El Comercio
img
Categoría: TEMAS LEGALES DE FAMILIA
Unos cuantos consejos sencillos si estás pensando divorciarte

blog

 

Ninguna cuestión jurídica es tan personal y compleja como las que guardan relación con las rupturas de pareja. En ellas implicamos todo un arsenal de sentimientos y emociones, en muchas ocasiones contradictorios, que es preciso saber controlar y manejar para tomar las decisiones adecuadas. Y es que en un divorcio o una separación deben adoptarse medidas de cara al futuro que hay que pensar con tranquilidad, sin dejarse llevar por las circunstancias del momento, analizando bien las circunstancias y tomando en consideración fundamentalmente a la parte más sensible que son los hijos, especialmente si son menores. Por supuesto, es muy difícil en ocasiones mantener la calma y ser racional cuando las causas y razones que han desembocado en la ruptura son fuertes o están recientes pero es importante  hacerlo.

Aquí dejamos unos cuantos consejos, al menos, para comenzar a intentarlo.

  • Un primer paso es acudir cuanto antes a un abogado. Sea la ruptura contenciosa o de mutuo acuerdo, es necesario contar con un abogado y un procurador, por tanto, ya que vamos a necesitarlo de cualquier manera, es mejor que nos aconseje desde el principio. Es una buena forma de conocer nuestros derechos y evitar discusiones innecesarias que pueden surgir por simple desconocimiento. Además nos va a dar un punto de vista real del asunto, evitando introducir emociones en aquellos aspectos en los que es mejor decidir sin implicarlas.
  • Es esencial pensar en el futuro a medio y largo plazo y no centrarse en el instante en el que se produce la ruptura. Las causas no interesan desde el punto de vista jurídico, salvo que nos encontremos ante algún supuesto grave como los casos de maltrato o situaciones que pueden influir en la futura relación de uno de los progenitores con sus hijos. En la mayor parte de los casos, las razones de la ruptura ni se mencionan, ni se utilizan, ni nuestro derecho castiga en modo alguno a aquel que ha tomado la decisión o al que supuestamente ha podido fallar en la relación.
  •  Si existen hijos menores (e incluso también esto se debe aplicar a los mayores) ellos son el principal bien sensible a proteger. Todas las medidas que se adopten deben pensar en su interés y ser generosas para con ellos. No deben usarse para perjudicar al otro cónyuge nunca.
  • Es fundamental no mantenerse erróneamente en una postura inamovible. Hay que saber escuchar y en ocasiones ceder. Siempre es mejor alcanzar un acuerdo ajustado a las expectativas reales de las dos partes. Un acuerdo además facilitará siempre un cumplimiento posterior de las medidas en mucho mejor ambiente.
  • Nuestra situación personal no es comparable a la de ninguna otra pareja que conozcamos. Es un error muy habitual tratar de conseguir lo mismo que un amigo o un conocido sin tener en cuenta realmente todas y cada una de sus circunstancias.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas puedes seguirnos en

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Pensar en la economía común antes de casarse…

Jesús y Laura van a casarse dentro de unos meses y tienen todo organizado. En cuanto al tema económico han decidido abrir una cuenta para los gastos comunes, pero mantener cuentas separadas para el resto, puesto que los dos trabajan. Nos preguntan si haciéndolo así es suficiente o si tienen que redactar algún documento para que no haya problemas.

Cuando se celebra un matrimonio, salvo en algunos territorios en que se aplica el derecho foral, el régimen económico del matrimonio que resultará de aplicación es el de gananciales. Esto significa que serán gananciales y con ello comunes los ingresos que cualquiera de los dos perciba una vez casados, con independencia de la titularidad de las cuentas en que se ingresen.

Para poder administrar cada cual sus ingresos y lograr una separación de bienes es imprescindible acudir a un Notario y otorgar capitulaciones matrimoniales. Podéis hacerlo antes o después de casaros, pero en vuestro caso, ya que lo tenéis claro, lo recomendable es hacerlo antes. Estas capitulaciones conservarán su validez siempre y cuando os caséis antes de un año.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas puedes seguirnos en:

Nuestra web 

Nuestro Facebook

Nuestro Twitter

Nuestro Portal de Youtube

Ver Post >
Tres errores habituales al pensar en la custodia compartida.

 

 

NUEVO VIDEO: CUSTODIA COMPARTIDA

Cuando se produce una ruptura de pareja y existen niños, la cuestión más importante por decidir es quien va a encargarse de cuidarlos.  En este punto la custodia compartida, en la que ambos progenitores participan de los cuidados y atenciones, va ganando puntos, aunque todavía no es es sistema más utilizado. Pero ¿sabemos como funciona una custodia compartida? ¿cuándo puede o no establecerse? ¿habrá que pagar alimentos igualmente? ¿el reparto de tiempo entre padre y madre tiene que ser al cincuenta por ciento?

Lo cierto es que la mayor parte de las personas que nos consultan creen tener las respuestas, pero muchos se equivocan. Es importante entender lo que significa la custodia compartida y ajustar expectativas. 

El primer error es pensar que siempre será posible, con independencia de las circunstancias. No es así. Para que pueda establecerse un sistema de custodia compartida que pueda funcionar y no perjudique a los niños es imprescindible que los dos progenitores vivan suficientemente cerca para que sea práctico y operativo llevarlos al colegio, a sus actividades extra escolares, a su pediatra… En definitiva, hay que intentar mantenerlos siempre en su entorno, con independencia de que estén con su padre o su madre. Por ello no cabe este sistema cuando tras la ruptura se establecen domicilios en distintas ciudades, siendo más complicado o incluso imposible cuanto mayor sea la distancia. Pero no solo la distancia es un problema. También el tiempo disponible para cuidar a los niños. Si uno de los progenitores tiene un horario de trabajo que se prolonga toda la jornada o implica viajes habituales, difícilmente podrá encargarse de los niños. No se trata de dejarlos al cuidado de extraños, a no ser que ambos padres tengan que recurrir a ayuda de terceros. También es imprescindible que los dos puedan mantener una comunicación. No es necesario que se lleven de maravilla, porque si se ha producido una ruptura es normal cierta tensión, pero no es compatible la custodia compartida con precedentes de malos tratos, faltas de respeto constantes y graves o criterios completamente contrarios respecto al cuidado y educación de los hijos. Respeto y coherencia son pilares básicos para construir una custodia que no perjudique a los menores.

El segundo error es creer que por el mero hecho de establecer una custodia compartida no será necesario establecer una pensión alimenticia, pues cada uno de los progenitores se encargará de los gastos que los niños generen cuando estén a su cuidado. No siempre es así. En algunos casos sí será de ese modo, como por ejemplo, cuando padre y madre tengan ingresos similares y los niños pasen aproximadamente la mitad del tiempo con cada uno. Sin embargo, en la medida en que exista un desequilibro económico entre uno y otro o si los niños pasan mas tiempo con uno que con otro, puede entrar en juego el establecimiento de una pensión alimenticia. Por ejemplo, si la madre no trabaja y el padre sí, aunque los niños pasen la mitad del tiempo con cada uno, habrá que fijar una pensión alimenticia para cubrir los gastos de los niños cuando están con la madre, en tanto ella no tenga ingresos propios. Además habrá que establecer también la forma en que se contribuirá a los gastos extraordinarios de los pequeños.

Por último, otro error habitual es pensar que la custodia compartida siempre tiene que implicar un reparto del tiempo al cincuenta por ciento, por ejemplo, semanas alternas o quincenas alternas. Cierto que puede ser así, pero no tiene por qué serlo. La custodia compartida significa que ambos progenitores van a encargarse del cuidado de los niños, pero cuanto tiempo pasarán con cada cual habrá que determinarse en cada caso tras analizar la situación concreta. 

En consecuencia, es importante consultar con un abogado y explicarle con todo detalle las circunstancias de la familia, para poder valorar si sería factible solicitar y obtener la custodia compartida. Nuestra recomendación es intentar el acuerdo, buscando siempre lo mejor para los niños y cuando el acuerdo no es posible, analizar todas y cada una de las posibilidades, reclamando judicialmente la custodia compartida cuando se den los requisitos necesarios para que los niños puedan estar perfectamente atendidos por ambos progenitores.

En este nuevo vídeo de nuestro canal de youtube explicamos estas cuestiones.

NUEVO VIDEO: CUSTODIA COMPARTIDA

 

Más información, consultas y vídeos aquí…

http://www.cuervoalfageme.com/

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

https://twitter.com/CuervoAlfageme

https://www.youtube.com/user/cuervoalfageme

Ver Post >
Cuando se incumple una custodia compartida…

María Luisa lleva divorciada poco más de un año. Su divorcio fue contencioso y finalmente el juez estableció una custodia compartida en la que su ex marido y ella se reparten el tiempo que pasan con su hijo menor. No obstante, tiene conocimiento de que son los abuelos los que cuidan casi continuamente del menor el tiempo que tiene que pasar con el padre incluso en los fines de semana que le corresponden. Nos pregunta si puede solicitar del juez tener ella la custodia o más tiempo teniendo en cuenta esta circunstancia.

El primer paso es demostrar que se produce efectivamente esta situación. Una de las maneras es, por ejemplo, contar con el informe de un detective que nos ayude a demostrar que son los abuelos quienes se encargan del menor. Tendría que haber realmente una dejación de funciones por parte del padre y que no fuera simplemente una solicitud de ayuda o apoyo puntual.

Si se logra acreditar el problema, puede plantearse un procedimiento de modificación de medidas para intentar ajustar los tiempos de estancia del menor con cada progenitor a los que realmente cada uno puede pasar con él. Para este procedimiento precisas contar con abogado y procurador.

 

Más información, consultas y vídeos aquí…

http://www.cuervoalfageme.com/

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

https://twitter.com/CuervoAlfageme

https://www.youtube.com/user/cuervoalfageme

Ver Post >
Cumplimiento de visitas en un divorcio

Inmaculada acaba de divorciarse y tiene un niño pequeño que ya va al colegio. Le preocupa que su ex respete los días en que puede recoger al niño y no se presente sin avisar en cualquier momento, pues ya han tenido algunos problemas. Nos pregunta qué puede hacer para tener controlada la situación.

El primer paso es hablar con tu ex a fin de que comprenda que no puede hacer planes por su cuenta, que tiene que respetar el régimen de visitas establecido judicialmente. Quizás este punto pueda aclarárselo su propio abogado, pues la sentencia es reciente y es posible que aún no tenga claro cómo funciona. No obstante, como ya ha habido problemas, haz una copia del convenio o sentencia que establezca las visitas y facilítalo a la dirección del centro a fin de que tengan conocimiento de la situación y en la medida de lo posible controlen las recogidas del niño. Si los problemas persisten se podría valorar exigir el cumplimiento de lo establecido a través de un procedimiento de ejecución, para lo cual ya necesitarás contar con un abogado y procurador.

 

Síguenos

http://www.cuervoalfageme.com/

https://www.facebook.com/cuervoalfageme.abogados

https://twitter.com/CuervoAlfageme

Ver Post >
Importe de los gastos extraordinarios.

Francisco, según su sentencia de divorcio, tiene que pagar a sus hijos menores una pensión de alimentos mensual y el sesenta por ciento de los gastos extraordinarios.  Hablando con otros amigos en su situación ha comprobado que casi todos tienen que pagar la mitad de estos gastos. Tiene dudas acerca de si es normal esta diferencia y de si podría reclamar de algún modo reducir este porcentaje.

Aunque es muy habitual fijar la aportación de cada progenitor a los gastos extraordinarios por mitad, cada vez es más frecuente, y también más adecuado, establecer un porcentaje diferente para cada uno en función de sus ingresos. Es decir, que si uno de los dos cuenta con más ingresos que el otro el reparto no se realice al cincuenta por ciento sino como, por ejemplo, en su caso un sesenta y un cuarenta por ciento.

Las medidas establecidas en un procedimiento de divorcio se pueden modificar si hay un cambio en las circunstancias que se consideraron para adoptarlas y requiere un procedimiento judicial con abogado y procurador. Si han variado estas circunstancias consulta con un abogado para que estudie la situación y dé los pasos legales oportunos.

Ver Post >

Etiquetas