El Comercio
img
Tres consejos imprescindibles para no tener problemas en eventos familiares
img
Cuervo Alfageme Abogados | hace 5 horas| 0
blog

 

Hay eventos familiares que requieren un plus de esfuerzo organizativo y un importante desembolso económico en función de la economía de cada familia. Son los que familiarmente conocemos como los BBC (bodas, bautizos y comuniones).

Cada uno de estos eventos lleva aparejada la realización de diversos contratos y es en este punto donde queremos hacer unas recomendaciones básicas que, aunque puedan parecer simples, no siempre se cumplen y dan lugar a problemas que ensombrecen esos días tan señalados:

Primero: Cuando se compra algo de cierto valor o se encargue un servicio es imprescindible firmar un documento que recoja claramente los datos de las partes, la fecha del evento, aquello que se contrata especificando claramente los detalles de interés, el precio, el importe entregado a cuenta, las posibilidades de cancelación y en su caso la antelación y consecuencias respecto a la señal entregada. Si existe alguna duda, es imprescindible preguntar y solicitar que se ponga por escrito todo lo que te prometen si no está suficientemente claro en el contrato. Exige una copia del contrato y un resguardo de pago de cualquier cantidad entregada.

Segundo: Hay que pedir varios presupuestos antes de decidirse por un servicio o profesional determinado, fijándose en qué incluye y qué relación calidad-precio tiene lo que ofertan.

Tercero: Elegir a un profesional con experiencia, legalmente establecido y que emita factura por sus servicios es fundamental para evitar cualquier problema o, en caso de existir alguno, para encontrar una solución más adecuada. Cuidado, lo barato puede salir caro.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos:

Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Y si el arrendatario desaparece?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 19-02-2018 | 13:53| 0

blog

 

Luz alquiló hace cinco meses un apartamento a una chica que le pagó un mes por adelantado. Le entregó además un mes de fianza y un depósito por importe de dos meses como garantía. La arrendataria no le ha pagado este último mes y Arancha tiene constancia de que ya no vive en el apartamento. Luz nos pregunta qué hacer para recuperar el inmueble de su propiedad.

El primer paso es hablar con la arrendataria para conocer con certeza sus intenciones. Si no piensa continuar con el contrato, entonces lo aconsejable es que firméis un documento de extinción del contrato ambas partes y liquidéis las deudas que él pueda tener y las cantidades que tú tienes como depósito y fianza. Ten en cuenta que la ley establece que el arrendatario puede desistir del contrato una vez transcurridos los primeros seis meses de contrato y preavisando con treinta días de antelación al menos. Esto quiere decir que, como mínimo, ha de abonar los primeros seis meses de renta.

La ley permite también que en el contrato se haya pactado que el arrendatario tenga que abonar una mensualidad de renta por cada año que reste por cumplir si quiere dar por terminado el arrendamiento antes de que termine el plazo acordado. Comprueba si en tu contrato se incluyó este tipo de cláusula para exigir esta indemnización si fuera posible.

En caso de que el contacto con el arrendatario no sea posible o no lleguéis a un acuerdo sobre la extinción del contrato, sería necesario, para recuperar la posesión del inmueble, acudir a un procedimiento judicial de desahucio por impago de renta, teniendo en cuenta que ya adeuda una mensualidad. En este caso, si se envía un requerimiento de pago con un mes de antelación a la interposición de la demanda, el arrendatario no podrá luego enervar la acción, es decir, parar el desahucio abonando las cantidades atrasadas en el procedimiento.

 

Si tienes más dudas o curiosidades jurídicas, puedes seguirnos aquí:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Y si ambos padres no se ponen de acuerdo?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 15-02-2018 | 17:41| 0
padres-e-hijos

 

¿Qué ocurre cuando ambos padres no se ponen de acuerdo en algún extremo que afecta a su hijo? Si esta situación se produce en el seno de una familia unida las eventuales diferencias suelen solventarse mediante el diálogo, además es más frecuente que se mantengan criterios comunes al menos en las cuestiones más importantes.

La cuestión cambia si los padres viven separados bien porque se ha producido un divorcio o una separación, bien porque han tenido un hijo pero nunca han formado una pareja o bien por cualquier otra razón. En estos casos, salvo que se den determinadas circunstancias que inhabiliten a uno de los progenitores, lo normal es que ambos compartan la patria potestad y que la guarda y custodia se atribuya a uno u otro o sea también compartida.

La patria potestad conjunta de ambos progenitores implica que las decisiones importantes en la vida del hijo han de adoptarse por ambos de común acuerdo. Cuando la ruptura de la pareja ha generado un distanciamiento insalvable entre ambos padres es frecuente que las desavenencias continúen afectando a las cuestiones que haya que decidir respecto a los hijos. Cuando resulte imposible alcanzar un acuerdo o puntos comunes, resulta necesaria la intervención de un juez que, escuchando a todas las partes, finalmente determine qué es lo más conveniente valorando únicamente el interés del menor.

La nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria da una nueva y más clara regulación para solucionar estos desencuentros. Cualquiera de los progenitores, de forma individual o conjuntamente, puede plantear la solicitud al Juez. Se cita a ambos padres, al Ministerio Fiscal, al menor si tiene suficiente juicio y, en todo caso, si es mayor de 12 años, y a otras personas interesadas si las hubiera a una comparecencia. En esta comparecencia cada uno expresa su opinión al respecto de la cuestión sobre la que no existe acuerdo entre los progenitores. Las partes pueden aportar pruebas y el Juez puede solicitar la realización de las diligencias que estime oportunas para hacer una valoración correcta de lo que se le plantea antes de tomar una decisión. Si esas diligencias o pruebas no se pueden efectuar en la propia comparecencia, se efectúan después y se da traslado de las mismas a los interesados para que realicen alegaciones.

Para este tipo de procedimiento no es obligatorio contar con la asistencia de abogado y procurador.

Aunque el procedimiento existe y es sencillo, la mejor solución, desde nuestro personal punto de vista, es buscar siempre el entendimiento entre ambos progenitores. El ejercicio de la patria potestad implica responsabilidad y buscar siempre el interés del menor por encima de desencuentros personales o conveniencias propias.

 

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, puedes seguirnos también en

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Visitar a un profesional…
img
Cuervo Alfageme Abogados | 02-02-2018 | 13:14| 0
blog

 

Esta semana nos ha tocado revisión con una de nuestras mascotas en el veterinario.

Visitar a un profesional ya sea veterinario, dentista, pintor o abogado… no es algo que hagamos de forma extraordinaria sino que resulta bastante habitual en la vida de cualquiera de nosotros y, por este motivo, no está de más recordar unos cuantos consejos básicos.

El primero es, sin duda, elegir al más adecuado para aquello que queramos solucionar y, el segundo, solicitar presupuesto en atención a la actuación para la que le solicitemos. De esta forma no nos encontraremos con sorpresas a la hora de pagar. Si tenemos dudas podemos pedir presupuesto a varios y elegir en función de la relación calidad del servicio y precio que estemos dispuestos a abonar.

Si, a pesar de todas las precauciones el servicio no es lo que esperábamos queda la opción de la reclamación… pero partir de una buena elección con un presupuesto previo es aproximar, en la medida de lo posible, un resultado exitoso.

Nosotras esta vez no tuvimos problemas ni sorpresas y nuestra pequeña gatita fue atendida perfectamente.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos:

Web

Facebook

Twitter

Youtube

Ver Post >
Últimos días de rebajas
img
Cuervo Alfageme Abogados | 30-01-2018 | 14:09| 0
img_1626

Estamos en los últimos días de rebajas y las ofertas son muy tentadoras en algunos casos. Los productos se encuentran ya muy escogidos y escasean las tallas, los colores… pero si damos con la prenda u objeto deseado podemos encontrarnos con descuentos hasta del setenta por ciento. Una situación muy apetecible pero que no debe cegarnos en cuanto a la defensa de nuestros derechos se trata. Por eso, no está de más que pongamos al día en nuestra memoria aquellos a los que no debemos renunciar en ningún caso sea cual sea el precio ofrecido.

-Es tan importante aprovechar las buenas ofertar como no caer en la tentación de comprar cosas innecesarias.

-Los artículos que se encuentren con precio rebajado tienen que ser los mismos que ese establecimiento haya estado ofreciendo normalmente durante la temporada y, como mínimo, durante el mes anterior y no pueden haber sido objeto de ninguna otra práctica de promoción dentro de ese mes anterior a la fecha de inicio de la venta de rebajas.

-No se pueden ofertar como rebajas productos deteriorados. Un producto con una tara puede tener un descuento por tal motivo pero no entra dentro de lo que entendemos por rebajas.

-En los artículos y en la publicidad que se utilice deben aparecer el precio nuevo y el antiguo para poder apreciar la rebaja. Si se trata de la rebaja de un mismo porcentaje para un grupo de artículos entonces basta con el anuncio expuesto de forma genérica. Si ha habido sucesivas rebajas debemos tener claro el precio final y el precio de partida.

-Los pagos podemos realizarlos de la misma forma que el establecimiento viniera admitiendo de forma normal. Si una tienda admite el pago con tarjeta a lo largo de todo el año también debe admitírnosla en período de rebajas.

-En cuanto a las devoluciones, la forma y el tiempo en que pueden producirse lo fija cada establecimiento y debe encontrarse debidamente indicado en el mismo o en el tique de compra.

-Si compramos un producto duradero este contará con las mismas garantías que marca la ley si lo compramos en un periodo que no es de rebajas.

Una rebaja en el precio no implica una rebaja en nuestros derechos. Si algún establecimiento no cumple con estos requisitos hay que adoptar las medidas oportunas: pedir la información necesaria y, en su caso, interponer la oportuna reclamación.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, puedes seguirnos también aquí:

Web

Facebook

Twitter

Youtube

Ver Post >
La vida sigue…
img
Cuervo Alfageme Abogados | 25-01-2018 | 17:46| 0
blog

Si el fallecimiento de un ser querido es duro desde un punto de vista emocional, las gestiones legales que lleva consigo este suceso hacen que la vuelta a la normalidad sea aun más complicada. A lo largo de nuestra experiencia profesional, nos hemos dado cuenta que, en muchos casos, se desconocen los trámites a realizar y que, a pesar de que algunos son sencillos de realizar, la carga sentimental los convierte todos en duros y complicados.

Intentemos hacer un repaso de los pasos que no debemos olvidar:

1)     Primeros documentos imprescindibles. Hay que solicitar el certificado de defunción en el Registro Civil (mejor pedir varios, ya que van a necesitarse para diferentes gestiones) y las certificación de actos de última voluntad y de seguros de vida, previo pago de la tasa correspondiente, siguiendo las instrucciones de la web del Ministerio de Justicia. Si la persona fallecida contaba con un seguro de decesos, la aseguradora suele incluir entre sus servicios la obtención de estos documentos remitiéndosela a los herederos.

2)     Últimas voluntades: Si existe testamento hay que obtener una copia  autorizada del mismo en la notaría en la que se otorgó. Si no se hizo testamento hay que llevar a cabo una declaración de herederos, trámite que se llevará a cabo en  una notaría del  lugar en el que residía el fallecido.

3)     Pago de los impuestos relacionados con el fallecimiento. Son dos: el impuesto de sucesiones, cuya autoliquidación puede hacerse a través del programa de ayuda de la web de los servicios tributarios correspondientes o encargarlo a una asesoría fiscal. En cualquier caso, será necesario aportar testamento o declaración de herederos, los certificados mencionados y los justificantes de todos los bienes del fallecido: títulos de propiedad de los inmuebles, certificación de los saldos en cuentas bancarias u otros productos financieros a la fecha del fallecimiento, documentación de vehículos, etcétera. El segundo impuesto que debemos considerar, si en los bienes de la herencia existen inmuebles urbanos, es el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Es un impuesto municipal, así que hay que dirigirse al Ayuntamiento donde se encuentre cada inmueble. Algunos ayuntamientos delegan esta gestión en los Servicios Tributarios de la comunidad autónoma. El plazo para realizar las gestiones relativas a estos impuestos es de seis meses desde el fallecimiento.

4)     Partición y adjudicación de los bienes hereditarios a los herederos. Se hace en documento público ante Notario si hay acuerdo de los herederos, en otro caso, se efectuará judicialmente. Si se realiza ante Notario, la propia notaría puede encargarse de la gestión de los impuestos, si así lo deseamos.

5)     Cambio de titularidad de los inmuebles en el catastro.  Cuando se hace la partición de la herencia en la notaría, esta comunica al catastro el cambio de titularidad de los inmuebles, pero en otro caso esta notificación deben hacerla los herederos cumplimentando un impreso y aportando copia de los documentos que se les requieran.

6)     Cambio de titularidad de los inmuebles en el Registro dela Propiedad. No es obligatorio, aunque sí recomendable. No puede hacerse a menos que se haya llevado a cabo previamente la partición y adjudicación  de la herencia y se hayan pagado los impuestos. En caso de heredero único se puede prescindir de la escritura de adjudicación ante Notario.

7)    Solicitud de pensión de viudedad si procede ante el correspondiente organismo de la Seguridad Social y comunicación de la baja por defunción si el fallecido se encontraba cobrando algún tipo de prestación o pensión en el momento de su muerte.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos aquí:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Y si no pago la renta?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 23-01-2018 | 13:22| 0
blog

Marcos es inquilino en una vivienda y hace dos meses que no paga la renta. Acaba de llegarle un burofax en el que el propietario le da un mes de plazo para ponerse al día en lo que debe, advirtiéndole de que en otro caso procederá al desahucio. Marcos está pendiente de cobrar una cantidad importante y piensa que en dos o tres meses podrá mejorar su situación económica. Nos pregunta si tiene alguna opción de evitar el desahucio explicando su situación.

Cuando el arrendador hace un requerimiento reclamando las rentas atrasadas con al menos un mes de antelación al inicio procedimiento de desahucio, si el inquilino no paga lo que debe no podrá paralizar el procedimiento judicial ofreciendo luego ponerse al día.

Por ello, la única posibilidad que te queda es hablar con el propietario antes de que presente la demanda de desahucio, explicando tu situación por si desea confiar en ti y darte un margen de tiempo suficiente para que te pongas al día. Pero, en todo caso, si no pagas y el propietario no quiere darte una oportunidad, el desahucio será inevitable.

 

Si tienes más dudas, síguenos…

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Animales en una comunidad de propietarios
img
Cuervo Alfageme Abogados | 18-01-2018 | 11:29| 0

blog

Pablo nos cuenta que en la última reunión de su comunidad de propietarios se ha comentado la idea de prohibir la existencia de animales de compañía en el edificio. Pablo se ha opuesto porque es propietario de un gato pero el resto de vecinos ha dicho que lo mejor es someterlo a votación en la próxima junta. Pablo nos pregunta qué mayoría es necesaria para tomar ese acuerdo y si la comunidad puede sin más de un día para otro plantear esta prohibición.

La tenencia de animales domésticos es un derecho de cada uno de los propietarios. Para prohibirla es preciso que tal cuestión se encuentre incluida en el título constitutivo o en los estatutos de la comunidad, lo que es muy improbable porque es un tema muy poco habitual. Si no existe la prohibición en una de estas normas comunitarias, para establecerla después es preciso adoptar el acuerdo en junta de propietarios debidamente convocada al efecto por unanimidad, es decir, con que un propietario vote en contra ya no sería posible el acuerdo. Además si este acuerdo no se inscribe en el registro de la propiedad no se puede utilizar frente a posibles futuros propietarios que adquieran su vivienda desconociéndolo.

Lo que sí puede hacer la comunidad es acordar por mayoría un reglamento de régimen interior en el que se establezcan normas de convivencia y entre ellas alguna sobre animales como, por ejemplo, que en zonas comunes no se dejen sueltos, que no accedan a piscinas o jardines…

Comprueba título constitutivo y estatutos y, si no hay prohibición alguna al respecto, acude a la junta que se convoque y vota en contra del acuerdo sobre tenencia de animales.

Si tienes más dudas o curiosidades jurídicas, síguenos…

Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Ajustar las expectativas…
img
Cuervo Alfageme Abogados | 16-01-2018 | 15:29| 0
blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando en  una pareja existen hijos la mayor preocupación al producirse una ruptura es la custodia, seguida muy de cerca del tema económico. Con el transcurso de los años hemos ido viendo cómo han cambiado las expectativas de nuestros clientes. Si remontamos años atrás, en un divorcio era completamente excepcional que la custodia de los niños se concediera al padre y la custodia compartida ni tan siquiera se planteaba. Por ello y durante mucho tiempo, aunque el Código Civil nunca estableció diferencia de género alguna, las mujeres entendieron que en una ruptura ellas tenían la prioridad sobre el cuidado de los niños. Este dato a su vez condicionaba el uso de la vivienda familiar y la pensión alimenticia. Los padres en esa situación veían muy mermadas sus posibilidades de cuidar y atender a sus hijos así como también sufrían la mayor carga económica.

Hoy día la situación está cambiando. Si bien sigue siendo poco habitual que la custodia se conceda al padre en exclusiva, lo cierto es que la custodia compartida va ganando camino y se establece cuando hay acuerdo y también en los procedimientos contenciosos, cuando al menos uno de los dos progenitores lo pide, y las circunstancias no son desfavorables. Además, aunque no es el caso de Asturias, existen varias comunidades autónomas que cuentan con una ley de custodia compartida que facilita su concesión.

Por ello, en la situación actual, hay que intentar abrir la mente y ser flexibles porque, aunque la realidad social y jurídica va cambiando, todavía es muy grande la inercia de la situación anterior y aún son muchas las madres que entienden que deben ser ellas las que tengan la custodia exclusiva. Esto genera un desajuste entre las expectativas y las posibilidades legales que puede abocar a una batalla legal con el consiguiente desgaste y frustración de las partes implicadas. Y es que, cuando se solicita la custodia compartida y se deja la decisión en manos de un Juez, no solo puede haber posibilidades de que se obtenga, sino que además, la forma en que se repartirán los tiempos se impondrá sin demasiada concreción, siendo habitual el sistema de semanas alternas.

¿Es buena o mala para los niños la custodia compartida? Si los dos progenitores son responsables y mantienen una buena relación con los niños y entre sí, sin duda este tipo de custodia facilita el contacto y afecto con ambos. Pero en algunos casos no es lo más recomendable o incluso no funciona una vez establecida. Por ello hay que analizar cada caso particular. Cuando finalmente la opción sea la custodia compartida, a la vista de las circunstancias habrá que valorar la necesidad de instar una modificación de medidas si alguna de las partes no se responsabiliza de los niños cuando están en su compañía, a pesar de haberse comprometido a ello.

 

Si tienes más dudas o curiosidades jurídicas, síguenos…

Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Cuánto hay que esperar para demandar a un inquilino que no paga?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 11-01-2018 | 17:51| 0
blog

Arturo es propietario de una vivienda arrendada. Sabe que el inquilino ha perdido su trabajo por lo que teme que deje de pagar la renta. Nos pregunta cuántos meses de impago son necesarios antes de poder desahuciarlo y si hay que hacer algún trámite antes de poner una demanda.

Se puede iniciar un procedimiento judicial de desahucio y de reclamación de cantidades adeudadas desde el primer impago. Antes de presentar la demanda es posible hacer un requerimiento previo al inquilino concediéndole un plazo de treinta días para ponerse al día. Si tras este tiempo no cumple con sus obligaciones y se presenta una demanda de desahucio ya no podrá evitar el desalojo pagando posteriormente.

En caso de no hacerse este requerimiento previo el arrendatario podría evitar el desahucio pagando todo lo que debe hasta ese momento y debiendo abonar también las costas del procedimiento. Solamente es posible parar la acción de este modo una sola vez.

Si en contrato de arrendamiento incluye un avalista es necesario requerirle antes de presentar la demanda para que tenga conocimiento de la deuda y esté en disposición de pagar antes de ser demandado junto con el inquilino.

 

Si tienes más dudas o curiosidades jurídicas, síguenos…

Web

Facebook

Twitter

Youtube

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar