Blogs

Miguel Silveira

PSICÓLOGO DE CABECERA

¿HAS HECHO YA TU PROPÓSITO?

Dos son las razones para hacer un propósito: propósito de la enmienda que se hace cuando uno ha metido la pata. Por eso muchos al comienzo del año se proponen adelgazar o ir al gimnasio para ponerse en forma después del los abusos de las fiestas. Otros porque no han dedicado suficientemente tiempo a la familia o se han volcado en el trabajo demasiado.
Pero hay otra forma más positiva de hacerlos: Es una forma de no quedarse estancado, de progresar, de superarse, de crecer personalmente.

En ambos casos la recomendación es la siguiente:

Que el propósito, objetivo o proyecto sea realista y asequible. No ponerse muy alto el listón para no desanimarse si requiere mucho esfuerzo y uno no es muy constante o perseverante.

Que sea concreto y específico: No vale decir, quiero ser más feliz, mejor persona, mejor padre o pareja, voy a descansar más este año, más ahorrador o aprender nuevas habilidades o idiomas, por ejemplo. Lo demasiado general no permite abarcarlo, se escapa entre las manos por exceso de indefinición. Vale más decir: voy a dedicar a mi familia los domingos o el sábado por la tarde. Voy a asistir a clase de chico dos veces por semana. Voy a adelgazar un kilo al mes hasta bajar equis kilos. Voy a ahorrar equis dinero al mes para un viaje. Voy a apagar el teléfono de la empresa a partir de tal hora. Voy a visitar a mis padres una vez por semana. Voy a reducir mi uso del móvil o wasap equis tiempo al dia. Voy a escuchar sin interrumpir a aquellos con quienes hablo. Etc. etc.

Sirve mucho escribirlo o decirle a alguna persona cual es nuestro objetivo o propósito porque eso compromete un poco más.

Vale ir apuntando en el calendario de pared, por ejemplo, con verde si se hizo cada día que corresponde o rojo si no se hizo o no se hizo bien. Eso ayuda a retratarse en cuanto a la seriedad del propósito.
Si se fija un precio a pagar de alguna forma proporcionado al fallo ayuda.
Y finalmente es recomendable poner alta motivación y pasión en lo que uno se propone.
Contando que todo cambio es difícil hay que poner tanto más interés cuando mayor dificultad tenga el propósito.
Yo voy a revisar los que tengo y no he cumplido aún y luego os cuento.
Al mismo tiempo que miramos al futuro no está demás que vivamos el presente, sea cual sea, con la mayor intensidad y concentración posible.
Feliz año y mucho ánimo.

Temas de psicologia cotidiana para ayudar a vivir mejor

Sobre el autor

Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com


enero 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031