2019
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930