El Comercio

img
Categoría: Sin categoría
Rebajas de invierno

Cuando se apagan las últimas luces del día seis de enero y se recogen en todos los contenedores de la ciudad los miles de papeles de regalos colores que han envuelto los regalos de Reyes, cuando parece que las fiestas y las compras que conllevan por fin han terminado… los escaparates se encienden con el tradicional momento de rebajas. Cada comerciante decide si en su establecimiento van a existir rebajas y su duración, dentro de los dos periodos estacionales que suelen establecer las Comunidades Autónomas: el de invierno y el de verano. En Asturias este periodo, en invierno, va del 7 de enero al 6 de abril. Así que oficialmente el 7 de enero se da el pistoletazo de salida y, entre tanto tumulto, no está de más recordar nuestros principales derechos y algún que otro consejo que resumimos del siguiente modo:

  • Es muy importante hacer una lista de los productos que realmente necesitamos adquirir y, a la hora de comprar, ceñirnos en la medida de lo posible a la misma. Es muy fácil, al ver precios buenos, caer en la tentación de comprar cosas innecesarias.
  • Los artículos que se encuentren con precio rebajado tienen que ser los mismos que ese establecimiento haya estado ofreciendo normalmente durante la temporada y, como mínimo, durante el mes anterior y no pueden haber sido objeto de ninguna otra práctica de promoción dentro de ese mes anterior a la fecha de inicio de la venta de rebajas.
  • No se pueden ofertar como rebajas productos deteriorados.
  • En los artículos y en la publicidad que se utilice deben aparecer el precio nuevo y el antiguo para poder apreciar la rebaja. Si se trata de la rebaja de un mismo porcentaje para un grupo de artículos entonces basta con el anuncio expuesto de forma genérica.
  • Los pagos podemos realizarlos de la misma forma que el establecimiento viniera admitiendo de forma normal. Si una tienda admite el pago con tarjeta a lo largo de todo el año también debe admitírnosla en período de rebajas.
  • En cuanto a las devoluciones, la forma y el tiempo en que pueden producirse lo fija cada establecimiento y debe encontrarse debidamente indicado en el mismo.
  • Si compramos un producto duradero este contará con las mismas garantías que marca la ley si lo compramos en un periodo que no es de rebajas.

Por último, no hay que olvidar algo que siempre recordamos en esta época: lo que se rebajan son los precios no nuestros derechos. Si algún establecimiento no cumple con estos requisitos hay que adoptar las medidas oportunas.

            

Síguenos en facebook:

 https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

 

Ver Post >
Diciembre de compras

 

Superado el “Black Friday” y el “Ciber Monday”, nos enfrentamos a un mes de diciembre cargado de buenas excusas para realizar compras. Los regalos de Navidad o de Reyes, las comidas, las cenas, las salidas… consiguen que sí o sí se relance el consumo en estas fechas. Ahora bien, hay que tener en cuenta ciertos consejos básicos sobre todo teniendo en cuenta que, tras diciembre, como todos los años, viene enero, las rebajas y la famosa “cuesta” que hay que superar para alcanzar febrero.

El primero es saber decir “no”. Este es aplicable a todas esas ofertas de si llevas tres pagas dos, la segunda unidad al 50%,… Si necesitamos esos objetos esas ofertas son interesantes pero si nos dejamos llevar por ellas para adquirir productos que no necesitamos o que van a caducar antes de que podamos consumir la cantidad que tenemos que adquirir para acceder a la oferta, entonces esta deja de ser interesante. No hay que dejarse llevar por las ofertas, si no por las necesidades. Y si ambas coinciden, entonces sí merece la pena. Lo mismo pasa con la lotería y las infinitas participaciones que nos ofrecen. Frente a los compromisos, el no también es una respuesta válida.

A la hora de hacer de Papá Noel o de Rey Mago, es esencial hacer una lista. Y no una lista cualquiera, una lista realista con nuestro presupuesto. Y luego buscar y buscar bien. Un mismo producto puede tener precios diferentes en distintos lugares. Comprar bien implica comparar previamente, no dejarlo para el último momento y tener muy claro el qué y hasta cuánto vamos a gastar. Además hay que revisar el periodo de cambios por si acaso nuestro gusto no coincide con el del agraciado con nuestro regalo.

Cuando hablamos de comida, además de los consejos anteriores, de buscar y comparar, hay que añadir uno fundamental: comprar con antelación. A última hora los precios suben y no necesariamente todo lo que necesitamos ha de estar fresco y comprado el mismo día. Además tenemos que ser consecuentes con lo que realmente somos capaces de consumir.

Y, por último, ser cautos en cada compra. Si vemos algo incorrecto, que afecte a nuestros derechos como consumidores, reclamarlo y hacer valer esos derechos, que las trampas, aunque las hay, no están permitidas en este juego.

 

Síguenos en facebook.

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados/

Ver Post >
Dudas habituales sobre la pensión de alimentos

 Cuando en un divorcio hay hijos que dependen económicamente de sus padres el tema de la pensión alimenticia es una de las cuestiones esenciales sobre las que hay que decidir. Estas son las dudas habituales respecto a esta cuestión:

1)     ¿Quién debe pagarla? Por lo general la paga el cónyuge no custodio, por ejemplo, si la custodia de los niños se atribuye a la madre, el padre tendrá que pagar una pensión alimenticia a los niños.

2)     ¿Cuál es el importe de la pensión? Puede ser una cantidad fija mensual actualizable anualmente conforme al IPC o un porcentaje sobre los ingresos netos del obligado al pago. La cantidad dependerá de las circunstancias económicas de la familia. Se valoran los ingresos de cada uno de los progenitores, la atribución del uso de la vivienda, el número de niños, etcétera.

3)     ¿Si hay custodia compartida se evita la pensión de alimentos? No necesariamente, aunque sí en algunos casos. Por ejemplo, podría establecerse que cada progenitor se hiciera cargo de los gastos de los niños mientras los tiene en su compañía siempre y cuando el reparto del tiempo entre padre y madre sea equitativo y sus ingresos aproximados. En otro caso podría fijarse una pensión alimenticia a favor de quien tuviera menos ingresos o tuviera a los niños un tiempo superior en su compañía.

4)     ¿Deja de pagarse a los 18 años de los hijos? No. Seguirá abonándose hasta que los hijos tengan medios de vida propios, siempre y cuando no desatiendan sus estudios y una vez terminados busquen activamente trabajo. Si esta situación se extiende de modo indefinido podría solicitarse la extinción al cabo de un tiempo razonable. También se valorará para extinguir o reducir la pensión que los hijos tengan trabajos temporales, siempre y cuando no sean esporádicos.

5)     ¿Si el obligado al pago se queda sin ingresos puede dejar de pagar? No debe dejar de pagar a no ser que la pensión alimenticia se haya fijado como un porcentaje. Cuando se estableció la pensión como cantidad fija es necesario solicitar una modificación de medidas para adecuar la pensión a las nuevas circunstancias.

6)     ¿Puede dejar de pagar si no le dejan ver a sus hijos? No se debe dejar de pagar la pensión alimenticia incluso cuando el otro progenitor impide o dificulta las visitas de los niños. Lo que procede hacer en ese caso es instar una ejecución de sentencia para reconducir el normal funcionamiento de las visitas y, si no es posible, solicitar una modificación de medidas. En caso de incumplimiento grave hay que valorar si se incurre en un delito para formular la correspondiente denuncia.

7)     ¿Hay que pagar la pensión el mes de vacaciones que los niños pasen con quien la paga? Hay que pagar durante todo el año pues cuando se calcula el importe se hace considerando un promedio de gastos anuales, con independencia de que unos meses pueda haber más gastos que otros.

8)     ¿Por qué además de la pensión hay que pagar los gastos extraordinarios? Los gastos extraordinarios son aquellos gastos de los niños que, aun siendo necesarios, por ser imprevisibles no se han tomado en cuenta a la hora de establecer la pensión de alimentos y por ello lo más habitual es que se paguen a partes iguales entre los progenitores, como por ejemplo, gastos médicos no cubiertos por la seguridad social.

 

 

Síguenos en Facebook

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

 

Ver Post >
Unas cuantas razones por las que es mejor un acuerdo en un divorcio

En todas las ocasiones en las que hablamos de la tramitación de un divorcio recomendamos que los cónyuges agoten todas las posibilidades de llegar a un acuerdo, incluso acudiendo a una mediación en caso de que no fuera posible de otro modo. Hay infinitas razones de índole personal, procesal y económico que sustentan esta recomendación. Hoy vamos a analizar tan solo algunas de las más relevantes.

  • En cualquier divorcio, pero especialmente si hay hijos y, sobre todo, si estos son menores, tratar de alcanzar un acuerdo es fundamental desde un punto de vista personal. Porque ambos cónyuges ponen un punto y final razonable a su relación, porque es menos traumático y porque se facilita posteriormente la ejecución de los acuerdos. Si hay menores, la custodia, las visitas, los alimentos… son cuestiones que no finalizan con la sentencia sino que requieren una comunicación continua entre ambos progenitores.
  • El procedimiento de mutuo acuerdo es mucho más sencillo. Basta con firmar un acuerdo y ratificarlo ante el Juzgado, o incluso en una notaría si no hay hijos menores, con lo que no exige pasar por un juicio con posiciones enfrentadas que luego cueste mucho más olvidar y que pueden traer consecuencias después a la hora de aplicar las medidas que se establezcan.
  • Si el procedimiento es más sencillo, como es obvio, los costes son menores. Incluso en el mejor de los casos, si hay acuerdo también en ello, se pueden utilizar por ambos cónyuges los servicios de un único abogado y procurador.
  • En el procedimiento de mutuo acuerdo se puede incluir la liquidación del régimen económico del matrimonio, en caso de que tal liquidación fuera necesaria, lo que evita un largo y complicado proceso para liquidar que implica un aumento de costes y trámites.
  • Por último, hay una razón obvia: si los cónyuges alcanzan un acuerdo son ellos mismos quienes establecen las pautas de su ruptura y relación posterior en caso de existir hijos comunes. Si el procedimiento es contencioso, será el juez el que, determine las medidas en atención a las circunstancias pero la decisión queda en su mano y no en las de los directamente implicadas.

 

Síguenos en Facebook: 

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

 

Ver Post >
Rodeados de contratos

 

Si nos paramos a pensarlo por un momento, toda nuestra vida gira en torno a un universo de contratos.

El de la energía eléctrica, el que guarda relación con nuestra vivienda, en propiedad o en alquiler, el de trabajo, el del transporte público en el que viajamos o la adquisición de combustible en una gasolinera, todos los de telecomunicaciones, los bancarios, el del suministro de agua, de gas, cualquiera de los que hacemos cada vez que compramos en una tienda…

Es imposible eludir el contacto con el mundo jurídico y es imposible evitar sus consecuencias en nuestra vida, entonces, ¿cómo sobrevivir evitando problemas con cualquiera de nuestros contratos? No hay una fórmula mágica y tener algún inconveniente es prácticamente ineludible, sobre todo, si tenemos en cuenta que muchos de los contratos que utilizamos a diario son contratos de adhesión con cláusulas tipo que nos imponen las grandes empresas y que apenas podemos modificar. No obstante, sí que podemos tomar una serie de precauciones.

Leer bien el contenido, pedir explicaciones de los puntos que no entendamos, guardar una copia de lo firmado y, en caso de duda, consultar con un abogado especialista en la materia, consejo especialmente necesario si son contratos en los que sí que es posible negociar o redactar todas o parte de sus cláusulas, van a tener una larga duración o suponen una inversión importante como ocurre, por ejemplo, con un arrendamiento, o con una compra de una vivienda.

Hacer un contrato con un buen contenido, pensar  y prever con antelación las futuras dificultades y  dejarlas resueltas de antemano evita problemas que una vez que surgen ya pueden acarrear soluciones más complicadas. Por este motivo, contar con un asesoramiento previo adecuado es fundamental y probablemente mucho menos costoso que lidiar con las consecuencias negativas de realizar un contrato con dudas.

Ver Post >
Divorciarse ante Notario, cuándo y cómo.

Pedro y Laura llevan tres años casados. El matrimonio ha ido mal desde el principio por varios motivos. Como no tienen hijos, viven de alquiler, apenas tienen bienes comunes y están ambos de acuerdo en iniciar los trámites cuanto antes nos preguntan si su caso es uno de los que ahora pueden llevarse ante Notario. Nos preguntan también si hace falta abogado o basta con acudir a una Notaría.

Efectivamente vuestro divorcio, con las circunstancias que nos comentáis, es uno de los que puede llevarse a cabo ante Notario. Se puede acordar la separación o divorcio ante Notario cuando se realiza de muto acuerdo y no existen hijos menores no emancipados o con capacidad modificada judicialmente que dependan de sus padres. No importa el régimen económico del matrimonio o los bienes que puedan tener en común ya que, si estamos en un supuesto de sociedad de gananciales, la liquidación del régimen también se puede hacer ante Notario.

El divorcio se efectúa a través de una escritura pública que contiene el convenio regulador y es necesaria la asistencia y asesoramiento de un abogado.

Ver Post >

Etiquetas