El Comercio
img
Categoría: miedo
ACTUAR CONTRA NUESTROS TEMORES

Todos tenemos temores o miedos más o menos razonables o irracionales. Y a todos los temores  nos empujan a evitar afrontarlos. Es incómodo el afrontamiento por cuanto nos obliga a salir de la zona de confort y nos molesta, nos angustia, nos perturba, nos altera. Por la acción de evitarlos, de no pensar en ellos, de esconder la cabeza, de trasladar a otros el afrontamiento y la solución y no querer mirarlos de frente es la reacción más extendida. Y tiene una ventaja: en el momento mismo de evitar lo temido nos encontramos algo más aliviados porque, aparentemente, nos hemos quitado un peso, nos sentimos algo más aliviados. Eso nos sirve de refuerzo y tendemos a repetir la evitación. Pero a medio y largo plazo la evitación se vuelve contra nosotros. Cuanto más tiempo pasa mayor es el peligro de que el asunto evitado haya aumentado su gravedad o su importancia, su complicación y la angustia también por ello mismo.

Por eso es conveniente tener las ideas claras y tratar de afrontarlos cuanto antes. Aunque de inmediato produce el efecto contrario a la evitación, es decir, aumenta la incomodidad y la tensión nerviosa, sin embargo el efecto derivado es el alivio porque o bien conseguimos resolverlo, o constatar que no era para tanto y con el alivio nos sentimos mejor y más fortalecidos.

Afrontar se puede hacer de dos formas, o paulatinamente o de repente, produciendo una inmersión o un cara a cara de perro. Cada cual debe elegir la fórmula pero la más recomendable suele ser la segunda porque supone un gasto mayor de energías pero también se sale antes de dudas y antes comenzamos a sentirnos mejor y más fortalecidos.

En los miedos irracionales, sobre todo, en los que carecen de sentido, evitar mejor no hacerlo nunca o pocas veces. Afrontar, siempre y cuanto antes mejor.

Ver Post >
¡NO ERA PARA TANTO!

 

En cuanto nos enfrentamos a un problema tendemos a pensar lo duro que nos resultará resolverlo. Tendemos a magnificar su importancia hasta el punto de que, en algunos casos, la preocupación se apodera de nosotros, sobre todo en temas de salud, del porvenir de nuestros hijos o del nuestro propio. En determinadas circunstancias tendemos a pensar no solo que nos será difícil superarlo sino imposible. La imposibilidad y la dificultad se magnifican pudiendo frenarnos por completo, bloquearnos y dejarnos con el alma encogida. Sucede también cuando nos enfrentamos a experiencias que no hayamos tenido y cuya vivencia se nos antoja insuperable o casi. Anticipamos los resultados negativos y no nos vemos capaces de afrontarlos. De esa forma la ansiedad o la angustia dominan nuestra acción empujándonos a evitarlo en lo posible. Que se lo pregunten sobre todo a los hipocondríacos, tendentes a imaginarse ante cualquier dolor que el peor mal les acecha. Pero no sólo en temas de salud. La negatividad tiende a apoderarse de los débiles, inseguros y poco confiados en si mismos y en sus capacidades. El miedo, en fin, hace acto de presencia y tienden o tendemos a cruzar los puentes antes de que lleguemos a ellos. Seneca, nuestro sabio español, lo tiene claro y voy a citarle porque sus palabras describen mejor que yo podría hacerlo el mecanismo psicológico que se activa en cuanto nos enfrentamos a lo desconocido o dificultoso. “El camino no es tan abrupto como algunos se imaginan. Solo la primera parte tiene rocas y peñascos y aspecto de ser  impracticable, tal como mucho parajes, vistos de lejos, suelen parecer abruptos y macizos, puesto que la lejanía engaña a la vista. Luego, a  medida que se van acercando, aquellos mismos lugares que la confusión visual había amontonado,  poco a poco se separan. Entonces, lo que por la lejanía les parecía un despeñadero, se torna ligera pendiente.”  Maravillosa descripción y símil.

 

Ver Post >
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Etiquetas

Otros Blogs de Autor